domingo, 17 de septiembre de 2017

El Corro y la MLS.



El pasado Jueves, unas horas antes de que se cerrara la ventana de transferencias en el futbol de Estados Unidos, el Chicago Fire y el Tulsa Roughnecks anunciaban la firma por el equipo MLSero del lateral pinareño Jorge Luis Corrales por el resto de la temporada y el 2018 con opción hasta el 2020, en un monto no revelado y que cerró una semana de intensas negociaciones para lograr el acuerdo antes de que se llegara a la fecha límite.

La firma de Corrales no sorprendió a nadie de los que seguimos el futbol cubano ya que el pinareño había sido puesto en el “Discover list” de la MLS por el equipo del Fire en Agosto (en dicha lista los equipos de la MLS colocan a jugadores con el talento suficiente para jugar en sus filas convirtiéndose el equipo que coloca al jugador en dicha lista en la primera opción para que el futbolista firme su contrato de MLS) y posteriormente había sido invitado a entrenar con el equipo de la ciudad de los vientos durante una semana.


Si bien en los acuerdos entre ambos equipos está el que Corrales se mantenga con el Tulsa hasta finales de temporada, el equipo del Fire se reserva la opción de llamarlo a sus filas en cualquier momento en que necesite sus servicios por lo que el el debut del pinareño con la casaca roja podría producirse este mismo año.

Llegado a finales del 2015 a la ciudad de Miami Corrales se unió pronto a las filas del Fortuna SC donde fue visto por Mauro Pedersoli del Miami FC de la NASL  e invitado a los Try Outs abiertos del equipo donde impresionó al cuerpo técnico del equipo del sur de la Florida que le extendió una invitación a las pruebas invitaciones del equipo quedando en el grupo que iniciaría la pretemporada misma que con grandes actuaciones se ganó un puesto de titular.

Sin embargo la alegría del pinareño se convirtió en una verdadera pesadilla tras el primer partido con el Miami FC en la temporada regular en el que fue expulsado, algo que sirvió de excusa perfecta el italiano Alessandro Nesta para dejarlo en la banca y marginarlo, el cubano se marchitaba en la banca del Miami mientras otros de nivel mediocre pero tal vez con mayor respaldo ocupaban su puesto en la banda del Miami.

El rechazo y olvido del Miami no fue pretexto para un Corrales decido y enfocado en su objetivo, continuó trabajando con la esperanza que algo podría cambiar, que algo debía pasar y que él tendría la oportunidad de demostrar su valía.

Oportunidad que llegaría en la persona de Bruno Costa quien fungía como Director de los Scouts del Fort Lauderdale Strikers, el brasileño quien en su hoja de vida puede presumir de haber realizado ese trabajo en varios equipos de la Primera División Brasileña así como de la Confederación Brasileña de Futbol, en cuyo periodo ayudó al reclutamiento de jugadores de la talla de Neymar, Cautinho, Gabriel Jesús y William para los equipos juveniles de Brasil, vio la tremenda capacidad de Corrales y lo recomendó al cuerpo técnico de los Strikers equipo que llegó a un acuerdo con el Miami para el traspaso del cubano al equipo auri-rojo.

La inclusión de Corrales en el equipo de los Strikers ayudó a solidificar la zaga del equipo de Fort Lauderdale en la cual se volvió uno de sus líderes indiscutibles y en donde fue visto por David Vaudreil en esos momentos asistente técnico en el Rayo OKC uno de los rivales de los Strikers en la temporada regular de la NASL.

Con la desaparición de los Strikers Corrales quedaba en el limbo y con varias oportunidades para continuar su carrera en la NASL sin embargo Vaudreuil, ahora coach del Tulsa Roughnecks, no se había olvidado del juego de Corrales al frente de su equipo e inmediatamente contactó al jugador y lo invitó a ser parte de su proyecto, uno que si bien no era tan lucrativo en el aspecto económico si se mostraba muy interesante en lo futbolístico por lo que Corrales decidió aceptar la oferta de los Roughnecks y viajar a Tulsa, una apuesta futbolística que terminó dando los frutos esperados para ambas partes Corrales con un contrato de la MLS y Tulsa, tras un desastroso año 2016 donde fue última y con la peor defensa del torneo, convertida en uno de los mejores equipos de su conferencia y con grandes opciones de estar en los play off de post temporada.

Con su firma Corrales se convirtió en el séptimo jugador cubano en firmar un contrato con la MLS, lo antecedieron Rey Ángel Martínez y Albertico Delgado con el Colorado Rapids, Maykel Galindo con la Chivas USA, Osvaldo Alonso con el Seattle Sounders, Yordanys Álvarez con el Real Salt Lake y Eduardo Sebrango con el Montreal Impact le antecedieron. 

Otros como José Manuel Miranda y Erlys García se quedaron en la orilla debido a las altas pretensiones económicas de sus clubs de la USL a la hora de cerrar su s traspasos y otros como Maikel Chang, Odisnel Coooper y Heviel Cordovés parecen destinados a seguirle los pasos siendo los dos primeros los que parecen más opcionados para seguirle ls pasos tan pronto como el próximo año.

Su firma es un premio no solo a su talento sino a su perseverancia, su disciplina y deseos constantes de superarse mismos que estamos seguros que le llevarán a escalones aun más altos a los que ha llegado hoy.

En hora buena Corro. Felicidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario