sábado, 29 de abril de 2017

Ariel el sinónimo del futbol.


Una vez más Ariel Martínez volvió a darnos la razón y en la noche en la que el Miami FC dedicó a la Herencia Cubana el espirituano brilló con luz propia en los 39 minutos que el técnico Alessandro Nesta decidió darle de juego.


Recibido con una ovación de los presentes en el estadio Riccardo Silva Arielito demoró muy poco en demostrar toda su calidad. Con sus regates, sus desmarques y sus disparos inyectó alegría y futbol al Miami FC que lució un rostro más refrescaste y aumentó la presión sobre el marco del Edmonton que la sacó barata en  su visita a la ciudad del sol.

Ariel lo alegre de su juego trajo a sus pies el estadio que lo coreo y apoyó cada vez que intentaba alguna de sus travesuras futboleras que solo de milagro no terminaron en gol, como aquel remate de derecha que reventó el poste derecho del arquero visitante.

Ariel cambió la cara del Miami FC, lo convirtió un equipo más dinámico, un equipo más agradable a la vista del aficionado un aficionado que el FC busca atraer con celebraciones como la de hoy sin darse cuenta que quienes realmente atraen al público son los jugadores y el buen futbol sin importar de que nacionalidad sean.

Grande Ariel, una vez más grande y gracias por el futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario