sábado, 18 de febrero de 2017

Mañana arranca el futbol.


Mañana domingo 19 de Febrero, los amantes del futbol de dos regiones del país podrán disfrutar de una nueva edición del Campeonato Nacional más añejo de Cuba, Campeonato Nacional de Futbol, que en su edición número 102 se ve una vez más masacrado, ultrajado, con cambio de nombre y esperemos que no anónimo como ocurrió con el Chiste del Ascenso jugado en Santi Spíritus.

Tres grupos, 12 equipos y un calendario muy sui generis así se podría definir lo que los incompetentes de la Federación Cubana de Futbol han dado por llamar Liga Nacional de Futbol, tal vez con la idea de quitarle el único orgullo que le queda a nuestro desaliñado Campeonato Nacional de Futbol, el ser más antiguo de Cuba, así tal vez no tengan que decir que es el número 102, y digan que el la Primera Liga, pero cambios de nombre aparte los males de años anteriores no sólo existen sino que son aun más graves.

Con Partidos cada dos días, en las condiciones climáticas de nuestro país, en los potreros en los que se juega al futbol en nuestro país el Campeonato Nacional parece más una invitación a las lesión, al sufrimiento del atleta, a la tortura física más que a un espectáculo deportivo.

Villa Clara, Las Tunas, Granma y Sancti Spíritus en el A. Guantánamo, Ciego de Avila, Camagüey y Artemisa en el C arrancarán mañana su camino, en los predios de los primeros, en busca de los boletos a la segunda ronda mientras que los contendientes del B: La Habana, Santiago de Cuba, la Isla y Cienfuegos jugarán en la Perla del Sur en Marzo, algo que creo es inédito en la historia de los Campeonatos Nacionales no solo de Cuba sino también del mundo, un hecho muy autóctono que deja una vez más a las claras la ineptitud de los que deben organizar todo lo referido al futbol cubano, ya sea en el plano nacional como internacional.