martes, 18 de abril de 2017

Chang marca su primero, Cooper cierra el arco.



En una noche dedicada a los Súper Héroes en el MUSC Stadium el Charleston Battery derrotó sin muchos contratiempos al Rochester Rhinos con marcador de 5-0 gracias en gran medida a la gran actuación del jamaiquino Romario Williams que marcó tres goles y se apuntó una asistencia en una demoledora primera mitad que terminó con marcador de 4-0.

Para la tropa cubana la noche estuvo marcada por el debut del camagüeyano Odisnel Cooper y el primer gol de la temporada del capitalino Maikel Chang.


Cooper quien había visto  los tres primeros partidos del torneo desde la banca de suplente debutó dejando su marco con cero goles en contra.

El camagüeyano tuvo una primera mitad muy tranquila y entró en acción por primera vez a los 40 minutos con un balón fácil al primer palo que el gato controló sin problemas.

La segunda mitad tuvo un color diferente sobre todo en los primeros minutos en los que un Battery relajado por el amplio marcador se relajó un poco y permitió que el visitante llegara a la puerta del gato quien fue obligado a dos buenas intervenciones, primero cerrándole el ángulo al delantero de Rochester y aguantando muy bien el fogonazo y después con una espectacular volada hacia su izquierda en un disparo desde fuera del área que amenazaba con colarse en su ángulo.

Fue además la noche para el debut goleador del Maikel Chang en este 2017, gol que llegaría a los 82 minutos, pero antes el capitalino había deleitado con su habitual magia con el balón y sus pases punzantes además de haber tenido dos disparos con su pierna zurda el primero en el que obligó a una buena atajada por parte del portero de Rochester y un segundo que si bien parecía traer poco peligro fue mal controlado por el portero  estuvo a punto de caer en los pies de un jugador del Battery.

El gol llegaría tras u centro desde la izquierda para el Battery, el balón en cierta manera hace contacto con Cordovés y se desvía lo justo para caerle a los pies de un desmarcado Chang que con sangre fría levanta la cabeza y busca donde poner el balón lejos del alcance del portero del Rhinos y hasta el fondo de las redes.

Cordovés quien entró a los 75 minutos por el goleador de la noche: Romario Williams, mostró su presencia física constantemente en el área de Rochester pero además del semi pase en el gol de Chang tuvo pocas oportunidades de cara al gol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario