lunes, 13 de marzo de 2017

Liga Nacional de Fútbol: Nave marinera hace aguas

El Rifle festejó con dos goles
Por Carlos E. Chaviano Hernández Fortos: Héctor R. Castillo
 
El equipo de los Marineros del Cienfuegos cayó dos goles por cero ante su similar de Isla de la Juventud en el partido de cierre de la quinta fecha correspondiente al grupo C en la Liga Nacional de Fútbol, segmento que se disputa desde el pasado día 5 del corriente mes en el estadio Luis Pérez Lozano, de la sureña barriada de Bonneval.

La derrota, segunda en línea de los dirigidos por Frank Pérez Espinosa, hizo caer a la nao local al tercer escaño del apartado (siete puntos), por detrás del líder Santiago de Cuba (11) en horario matutino los indómitos le endosaron otra goleada a La Habana, y de sus victimarios de hoy, quienes escalaron al segundo puesto con ocho unidades.


El inicio del desafío parecía más alentador para la afición local, pues el cuadro de casa comenzó bien plantado en la cancha y dominó las acciones sin contratiempos. Pero el mal de los equipos cienfuegueros volvió a hacer acto de presencia, y el tiempo transcurrió sin que los anfitriones lograran siquiera disparar entre los tres palos.

En el complementario las cosas tampoco mejoraron pese a los cambios introducidos por el alto mando sureño. Y la deseada presencia del invitado principal brilló por su ausencia pese a la mayor tenencia de la redonda. Sin embargo, un desliz de la defensa dejó el balón a los pies del letal delantero “insular” Yoandir Puga, y el “Rifle”, como cada vez que le dan la oportunidad, no perdonó, para poner delante a los suyos cuando transcurría el minuto 60.

A partir de ese instante los marineros lo intentaron con todo, pero otra vez salió a relucir la escasez de delanteros eficaces que padece hoy el fútbol en esta región del centro sur cubano.

Muestra fehaciente llegó ya en el descuento, cuando en un cobro de esquina el arquero de la Isla tuvo una pésima salida, sin embargo ninguno de los jugadores que intervino en la puja por el centro, a puerta descubierta, pudo empujar la esférica hacia las redes en un controvertido lance que se divide entre quienes lo vieron culminar en gol y el encargado de decidirlo: el linier, que no lo vio así. 

La secuencia fotográfica en cinco cuadros que acompaña la nota le añade sazón a la disputa, pues un poco da razón a los que estaban en línea y aseguran que el cancerbero cayó con la mitad del cuerpo sobre la raya de sentencia y el balón reposando debajo, en zona para declarar válida la anotación. Pero de cualquier manera vale recordar que si en España se equivocan, cómo no esperar los de aquí también yerren, contando sólo con sus ojos para decidir en fugaces jugadas de apenas fracciones de segundo. 

Y por aquello de que “cuando no haces, te los hacen”, de inmediato (exactamente al 90+5), Puga volvía a marcar para definir el desafío, ahora con una vaselina sobre el portero de casa que había salido en intento por despejar fuera del área. Para muchos (y quien escribe también lo suscribe) el auxiliar villaclareño Andy Pérez se equivocó de manera ostensible y garrafal, pues el fuera de juego era más que apreciable.

En sentido general el trabajo arbitral dejó que desear, pues luego de la primera diana los jugadores de Isla de la Juventud abusaron del “teatro”, y el fisioterapeuta de ese once semejaba un jugador más, debido a sus constantes intervenciones para “atender” a aquellos que se tiraban adoloridos al césped. Ante la impavidez del juez principal el también villaclareño Jorge Olais, el cancerbero de la selección pinera escenificó la increíble ‘puesta en escena’ de unos cinco minutos acostado sobre la grama, y aunque todavía a los isleños les restaba un cambio, el árbitro nunca apeló a lo razonablemente lógico: exigir la sustitución del guardameta, si tan de cuidado como ‘aparentaba’ ser la dolencia se trataba. A la postre, el tiempo añadido fue de ocho, a pesar de todos los cambios y la “atención primaria de salud” que convirtió al ‘Pérez Lozano’ en Cuerpo de Guardia de atrezzo.

Con el resultado del duelo matutino, el seleccionado indómito bajo las riendas del técnico italiano Lorenzo Mambrini se afianzó en la cima gracias a los goles de Jorge Villalón (19′), Erick Rizo (23′) y Pablo Labrada (86′), válidos para hundir más en el sótano al decepcionante plantel de la capital, que ha sumado un solo punto y todavía no ha marcado diana alguna.

Este miércoles finaliza en la Perla del Sur el primer tramo de la clasificatoria. En horario de la mañana (9:30 a.m.) se disputará el interesante choque SCU-IJV, cuyo marcador pudiera tornarse crucial para los sureños: empate o derrota de los isleños serían vistos con buenos ojos, toda vez le quedaría a los locales la esperanza de regresar al subliderazgo del grupo, si en definitivas esa tarde (3:45 p.m.) los Marineros se hacen con los tres puntos frente a La Habana en el duelo del cierre. Pero bueno, primero se necesita pájaro en mano, no volando, tal cual reza el refrán. (Periódico 5 de Septiembre)





 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada