viernes, 11 de agosto de 2017

De la historia. Visita del Real Madrid a La Habana (Final)


El gran partido ofrecido por el Marianao a los visitantes creo grandes expectativas entre los aficionados habaneros, más aun porque el rival en turno para los madrileños eran nada más y nada menos que los Toros de la Juventud Asturiana.

Y así tres días después, el domingo 4 de Agosto, y ya descansados y con conocimiento del terreno de juego el público que asistió al Estadio del Cerro vio al Real Madrid en pleno esplendor enfrentarse a los Toros de el Juventud Asturiana.

La tarde habanera veía a los Toros salir con Pedro Pablo Arosamena en la Puerta, Strat Hoyos y Jesús Rojo en la defensa; Saslain, Bernardo Llerandi y La Fuente en el mediocampo; Brioso, Juan Carlos Carreras, Colangelo, Carlos Leblanc y Paul Rock en la delantera mientras que el conjunto visitante lo hacía con J. Alonso, G. Alonso, Horn, Navarro; Muñoz, Montalvo; Olmedo, Joseíto, Pahiño, Narro y Molowny

Desde el mismo arranque del partido son los madrilistas los que dominan y Pahiño, Molowny, Joselito y Montalvo bombardean la meta que Arosamena, mientras que los locales sólo logran responder por la banda donde aparece el haitiano Rock Paul que es un verdadero dolor de cabeza para Muñoz y Alonso.


El primer gol de la tarde llegaría a los 23 minutos, Jesús Rojo que había tenido muchos problemas para poder controlar a Molowny, jugando esta vez de winger izquierdo, no puede controlar al español que se adentra en la zona de peligro y se conecta con su compañero de banda Narro que define para el 1-0.

Los roji-blancos de la Asturiana reaccionan de inmediato y tras el saque desde la línea de meta Saslain se conecta con el haitiano Paul que cuelga un centro para Colángelo que trata de bajar el balón y este pega en un defensor rival quedándole al mismo Colángelo que bate al cancerbero madrilista.

El entrenador del Juventud sustituye a Rojo por Michel en busca de poder controlar a Molowny pero del otro lado, por la banda de La Fuente la brecha empezaba a abrirse pues Colangelo empezaba a mostrar signos de agotamiento por tener que bajar continuamente a ayudar a la defensa ante la lentitud de La Fuente.

Olmedo, Joseito y Pahiño se iban fácilmente por esa banda y es este último el que hace estremecerse el poste de la portería local, disparo que milagrosamente no es gol a favor del visitante.

El uno a uno del medio tiempo es mucho premio para los Toros que vivieron unos largos 45 minutos en la segunda mitad.

Para la segunda mitad los merengues regresaron en el mismo tono que terminaron la primera mitad aprovechando el hueco en la derecha del sector defensivo de los locales, y es Pahiño quien vuelve a intentarlo con un disparo formidable que obliga al panameño Arosamena a un colosal atrapada evitando lo que parecía un gol imparable.

La presión surte efecto a los seis minutos de juego tras una serie de combinaciones entre Joseíto y Olmedo, el primero le sirve el balón al segundo que lo manda a guardar dándole la ventaja a los de blanco e iniciando el descalabro total de los Toros.

Apenas un minuto más tarde, de nuevo por la banda derecha Joseíto se conecta con Pahiño que esta vez si logra mandar el cuero al fondo del tejido.

Nuevo cambio en el conjunto local saliendo Strat Hoyos y entrando Benítez que se coloca de medio volante bajando a La Fuente a la defensa en lo que la prensa de la época que ve en este último la parte más flaca de los locales y por donde se va el partido se refiera al cambio de forma pintoresca diciendo “Y el enterraó de la comarca: Juan Simón, siguió allí para enterrar el partido, para hundir al equipo local”

Tal y como se suponía el cambio no sirvió para cubrir la brecha de la banda derecha y Olmedo y Joseíto continuaron jugando a sus anchas siendo este último el que pusiera el 4-1 a los 15 minutos, tras lo cual el técnico visitante hizo que entrara Olsen en su lugar, no demorando el argentino en dejar su marca anotando el quinto de su equipo, Olmedo pondría el sexto tras lo cual fue acado para darle la oportunidad a Zárraga.

Con el partido totalmente desbalanceado se produce un hecho curioso cuando el entrenador cubano hace entrar a Brioso en lugar de La Fuente, un Brioso que había sido ya sustituido por Melón Castillo minutos antes.

La comodidad del marcador o los cambios hace que los asturianos comiencen a controlar mejor los ataques de los merengues y se aventuren en campo contrario, es así que Carreras llegue con opciones ante el meta Alonso pero falla.

Se mueven las bancas y Ruiz entra por Carreras en el conjunto de casa y Clemente por Gabriel Alonso en el Madrid y minutos más tarde Pipa Cordero por un muy desgastado Colángelo. El desfile de cambios continua y Alvarito ocupa el lugar de Pahiño y Cosme el de Alonso.

A los 43 Rock Paul recogió un balón tras un cobro de tiro de esquina y mando un disparo a puerta que Cosme sujeta pero al caer cae dentro de su marco para el segundo gol local que de poco consuelo serviría ya que los presentes aun tendrían tiempo para ver el séptimo gol del Madrid en los pies de Molowny y el octavo conseguido por Zárraga, estos dos últimas anotaciones tuvo que irlas a recoger al fondo del marco Pellegrino que había sustituido a Arosamena

No hay comentarios:

Publicar un comentario