miércoles, 11 de octubre de 2017

No es cuestión de ADN.



Por años todos aquellos que seguimos el futbol cubano hemos tenido que oír la misma perolata de los peloterologos renuentes a aceptar el amor de los cubanos  por el deportes de los goles y las gambetas en las que califican el mismo de esnobismo, moda, algo externo y que no es propio del cubano, de su idiosincrasia que no está en su ADN.

Realmente no sabemos en qué laboratorio genético hicieron el estudio del genoma del cubano de a pie para encontrar o mejor dicho no encontrar el gen del futbol pero si la actuación de futbolistas cubanos como Osvaldo Alonso, Maykel Galindo, Eduardo Sebrango, Ariel Martínez, Jorge Luis Corrales, Yordanis Álvarez, Heviel Cordovés, Maikel Chang, Odisnel Cooper, Yendry Díaz, Yenier Bermúdez o Yaikel Pérez para solo mencionar a algunos de los que en Estados Unidos han mostrado su calidad, no les alcanza como prueba y deciden colocarlos en la rama de aberraciones cromosómicas, los resultados de anoche en la eliminatoria mundialista son una prueba fehaciente de que no existen pueblos peloterologos o futbolistas y que el éxito o el fracaso en un deporte se debe al trabajo serio y a la libertad a la que los deportistas tienen acceso.


No hablemos ya de la debacle del béisbol cubano ni de la evolución futbolística de países como Japón y Corea del Sur de gran tradición beisbolera y que desde hace años presentan selecciones futbolísticas de alto nivel ya que ambos países han destinado grandes sumas de dinero al desarrollo del mismo y eso es algo con lo que Cuba no cuenta.

Tomemos un caso claro conciso que nos toca muy de cerca, como es el de Panamá, otro país de gran tradición beisbolera y de que apegarnos a la teoría genética de nuestros peloterologos deberían tener ese maravilloso gen que hace a las personas beisbolistas e incapaces para jugar al futbol.
Anoche los panameños que hace cuatro años atrás se habían quedado al borde de la clasificación mundialista lograban su añorado boleto a la Copa del Mundo de Rusia 2018 mientras que Cuba…. Bueno Cuba era eliminada en la primera ronda, un contraste inmenso entre dos selecciones que hasta hace unos años atrás se batían de tú a tú y compartían victorias y derrotas.

Pero es que mientras los canaleros canalizaban el incremento de la popularidad del deporte entre los jóvenes, creaba su Liga Profesional, daba libertad a sus jugadores para jugar en los equipos de Ligas más fuertes que estuviesen interesados encuba ocurría todo lo contrario.

En Cuba se acortaron los Campeonatos Nacionales, no se le dio seguimiento al futbol nacional en los medios de prensa, el dinero de la FIFA no se utilizó para mejorar los terrenos de juego, obtener los medios necesarios para el desarrollo del juego o mejorar las condiciones de vida de los atletas sino que fue a parar a los bolsillos de algunos dirigentes, a las remodelaciones de los estadios de béisbol o pagar caprichos de su presidente Luis Hernández o Comisionado Nacional (actual vicepresidente) Rene Pérez por solo mencionar a las dos figuras principales dentro del órgano rector del futbol cubano.

En Cuba, con esa mentalidad feudal casi esclavista que rige el deporte, a los jugadores no se les dejó salir, se ataron aún más se dejaron a la deriva lo cual terminó contribuyendo a la emigración casi masiva de los grandes talentos del futbol cubano, unos al exterior, los llamados desertores traidores, ex cubanos, etc a los que con su paso se les negaba no solo la posibilidad de regresar a su patria en un lapso de 8 años sino que eran desterrados también de la selección nacional a la cual nunca más serían convocados y otros dentro del mismo país renunciando a la selección en busca de buscarse ellos mismos contratos en el extranjero ante la clara ineptitud de la Federación de canalizar los intereses de clubs extranjeros por nuestros muchachos y otros que dejaron definitivamente el futbol y se dedicaron a otras actividades.

Queda claro que no es cuestión de fatalismo genético el estado actual de la selección nacional cubana o del futbol cubano es cuestión de mentalidad, de ganas de trabajar de eliminar a los corruptos de sacar la política, al INDER del futbol cubano, es cuestión de entender que el futbol tienen un inmenso potencial en nuestro país, que el futbol no vive en guerra con el béisbol que ambos ocupan un lugar importante en el corazón de los cubanos, es entender que hay que dejar la política de querer separar, de esclavizar al hombre al atleta, es entender que somos todos cubanos, que todos queremos defender la misma bandera, que todos quereos defender a nuestra selección y es entender que por tradición Cuba merece un mejor lugar en el ámbito futbolístico de la CONCACAF.

Hoy mi selección, la que por que en los años 70 y 80 fue respetada a nivel regional, la que en 1982 estuvo a un  punto de regresar a un Mundial, la que en el 2002 estuvo a punto de sacar a Costa Rica de la eliminatoria mundialista, la que ganó la Copa del Caribe del 2012 merece una mejor suerte que la sangre nueva, esa que nos llevó a un Mundial Sub 20 por primera vez, que nos regaló invicta una medalla bronceada en unos juegos Centroamericanos, merecen mejores dirigentes, gente preocupada, gente de futbol que vive por el futbol y no del futbol acabando sus sueños y los de los seguidores del futbol cubano.

El estado actual del futbol cubano no es cuestión del ADN del cubano, no es una fatalidad genética es cuestión de ganas, de ganas de trabajar de hacer las cosas bien, el futbol cubano necesita ser saneado de las lacras del Marrero y de sus cómplices del INDER

3 comentarios:

  1. Como siempre mi pana,excelente articulo,Esperemos q con estos cambios que dicen que aran podamos llegar mas lejos,esperemos mas contratos y que los q quieran jugar con cuba por fin puedan venir y representar la vandera,,

    ResponderEliminar
  2. Solo vasta que con ver los resultados del futbol Cubano antes de 1959 y ahi esta la respuesta

    ResponderEliminar
  3. hay mucho de Cuba reflejado en esa seleccion de Panama, me puse muy contento con su clasificacion y segui el partido entre ellos y Costa Rica, se metio una vieja en el terreno y se desmayo jaja, en el descuento, increible las cosas que provoca el futbol...

    ResponderEliminar