miércoles, 26 de octubre de 2016

El que merece no pide

Ser futbolista en Cuba es una tarea para titanes pues a pesar de ser en estos momentos uno de los deportes que más se practica en el país tanto con fines recreativos como deportivos tiene dentro del propio seno de la Comisión Nacional de Fútbol a sus más fuertes detractores. Es imposible pensar que los funcionarios encargados de dirigir y fomentar la práctica de esta disciplina deportiva sean las primeras barreras u obstáculos que encontramos los que si amamos y damos la vida por este maravilloso juego. Hace muy poco un amigo acabó de vivir la más amarga de las decepciones en cuanto a materia futbolística, pues tuvo la oportunidad de participar en un curso FIFA para directores técnicos de futsal impartido por el instructor FIFA Constantine Konstin una grata experiencia en el campo profesional, pero en el personal una total decepción al ver desde dentro como trabaja la mafia del fútbol cubano, como son capaces de robar y mentir tan descaradamente sin temor a las consecuencias, como disfrazan tras algunas frases gastadas su incapacidad para generar ideas o aportes para el desarrollo del fútbol en la isla.


La Comisión Nacional encabezada por el compañero René un demagogo por excelencia es especialista en desilusionar a toda la familia del fútbol cubano(entrenadores, atletas y seguidores), hace años que el fútbol y futsal los más fuertes en nuestra isla se enfrentan al ingenio de estos funcionarios, con segundas divisiones locas sin aseguramientos logísticos ni organizativos adecuados, jugándose partidos todos los días y hasta en ocasiones como el caso de Pinar del Río en Artemisa el año pasado tuvo que jugar dos partidos el mismo día pues había suspendido por lluvia el día anterior y el calendario era más que ajustado, o si nos remontamos al Campeonato Nacional de Futsal del 2014 en las Tunas donde a alguien de la Comisión se le ocurrió realizar el torneo con nueve equipos en dos grupos, uno con 5 equipos y el otro con 4 y donde una vez más los vueltabajeros ubicados en el grupo impar tuvieron que efectuar dos desafíos en una misma fecha, algo totalmente en contra del cualquier reglamento avalado por la FIFA. Las denuncias de muchos amantes del balompié tanto dentro como fuera de nuestra isla en contra de la dirección nacional son innumerables, por ejemplo siempre he escuchado que en este país todos los dirigentes deben rendir cuenta a sus trabajadores y subordinados de su gestión, pues bien esto en el fútbol no se da, las decisiones de René y su camarilla son autoritarias e incuestionables, no existe el espacio para reflexionar o dialogar con los territorios y que estos aporten ideas, siempre bajo el lema: Haz lo que yo digo y no lo que yo hago.

Es una vergüenza ver como un directivo como Garcés vicepresidente de la AFC, obtiene un diploma de participación en el curso FIFA de futsal recientemente concluido y nunca participó en una clase práctica, no formó parte de ninguno de los equipos de trabajo y lo más importante no se le escuchó nunca dar un criterio o aportar su experiencia profesional durante las sesiones de trabajo, solo iba por las mañanas y regresaba en la tarde a su casa como un directivo más, y en la clausura estaba como el primero recibiendo su diploma al igual que el resto de entrenadores del país. Ni hablar con el problema del módulo del curso, FIFA garantiza un módulo para cada entrenador que participa en estos cursos internacionales, pues bien después de más de 4 días de pretextos e inconvenientes para dar la ropa, se toparon que el módulo no estaba completo, pues al parecer en el traslado desde el puerto a la industria deportiva (dependencia del INDER) y después hacia la comisión nacional de fútbol, se extraviaron o sustrajeron intencionalmente no puedo asegurar parte de las prendas como medias, pulóveres, etc.

Además se sacaron por error tacos de fútbol en vez de tenis de futsal, por supuesto no se entregaron pues no correspondían al módulo de estos entrenadores, pero bien el compañero Vila responsable de esta actividad se comprometió en que mandaría los tenis después a cada entrenador, ojos que te vieron ir…….. a buen entendedor con pocas palabras.

 Al final debían haber dado un paquete de medias que trae tres pares de medias para cada entrenador y solo se dieron un par de medias, un par de tenis de futsal que nunca llegaron y unos pulóveres que se extraviaron, y lo mejor de todo es que dialogando con colegas que han participado en cursos anteriores comentan que siempre pasa lo mismo, y entonces me pregunto: ¿Dónde está el resto de la mercancía que falta? ¿Quién es el culpable del faltante, la AFC, el INDER o el gobierno? ¿Qué pasa ahora con las cosas que sobraron, quienes se quedan con ellas? ¿Cuándo llegarán los tenis de esos entrenadores que no han pedido nada, sino es algo que la FIFA les da como parte de su superación y responsabilidad profesional?

Interrogantes como estas se hicieron durante toda la semana los entrenadores de futsal de CUBA y ninguna tuvo una respuesta alentadora por parte de la dirección nacional del fútbol, al contrario fue contundentemente reforzada con la decisión de suspender el campeonato nacional de futsal por parte de Rene (el ser superior), alegando supuestamente que el gobierno retiró el presupuesto en moneda nacional por culpa del huracán Matthew, por lo cual no se podía realizar la competencia y quedaba suspendida. Información que difería de la que manejaban algunos entrenadores que conocían de primera mano que la provincia de la Habana contaba con una posibilidad de reprogramar el nacional para el mes de diciembre, pero una vez más salió a relucir la incapacidad para dirigir del Comisionado mandando prácticamente a callar a un entrenador de provincia con la frase lapidaría: NO ME ENTIENDES; NO ME ENTIENDES!!!!!

Dejando por hecho que era él quien no quiere más competencias y el ciclón fue un pretexto barato, este nacional que ya había sido pospuesto del mes de agosto a octubre por otra decisión que no entendí nunca pues los jugadores del equipo nacional no participarían para evitar lesiones con vista al mundial. Además cabe preguntarse, solamente le retiraron el presupuesto al nacional de futsal, pues el nacional de boxeo se dio sin problemas, la TNA de baloncesto masculino comienza el 7 de noviembre y la liga de voleibol comienza el 2 de diciembre, todos estos eventos nacionales de primera categoría, por eso vale decir: René una vez más quedas retratado ante la familia del fútbol y el futsal cubano.

Un dirigente que en la clausura del curso de futsal es capaz de decir y cito: ‟ el conocimiento no puede comprarse porque no tiene valor”. Estudie compadre y aprenda a utilizar nuestra lengua española pues si quiso decir que el conocimiento no se puede comprar porque tiene un valor incalculable o infinito es entendible, pero si no tiene valor; o sea es nulo pues claro que nadie intentará pujar por poseerlo. Cuando eres capaz de magnificar todo lo que haces en nombre de la Comisión Nacional de Fútbol y eres incapaz de aceptar críticas constructivas o sugerencias  sobre las cosas mal hechas, entonces estamos ante un grave peligro. Un amigo mío dice que todas las personas nos equivocamos, unos más; otros menos. Cuando estamos entre los menos no importa pues quiere decir que aceptamos más, pero cuando unos se equivocan tanto y tan seguidos entonces algo pasa, y es el caso suyo René.

La comisión nacional tiene un elevado promedio de edad, y algunos funcionarios parecen vitalicios, destinados a dirigir como dioses desde el OLIMPO por toda la eternidad. En Cuba hay jóvenes comprometidos con el presente y el futuro del fútbol cubano y por ende con su pueblo, llenos de motivaciones, ideas y responsabilidades para llevar al balompié cubano a lo más alto del área de CONCACAF.

Algunos son entrenadores muy capaces, con categorías docentes y científicas que avalan su trabajo y alternan en muchos casos su responsabilidad deportiva con la de formar y educar futuros profesionales en nuestras universidades, tarea de primer orden en nuestra sociedad. Estos jóvenes están ávidos de responsabilidades para desarrollar el fútbol cubano y llevarlo a otro nivel superior, lástima que encuentren en usted y su entorno frenos lacerantes para su desempeño como profesionales. Cuidar puestos y rodearse de personas de menor nivel y que solamente se limiten a cumplir órdenes puede ser una estrategia de guerra muy buena, pero para crear, crecer y desarrollar algo en la vida, en este caso al fútbol cubano hay que rodearse de personas emprendedoras, creativas, jóvenes de alma, dispuestos a no ver en el bloqueo económico una justificación sino un reto a superar, aplicando variantes eficientes y escuchando a todos aquellos que tengan algo que decir. 

Uniendo y creando equipos de trabajo, no dejando mal sabor y criterios adversos a donde quiera que vayan. Socializando y generalizando proyectos e ideas, no imponiendo dogmas y métodos arcaicos.
Hay una frase que dice: Tantas miradas no pueden estar equivocadas, y usted René tiene todas las miradas del fútbol cubano en su contra, lamentablemente usted no es el único lo que pasa es que es la cara, pero junto a usted hay un grupo de secuaces que dañan la integridad que una vez tuvo nuestro deporte a nivel internacional. Basta solo señalar algunos como Luis René Yero, mira qué casualidad también es René, que ha hecho y deshecho a su antojo en el fútbol cubano y sin comunicarle a nadie en Cuba las causas lo han quitado de su puesto, pero los que vivimos dentro del balompié cubano sabemos que era una decisión que no se podía postergar más. Un funcionario que en el partido contra Curazao todos los que tuvimos la posibilidad de ir al Pedro Marrero lo vimos como bajó al terreno con un haragán a sacar agua para que se terminara de jugar el partido, decisión que perjudicaba directamente al equipo cubano, lo que le valió después una trifulca con el entrenador cubano Triana.

Por qué una disciplina como el futsal que ha participado en 5 de los últimos 6 Campeonatos Mundiales y además tiene jugadores como Wilfredo Carbó, ‟Papi” Portal y Boris Salamé en el HALL de la Fama de CONCACAF, que tiene records mundiales como el jugador más joven en disputar un pre-mundial y jugar un mundial (Diego 17 años) y el único entrenador que ha estado en 5 mundiales Clemente Reynoso, además de estar entre los tres mejores equipos de CONCACAF durante más de 6 años no tiene una Liga o Campeonato Nacional con vergüenza donde se puedan jugar al menos 10 juegos por cada equipo y cada provincia pueda contar con sus selecciones oficiales entrenando todo el año y que los jugadores de futsal para poder garantizar una licencia deportiva o mantenerse compitiendo no tengan que alternar el fútbol con el futsal.

Por qué desde la visita de Blatter a la Habana no hemos podido terminar de instalar el terreno sintético donado por la FIFA, sin embargo en el mismo periodo de tiempo Haití, nación asolada por terremotos, enfermedades y una pobreza extrema ha logrado instalar tres terrenos de alta calidad.
Pudiera estar escribiendo toda una vida sobre la realidad del fútbol cubano y como no vemos esperanzas de como vayamos a mejorar, espero que alguien que tenga algún poder de influencia lea estas reflexiones y se solidarice con la familia del fútbol cubano que tanto sufrimos y que todos aquellos que estamos en lo más bajo de esta cadena alimenticia nos unamos y luchemos contra ese depredador voraz que significa René y su pandilla. 

Saludos a todos los que amen este deporte y les pido desde lo más sincero de mi ser que no descansen, que no se detengan, que no se callen ante nada ni nadie que como este directivo nos quiera limitar nuestras ganas de luchar y soñar. Recuerden siempre que mientras hagamos las cosas por pasión y amor y no por un sueldo, o por cuidar un cargo las cosas al final por difíciles que parezcan terminan dando frutos, por eso yo desde aquí invito a todo el que quiera sumarse a seguir amando este deporte y continuar construyendo sueños imposibles como el de regresar a un Mundial, que siga luchando desde su pedacito y que nunca olviden una frase de esa gloria deportiva Alfonso Urquiola cuando dijo: EL QUE MERECE, NO PIDE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada