miércoles, 20 de septiembre de 2017

De la Historia. Pinar del Río en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

           
La selección de Pinar del Río no vive, desde hace algunos años los momentos más oscuros de su historia futbolística sin recursos ni terrenos donde practicar este deporte el siete veces Campeón de Cuba no logra salir de la segunda división cubana donde ha terminado pagando sus penas, la pérdida de varios municipios (San Cristóbal, Candelaria, y Bahía Honda que en el pasado aportaban gran cantidad de jugadores tampoco ha ayudado en el mejoramiento del actual rostro de los verdes de vueltabajo.

            Pero el presente lánguido fue precedido de años de mucha gloria como lo fueron los finales de los 80 y principios de los 90, no sólo por los títulos a nivel nacional, sino también por su increíble actuación en la Copa de Campeones y Sub Campeones de la CONCACAF, torneo predecesor de la actual Liga de Campeones de la CONCACAF en los que se llegó a ser Sub Campeones en dos año consecutivos.

            Tras ganar la temporada 1988/89, el conjunto pinareño fue inscrito para el Torneo de 1989, mismo en el que iniciaría su participación el 12 de Julio de 1989, en La Habana (sede del Grupo Caribeño) frente al Juventus de Antillas Holandesas, equipo al que goleó tranquilamente con marcador de seis goles a cero.

            Dos días después el Defence Force de Trinidad Tobago, le ponía la cosa más complicada a los Campeones de Cuba, pero aun así estos salían con ventaja de 1-0 para llevarse los tres puntos. y el 16 de Julio el otro equipo trinitario de la justa el Trintoc aguantaba a los pinareños en un empate a tres goles, cerrando su actuación frente al Jong Colombia de Antillas Holandesas el 18 con victoria de 2-0.


            No fue sin embargo hasta la última fecha, en la que los verdes descansaron que el equipo cubano obtuvo el pase, para hacerse de la primera plaza el Trintoc debía perder o empatar frente al Defence Force, en duelo de trinitarios que terminó favoreciendo a estos últimos con marcador de 1-0.

            El triunfo en su grupo mandó a los pinareños rumbo a las semifinales donde se enfrentaron al Riviere Pilote de Martinica en partidos efectuados en La Habana el 9 y el 11 de Noviembre. Tras el empate a un gol en el primer partido los pinareños lograron llevarse el triunfo 2-1 en el segundo encuentro para ganar la eliminatoria del Caribe y pasar a la final del torneo.

            Del otro lado llegaban los Pumas de la UNAM equipo que había derrotado claramente al Herediano de Costa Rica con agregado de 6-2 (empatando el primer juego a un gol y goleando en el de vuelta 5-1).

            El 16 de Enero de 1990 en el estadio Pedro Marrero de La Habana se jugaba el partido de ida entre mexicanos y pinareños, que terminaba con un empate a un gol.        Osvaldo Alonso adelantaba a los de casa cuando transcurría el minuto 38 de juego, ventaja que llegaría hasta los 69 cuando Vera igualaba el marcador.

            El técnico pinareño José Luis Flores Hernández mandaba aquella tarde a Esteban Martínez, Reynaldo Torres, Juan Francisco Caro, Antonio Catá, Pablo Sainz, Rigoberto Reyes, Ismael del Pino, Osmín Hernández, Tieder Morejón (expulsado a los 20 minutos), Raymundo García y Osvaldo Alonso a la grama del vetusto estadio capitalino para enfrentar a Adolfo Ríos, Roberto Medina (expulsado a los 20), Abraham Nava, José Luis Salgado, Juan de Dios Ramírez, Guillermo Vázquez, Miguel España, Manuel Negrete, Juan Carlos Vera, Luis García y Jorge Campos, los elegidos por el estratega mexicano Mejía Barón, todos bajo el arbitraje del tico Luis Hernández, que estuvo asistido en la líneas por los cubanos Osvaldo Brea y Ángel Mesa.

            Con poco tiempo para aclimatarse a la altura de México, el 6 de Febrero los verdes salieron al Estadio Universitario con Esteban Martínez bajo los tres palos, Reynaldo Torres, Juan Francisco Caro, Antonio Catá (Carlos Torres 61’), Pablo Sainz, Rigoberto Reyes, Amado Povea, Ismael del Pino, Raymundo García, José Torres (Cuqui Amaro 72), Osvaldo Alonso para enfrentar a unos Pumas conformados por Ríos, Medina, Nava, Salgado, Ramírez, Vázquez España, Negrete, Vera, García y Campos.

            Fueron los mexicanos los que forzados por el hecho de ser local salieron en busca del resultado y a los 8 minutos encontraron premio ante un muy defensivo equipo pinareño.

            Una falta de Povea en las cercanías del área motivó un tiro libre que cobra Vera, el balón sobrepasa la barrera y le hace un extraño a Esteban que no puede controlarlo y tiene que ir a buscarlo al fondo de las redes.

            Tras el gol el dominio local se hizo casi total con constantes avances por las bandas y centros en busca de los delanteros que una y otra vez fallaban frente al arco verde hasta que a los 38 minutos Vera se internó por la izquierda hasta llegar a la línea de fondo, mandar un centro raso para Campos que aprovecha una falla defensiva para enviar el cuero al fondo de las redes para el 2-0.

            El segundo gol de los pumas parecía dejar decidido el cotejo sin embargo a los 45, Alonso se manda al ataque y es derribado dentro del área por Salgado, Raymundo “El Ruso” García fue el encargado de cobrar y marcar por Pinar del Río.

            Para la segunda mitad el libreto se repitió con un equipo mexicano atacando y Pinar del Río tratando de contener al rival en busca de algún posible contragolpe y nivelar el encuentro, pero las esperanzas verdes se esfumaron al 61 cuando Esteban comete falta Penal sobre Vera, Negrete cobra y pone el 3:1 definitivo.

            El partido fue dirigido por el guatemalteco Juan Pablo Escobar secundado en la líneas por Arturo Brizio y Edgar Codesal ambos mexicanos.

            Tras obtener su tercer  título en fila en el Torneo Nacional el conjunto pinareño arrancó su preparación (tanto para la eliminatoria del Caribe como el Campeonato Nacional) el 7 de Mayo en su cuartel general de la Bombonera bajo las ordenes de Jorge Luis Flores que contó con una preselección de 42 jugadores compuesta por Esteban Martínez, Lázaro Morejón, David Martínez, Carlos Moreno y Chang Silverio como porteros.

            En la defensa formaban el grupo Reinaldo Torres, Antonio Catá, Pablo Caridad Sainz, Carlos Torres, Irán Espinosa, Julio Díaz, Julio Torres, Tomáx Hernández, Félix Castaño, Juan Carlos Salgado, Lázaro Rivera e Iván D’Feria y Juan Caro

            Osvaldo Alonso, Lázaro Amado Povea, Rigoberto Reyes, Reinaldo Amaro, Lázaro Dalcourt, Osmín Hernández, Frank Rivera, Rodolfo Hernández, Diosdado Alonso (quien era hermano de Osvaldo), Orlando Keset, Lázaro López, Lázaro González y Marcelo Tey conformaban los mediocampistas mientras que la delantera la componían Raimundo García, Omar Hernández, Ismael del Pino, Juan E. Pérez, Yomber Agüado (que venía de proclamarse líder goleador del Campeonato Nacional Juvenil), José I Torres, José Luís Mezquía, Osmany Hernández, Daniel Mezquía, José Carlos Gómez, Jorge Morejón

            El conjunto de la más occidental de las provincias cubanas arrancó el Torneo de la CONCACAF eliminando al conjunto Deportivo Central de las FAR con un global de 4-2 tras obtener victoria de 3-1 en el partido de ida y empate a un gol en el de vuelta.

            Tras lo cual debieron enfrentarse al FICA de Haití, en el primer encuentro, jugado en Haití y en medio de un arbitraje polémico según las palabras del técnico pinareño el equipo cubano logró sacar un empate a un gol.

            En la tarde haitiana Pinar del Río saltó a  la cancha con Esteban en la puerta, Bahía y el Chorro Torres en la defensa junto a Irán y Catá. Amaro, Del Pino  y el Nani Reyes conformando la media dejando el ataque para Osvaldo Alonso, el Zafiro García y Juan Enrique Pérez.

            Fue una tarde corta pero muy provechosa para el Zafiro que a los 20 minutos puso delante a los pinareños, pero inmediatamente debió dejar el juego debido a algunas molestias que presentaba, Amaro sería el otro cambio dejando su puesto al veterano Povea a los 45 minutos de juego.

            El marcador llegaría con la ventaja pinareña hasta el minuto 85 cuando una falta dentro del área pequeña fue sancionada con tiro penal, mismo que aprovechó el equipo local para empatar el encuentro.

            El 16 de Septiembre se jugaba la vuelta en Cuba y allí los Campeones Nacionales fueron mejores que los haitianos derrotándolos 3-0. Gracias a dos goles de Osvaldo Alonso y uno de Ismael del Pino.

            En la tercera ronda lo esperaba otra vez un equipo de Martinica: el excelcior los verdes regresaron de la isla caribeña con un empate a cero y el 29 de Noviembre lograron el pase a la final en tierras cubanas.

            La buena fortuna acompañaría a los pinareños al sortearse las semifinales entre los tres equipos que llegaron a las mismas quedando bye y a la espera de lo que sucediera entre el América y el Olimpia

            Serían las Águilas del América de México quienes llegarían a la final tras solventar la eliminatoria ante el Olimpia con agregado de 4-2 (victoria de 3-0 y derrota de 1-2).

            Nuevamente la serie se abrió en Cuba, en el Pedro Marrero y nuevamente los pinareños lograron arrancar un empate al visitante, esta vez 2-2.

            El 9 de Febrero de 1991, Esteban Martínez, Reynaldo Torres, Antonio Catá, Pablo Sainz, Rigoberto Reyes, Lázaro Dalcourt (Ismael del Pino 43’), Osmín Hernández, Frank Rivera, Osvaldo Alonso, Juan Enrique Pérez y Jorge Luis Mezquía enfrentaron a los americanistas García, J. Hernández, Rondón, Alfredo Tena, De los santos, Farfán, Domínguez, Guillermo Huerta, Antonio Teodoro Dos Santos ‘Toninho”, Luis Roberto Alves “Zague” y Ortega, dirigidos los primeros por José Luis Flores, nuevamente, y los segundos por el yugoslavo Dragoslav Sekularac. El trinitario Ramesh Ramdhan fue el encargado de dirigir el encuentro secundado por los también trinitarios John McClurie y Errol Forbes.

            Como en la final anterior Osvaldo Alonso el encargado de abrir el marcador cuando corrían los 20 minutos de juego, pero cinco minutos Guillermo Huerta igualó el marcador, el infortunio golpeaba al equipo local cuando Catá enviaba el balón al fondo de su propio marco a los 31 minutos, Osmín Hernández nivelaba el marcador a dos minutos de terminarse la primera parte para redondear el marcador final.

            Para el partido de vuelta el equipo Pinar del Río viajó con 16 jugadores. Incluyendo dos porteros: Esteban Martínez y Carlos Morenos, como jugadores de campo hicieron el viaje: Reynaldo Torres, Carlos Torres, Antonio Catá y Pablo Sainz, Rigoberto Reyes, Iram Espinosa, Lázaro Dalcourt, Ismael del Pino, Osmín Hernández, Frank Rivera, Raymundo García, Osvaldo Alonso, Juan Enrique Pérez, Jorge Luis Mezquía. El técnico Jorge Luis Flores Hernández estuvo acompañado de los asistentes Eddy Tomás Delgado y Raymundo Díaz. Umberto Marín y Julio Duarte fueron los periodistas que acompañaron a la delegación.


            El 12 de Marzo se jugaba el partido de vuelta en el Estadio Azteca, en un partido que fue dominado de principio a fin por los locales que terminaron ganando con marcador de 6 goles a 0 con dos goles de Antonio Teodoro Dos Santos  “Toninho” (3’ – 6’ - 84’), Luis Roberto Alves “Zague” (68’ – 80’) y Osmín Hernández (85’Ag)

            Pinar del Río alineó ese día con Esteban Martínez, Reynaldo Torres (Carlos Torres 74’), Catá, Sainz, Reyes, Dalcourt, Osmín Hernández, Osvaldo Alonso, Pérez (Rivera 62’), el Ruso García, Jorge Luis Mezquía, mientras que las Águilas del América lo hacían con García (Chávez 46’), J. Hernández (Guillermo Huerta 70’), Rondón, Alfredo Tena, De los Santos, Farfán, Domínguez, Munguía, Antonio Teodoro Dos Santos “Toninho”, Luis Roberto Alves “Zague” y Ortega. Majid Jay de los Estados Unidos fue el árbitro principal y fue secundado por los también norteamericanos Jack D’Aquila y Vincent Mauro.

            Transcurrieron 16 años para que el equipo verde regresara a Copa de Campeones de la CONCACAF, pero esta vez no lograron pasar de la fase de grupos en la primera vuelta., misma en la que fueron ubicados en el Grupo E junto al Jong Colombia de Antillas Holandesas, el Baltimore de St Marc de Haití y el Bassa SC de Antigua.

            El 4 de Noviembre del 2007 los verdes debutaban contra el Jong Colombia al que derrotaron con claridad 5:1. Yaisel Torres abrió el marcador a los 4 minutos y el mismo Torres aumentaba la cuenta a los 11. Djarston Torbed redujo el déficit a los 22 pero Reinier Alcántara restablecía la ventaja de dos goles tan solo un par de minutos más tarde y Gisbel Morales dejaba las cosas 4-1 a los 30. El quinto gol llegaba a los 79 por intermedio de Manuel Salgado.

            Dos días después, los pinareños que formaron con Omany Hernández - Yasniel Valdes (46: Manuel Salgado), Raicel Mezquía, Jesús Monte, Raúl Martínez, Gisbel Morales, Yaisel Torres, Reinier Alcántara, José Ciprian Alfonso, Yoerlandi Puente (66: Jorge Félix Morejón), Yusniel Arteaga se enfrentaron al Bassa SC que envió a la cancha a Tahari Lewis - Ashton Cyrillen, Deshon Browne, Ranja Christian (89: Ashon Martin), Edlorn Williams, Kevin Watts, Frantz Braithwaite (72: Lennox Julian), Randolph Burton (87: Davon Rowe), Neil Jeffers, Jamie Thomas, Dave Carr en busca de su primera victoria (habían caído 1:2 frente al Baltimore de St Marc 1-2 en la primera fecha.

Una victoria sedimentaba el paso a la segunda ronda para los pinareños que se pusieron delante por intermedio de Reinier Alcántara apenas a los 8 minutos de juego ventaja con la que llegarían hasta el minuto 48 cuando Jamie Thomas igualaba por el Bassa y 14 minutos después Ranja Christian le daba la vuelta al marcador y ponía cifras definitivas al encuentro. El central del encuentro, el guyanés Stanley Lancaster amonestó a Burton a los 19 minutos.

marcador con el que se llegaba hasta los 48 minutos cuando Jamie Thomas igualaba para los del Bassa y a los 62 Ranja Christian le daba la vuelta al marcador con su gol y dejaba sentenciado el marcador final 1-2.

Solo una victoria frente al equipo haitiano (que había despedazado 12-0 al Jong Colombia en la segunda fecha) el día 8 le servía a los pinareños para pasar a la segunda ronda, tras la victoria 4:1 del Bassa sobre el equipo de las Antillas Holandesas.

            En busca de los tres puntos el Campeón de Cuba alineó con Osmany Hernández, Raciel Mezquía (quien jugó con tarjeta amarilla desde los 37’), Raúl Martínez, Gisbel Morales, Yaisel Torres, el Capitán Reinier Alcántara, Jorge Félix Morejón quien daría paso a Yoerlandi Puente a los 69, José Ciprían Alfonso y Yusniel Arteaga (sustituido a los 88 por Manuel Salgado)

            Por su parte el técnico Dorvilus Ander-Pierre armaba su once con Philogene Henry Junior - Luckson Joseph, Alain Vubert, Joseph Junior, Louis Serge, el capitán Roland St. Jean Pierre, Elestin Luxene (sustituido por Michel Gabriel a los 88 minutos), Joseph Baril (quien dio paso a Louissant Jean a los 75 minutos), Ednerson Raymond (quien fuera remplazado por Nicolas Emerlin 86 ), Peter Germain, Jerome Mechack.

            Todos bajo la dirección surinamés Enrico Wijngaarde que además de la amarilla a Mezquía también le mostró la pálida a los haitianos Serge a los 21, Vubert 33 y Meschack a los 74, enviando a las duchas segundos antes de finalizar el partido al también haitiano Vubert


            Las cosas no empezaron bien para los verdes que a los 48 vieron como Peter Germain vencía a Osmany Hernández para adelantar a los haitianos, el mismo jugador repetía la dosis a los 65, dos minutos más tarde Raúl Martínez devolvía un poco de esperanzas a los dirigidos por Luis Alberto Mijares y cinco minutos más tarde, Gisbel Morales igualaba el marcador, sin embargo la reacción pinareña quedó ahí  y las esperanzas de pasar a la siguiente fase murieron con el silbatazo final del Wijngaarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario