viernes, 16 de septiembre de 2016

Selección sub.17 buscará título del Caribe en Trinidad y Tobago


Por Osmany Torres.
La selección nacional sub.17 de fútbol viajó este jueves a Trinidad y Tobago donde se disputará la final del Caribe de las eliminatorias mundialistas rumbo a la India 2017. El primer objetivo del plantel guiado por Rufino Sotolongo es conseguir uno de los cinco boletos que otorga el torneo al premundial de CONCACAF, aunque no esconden su intención de ganar la justa a disputarse entre el 15 y el 25 de septiembre.
Según el calendario divulgado por los organizadores el equipo cubano se medirá en el grupo B de la final del Caribe a las representaciones de Curazao, Guadalupe y Surinam por ese orden. Como viene sucediendo últimamente en este tipo de eventos, los ganadores de zonas jugarán la final regional, mientras los segundos pugnarán por el tercer puesto.

Para buscar la clasificación al premundial del próximo año en Panamá Rufino Sotolongo cuenta prácticamente con el mismo grupo futbolistas que ganó la primera fase del Caribe jugada en Saint Kitts y Nevis. Entre las caras nuevas en los 20 convocados se encuentran el zaguero Ernesto Dueñas, el mediocampista Karel Espino y el ariete Manuel Cruz.
A pesar de solo sumar los TRES partidos internacionales de la primera fase, el equipo cubano llega en buena forma a la Final del Caribe al completar seis semanas de trabajo en las que el colectivo técnico hizo énfasis en el posicionamiento táctico, las coberturas defensivas y las jugadas de finalización.
El poder goleador de los jugadores de ataque es algo que llama la atención a los entrenadores que llegaron con ciertos temores a la primera fase de las eliminatorias pero los 19 goles anotados en tres partidos acabaron con todas las dudas.
No solo el ataque respondió bien en la primera ronda jugada en San Kitts y Nevis, pues la línea defensiva no permitió goles contra Dominica, Barbados y el elenco anfitrión. Al buen desempeño de los cuatro zagueros se debe sumar la seguridad bajo los tres palos del portero Dany Echevarría, atento en la salida y seguro en el juego por alto.
En el orden individual sobresalieron en la primera fase el ariete Ribaldo Roldán y el capitán Brian Savigne, máximos goleadores del equipo con cinco y cuatro perforaciones respectivamente, mientras Yandri Romero y Ronaldo Rossette consiguieron tres anotaciones para de conjunto estampar su firma en 16 de los 19 tantos de Cuba en el torneo. 
Un hecho que favorece el buen rendimiento de los hombres de arriba es la preferencia de Rufino Sotolongo de emplear el 4-4-2 como esquema base, aunque en determinados momentos del partido el equipo cambia su postura para manejar los tiempos de juego o tener mayor posesión.
Más allá de que la Asociación de Fútbol de Cuba no pudo conseguir la necesaria preparación internacional para el equipo y que por cuestiones logísticas en la Escuela Nacional de Fútbol Mario López el grupo no se concentró con mayor antelación, el colectivo técnico y los futbolistas sueñan con regresar a Cuba a un mundial después de su última participación en Italia 1991. El primer paso ya lo dieron con su gran demostración en San Kits y Nevis, veremos cómo les va ahora en esta nueva aventura en Trinidad y Tobago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada