domingo, 18 de junio de 2017

Arielito brilla en la noche de Miami.


Ariel Martínez volvió a demostrar su gran nivel y que está para ser parte del once titular de Miami, algo que el técnico del equipo, el italiano Alessandro Nesta se niega a ver, este sábado al anotar un gol y dar una asistencia en la victoria de Miami sobre Jacksonville 4-0.

No fueron muchos los minutos que vio el espirituano, sólo 21, pero los aprovechó de gran manera primero a los 79 minutos con pase “quirúrgico” de vas de 20 metros para dejar a Rennella sólo frente al portero del Jacksonville y pusiera el 3-0.


Seis minutos más tarde, conseguiría su primer gol de la temporada, recibió al borde del área y ante la marca del rival logró abrirse el espacio y rematar cruzado para un verdadero golazo y la explosión de júbilo de lo más de 5 mil aficionados presentes.

La victoria le sirvió al equipo del sur de la Florida para afianzarse en el primer lugar de su Liga, la NASL, con 27 unidades, 7 más que el San Francisco Deltas que marcha segundo con 20.

Mientras esto ocurría en Miami, en Cincinat, Maichel Anhausser sorprendía a todos dejando a Maikel Chang en la banca para el compromiso frente al equipo local, siendo Odisnel Cooper el único de los cubanos en ser de la partida, y si bien el camagüeyano tuvo responsabilidad en el primer gol del partido al salir muy lejos de su marco en un tiro libre aunque después recompuso la figura y respondió muy bien en las veces que lo pusieron a prueba.

Cordovés y Chang que entraron en la agonía del partido estuvieron a punto de desnivelar el marcador a favor de Charleston en el último minuto de juego cuando un centro de Chang encontró a Cordovés en el centro del área pero el cabezazo dirigido del motor encontró un portero de Cincinnati bien colocado para evitar el gol.

En San Antonio en otro partido de la USL, el coach de Tulsa arriesgó en demasía dejando a Jorge Luis Corrales en la banca en su partido frente al líder y único invicto de la Liga, el San Antonio FC y terminó pagándolo muy caro pues los goles del local llegaron por la banda donde debió estar el pinareño.

La entrada de Corrales y Calistri por Tulsa en la segunda mitad le cambiaron la cara al visitante, que controló el partido pero le faltó el gol, algo que si encontró el local en un contragolpe organizado por la derecha de la defensa de Tulsa, y que terminó con un balón filtrado que Corrales alcanzó a sacarle al delantero del San Antonio cuando este se disponía a rematar a puerta, la mala fortuna hizo que el balón cayera a los pie de un jugador de San Antonio que remató ajustado al primer poste para poner el 3-1definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario