lunes, 12 de junio de 2017

Corrales y lo injusto del futbol.


Foto: Lori Scholl
El pinareño Jorge Luis Corrales experimentó este domingo lo injusto que suele ser el futbol a veces, y es que el pinareño terminó siendo el villano de su equipo en la derrota del Tulsa frente al Swope Park Rangers en un partido que parecía destinado para el empate a un gol.

Corrales quien había tenido un excelente partido tanto en defensa como en sus contantes subidas por la banda  cometió una falta en tiempo añadido de la segunda mitad, falta que el central entendió fue dentro del área (a nuestro juicio, de haber sido falta, esta fue fuera del área) señalando el penalti que le devolvería la ventaja a los locales que apenas un minuto más tarde lograban el 3-1 definitivo.

Fue un partido contralado durante la mayor parte del tiempo por el conjunto de los Rangers que trataban de llevar peligro con balón controlado a los predios del Tulsa que apostaba por un error de los defensores rivales, y las subidas por las bandas buscando con centros a su larguirucho delantero Svantesson.


Fue a los 56 minutos que Cameron Iwasa, logró desnivelar el partido con un bombazo desde fuera del área que dejó sin opciones al portero del Roughnecks: Cerda, clavándose en el ángulo superior derecho de su portería.

Tras el gol el equipo naranja buscó la igualada, presionando sobre el marco rival pero sin éxito, hasta que a los 75, el jugador argentino Castrili (uno de los jugadores del Chicago Fire a préstamo en Tulsa) logró aguantar la embestida de un rival dentro del área, hacerse del balón y mandar un centro templado, a media altura que fue enviado al fondo de las redes por el defensor Oumar Ballo, de excelente partido hasta ese momento.

El gol motivó al equipo visitante que creyó en la posibilidad de los tres puntos, sin embargo sus esfuerzos fueron vanos frente al arco rival y cuando parecía el partido terminaría en empate apareció la desdichada jugada de Corrales para que Mark González desde el punto de penal venciera a Cerda para poner a los suyos 2-1 al frente.

Apenas dos minutos un desentendimiento en la línea del fondo del Tulsa dejó a González solo frente a Cerda que no pudo hacer nada por evitar el 3-1 definitivo.

En lo estadístico Corrales logró una efectividad en los pases del 89.8 porciento (76.2 en el medio campo rival), ganando 7 de sus doce duelos, con 6 tackles y dos intercepciones, con sólo dos faltas en los 90 minutos de juego, con la mala fortuna de que una de ellas fue sancionada con un tiro penal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario