jueves, 15 de junio de 2017

Santiago, Ciego de Ávila o Camagüey: ¿quién será el campeón de 2017?

-->

Por Osmany Torres.
Después de la jornada sabatina del 17 de junio a La Liga Nacional de Fútbol solo le quedarán 180 minutos para conocer su monarca. Por lo visto hasta el momento, el torneo de este año podría finalizar con un nuevo campeón tras la inestabilidad del titular de 2016, Villa Clara.

Santiago de Cuba ha sido el equipo de mejor rendimiento a lo largo de la temporada y tiene en sus manos la posibilidad de hacer historia si consigue treparse a lo más alto del podio. Sin embargo, Ciego de Ávila no quiere ponérselo fácil y planea llevarse a casa su sexto banderín. En tanto Camagüey también tiene hambre de título y desea revivir la experiencia de 2015 cuando fue el mejor equipo de Cuba.


Según el calendario el líder Santiago de Cuba tiene el cierre más complicado al medirse en la novena fecha a Ciego de Ávila en el CVD Antonio Maceo, y terminar la hexagonal en Zulueta ante Villa Clara.

En el Maceo los indómitos batieron el pasado curso a los Tiburones 2x1 con dianas a la cuenta de Eddy Olivares y Jorge Villalón, en tanto Yaiko Picallo marcaba el de la honra para los avileños. En 2015 los anfitriones también impusieron su ritmo para vencer a los avileños 2x0.

Si frente a los Tiburones los más cercanos referentes son positivos, contra el Expreso del Centro en Zulueta los números muestran una derrota de 1x0 en 2016 por el gol de Yoelvis González.

Por su parte los avileños, además de su desplazamiento a feudo santiaguero donde suman par de fracasos consecutivos, deben viajar a Cienfuegos en la décima y última fecha. El pasado curso en el Luis Pérez Lozano los Tiburones mordieron tres veces a los Marineros para ganar 3x2 con el decimotercer gol del certamen para Sander “Keko” Fernández.

Por su parte, Camagüey enfrenta a los dos últimos de la clasificación, Cienfuegos y Las Tunas en lo que podrían ser partidos trampas por la situación de sus rivales. El encuentro frente a los Marineros por la novena fecha será en el Luis Pérez Lozano, en tanto contra los tuneros en la décima será en Minas.

De ser necesario para la definición de los lugares, los Miuras viajarían a Manatí para disputar el choque pendiente de la primera vuelta.

La temporada pasada en la casa de los Marineros, los Miuras se impusieron 1x0 gracias al tanto del mediocampista Raidel Fernández. Mientras en su territorio los titulares de Cuba en 2015 no pudieron pasar del empate a uno con los tuneros que en el desafío de la segunda vuelta en el Ovidio Torres de Manatí superarían a los camagüeyanos 3x1.

El ariete Duxney Espinosa abrió el marcador para los visitantes pero Héctor Rondón, Dairon Blanco (P) y Ángel Góngora protagonizaron la remontada de los anfitriones.

Una temporada no se parece en nada a otra pero muchas veces los números, las cábalas o supersticiones, como prefieren llamarle algunos, terminan por concretarse y definir el rumbo de un torneo. De ahí la importancia del partido de este sábado para los tres contendientes por el título, sobre todo para Santiago de Cuba que si suma de a tres meterá mucha más presión a Ciego de Ávila y Camagüey, quienes esperan un tropiezo de los indómitos para alcanzar la cima de la clasificación.

Veremos entonces cómo queda el panorama tras la jornada de este 17 de junio y si se cumplen o no en el cierre de la Liga Nacional las conjeturas expuestas a partir de las estadísticas de 2016.    

5 comentarios:

  1. Santiago parte como favorito, pero todo puede cambiar en el fútbol. El año pasado La Habana de Dariem era líder faltando cuatro jornadas y se desplomó. Ya todos conocen mi posición sobre el bueno de Dariem, no voy a ahondar en eso. Ahora que ha regresado a Cuba, saliendo en la TV cubana y todo - solo faltaban los paparazzis - ojalá nos ilumine con sus "extraordinarios conocimientos" traídos de esa "gran liga" de Antigua y Barbuda.

    Esperemos que Mambrini no corra la misma suerte y se proclame campeón. Todo se definirá con la recepción de Ciego cuyo atacante, Keko Fernández, no es ningún ciego de cara al arco rival. Ya veremos dijo un ciego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese sarcasmo no le hacienta, lo que mejor le hacienta es que por lo menos aprendió en Antigua y Barbuda mucho más que Rene como comisionado de Cuba y usted que toma su nombre y escribe varias veces en el día, símbolo de desempleo y persona de baja nivel cultural.

      Eliminar
    2. hahahahahahah. zas en toda la boza

      Eliminar
    3. Los éxitos de René Pérez son el haber acabado con las largas concentraciones, que todos los equipos cubanos se queden antes de la final de CONCACAF y los que lleguen a esa instancia no puedan ni hacer un papel digno, provocar que muchos jugadores y técnicos de experiencia se alejen del fútbol, volver el torneo nacional un desastre, mucho mayor del que ya era con Luis que al menos buscaba la forma de dar algunos pares de tacos, trajes y algún q otro short o pulóver para los equipos. El llegó y se adueño de un resultado que se gestó cuando él estaba tomando ron en Venezuela o en Alto Rendimiento haciendo trizas al fútbol. Claro con lo descarao que es el tenía que hacerse el dueño de algo que no le tocaba pero mira como está que no quiere sacar la cabeza y solo quiere alejar los focos del Marrero para que no sea vea su mierdaaaaaaaaaaa. Como por ejemplo que se gasta 500 dólares en teléfono todos los meses, de dondeeeeeeeeeee, del INDER, seguro que no, o de donde sale el dinero para emborracharse y llegar con aliento etílico a visitar las Comisiones provinciales y las EIDES, de dónde saca dinero para rentar autos grandes y hospedarse en hoteles a pierna suelta con su familia. Ese será su legado, si se le puede llamar así a un tipo que en cuanto salga de la Comisión será un fantasma. Para que seguir...

      Eliminar
  2. Como seguidor del Futbol Cubano, siempre espero que el campeon sea mi preferido, el "Expreso" Villa Clara. Pero esta bastante lejos de defender el titulo. Me gustaria que Ciego de Avila sea el campeon ya que tienen al Keko Fernandez. Saludos desde Argentina.

    ResponderEliminar