miércoles, 16 de noviembre de 2016

La Habana comienza entrenamientos rumbo a Nacional de Fútbol

-->

Por Osmany Torres.
 Con muchas caras nuevas y un nuevo director técnico, comenzó esta semana la preparación del equipo de La Habana con vistas al Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División. En esta primera etapa el colectivo técnico trabajará con 56 futbolistas recién salidos del torneo provincial que terminó a principios de mes con la victoria de Habana del Este. Arroyo Naranjo, campeón defensor, y Playa escoltaron al nuevo monarca del fútbol habanero.


Hasta hace unos meses todo hacía indicar que el seleccionado capitalino encararía el principal certamen futbolístico de la isla con un grupo muy similar al del pasado curso. Sin embargo, en las últimas semanas varios futbolistas y el técnico de las últimas tres temporadas, Dariem Díaz, tomaron rumbo a Antigua y Barbuda para incorporarse a varios clubes de esa nación caribeña.

Bajo el amparo de la nueva política de contratación del INDER, algunos jugadores (Danilo Torres, Yosvani Vinent, Yunio Nash y Jorge Fariñas) salieron por la vía oficial, mientras otros lo hicieron por la parte personal sin presentar sus papeles a la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC).

En ese contexto, la Comisión Provincial de Fútbol de La Habana decidió nombrar al hasta entonces asistente de Dariem Díaz, Luis Manuel Elejalde, como nuevo seleccionador de la capital. En tanto la vacante de Díaz en el cuerpo de dirección era ocupada por el exinternacional Manuel Bobadilla, quien dirigió a Playa este año en el certamen local.

A pesar de la obligada renovación en el plantel y de los movimientos en la dirección del plantel, Luis Veitía, Comisionado Provincial, aseguró que el objetivo del equipo es mantenerse entre los tres primeros lugares del Campeonato.

“Sabemos que será difícil por la juventud e inexperiencia de muchos de nuestros jugadores que tendrán que jugar muchos partidos en pocos días. El cambio de estructura es algo que no nos favorece pero vamos a darlo todo por mantenernos en la élite del fútbol cubano”, señaló Veitía.

El cambio al que se refiere Veitía y según se comenta de manera extraoficial en el ámbito futbolístico no es otro que la división en tres grupos de cuatro equipos del torneo de Primera División. Para ello se mantendrán los 10 equipos de Primera del pasado curso y subirán a la máxima categoría los dos primeros lugares del Torneo de Ascenso a jugarse en enero.

El Campeonato contará con dos etapas en una sede fija y en cada una de ellas los elencos disputarán seis partidos para un total de 12. Los dos primeros lugares de cada zona pasarán a una ronda final que tendrá carácter de liguilla con partidos de ida y vuelta como se desarrollo el torneo el pasado año.

De manera general se jugarán 22 choques en la temporada, cuatro más que en 2015, pero también se atentará contra la integridad física del jugador al planificarse en la primera etapa seis partidos en once días. Algo que va contra todas las reglas de la FIFA que estipula como tiempo mínimo para desarrollar un partido de primer nivel 72 horas.

Si a esto sumamos las condiciones de nuestros campos, si se les puede llamar de esa forma, las condiciones de viaje (tren) y alojamiento que se anuncian (moteles deportivos) y el factor clima, tendremos la mezcla perfecta para un Campeonato que tendrá muy poco de espectáculo y mucho de un simple torneo para cumplir con un calendario de actividades programadas por el INDER.

A decir de muchos el fútbol es el deporte preferido de niños y jóvenes y por la cantidad de clubes que comienzan a mostrar interés en Cuba (Inter de Milán, Real Madrid, Cruz Azul, etc.) el futuro podría ser prometedor. Sin embargo, cuando vemos cosas como estas la realidad no lleva en el sentido contrario. 

1 comentario:

  1. Quiero aclarar que el campeón provincial no era Arroyo Naranjo sino Habana del Este,asi que era campeon defensor. Por otra parte Dariem estuvo 4 años frente al equipo no 3.
    Por lo demás estoy de acuerdo con todo el resto de tu publicación. No es saludable tantos partidos seguidos mucho menos en esas condiciones. En vez de avanzar estamos retrocediendo en el tiempo.

    ResponderEliminar