lunes, 12 de septiembre de 2016

Cuba por buen resultado ante Tailandia en mundial de futsal


Por Osmany Torres.
La selección nacional de futsal prepara lo que será su segunda presentación en el mundial de Colombia cuando se mida este martes a Tailandia en la ciudad de Medellín. Los cubanos están obligados a mejorar la imagen del debut contra Egipto (1x7) si pretenden no ocupar el sótano del grupo clasificatorio B. Luego de una fecha Rusia y Egipto suman 3 puntos, en tanto cubanos y tailandeses están sin unidades en el fondo de la clasificación.

Para no caer goleados como sucediera el sábado ante los faraones egipcios, Cuba debe dejar a un lado los nervios y entrar concentrada a la cancha. Los conducidos por Clemente Reinoso tienen que entender que cuando reciben un gol no es momento de señalar culpables si no de recoger la pelota del fondo de las redes para ir en busca del partido.
Un fracaso frente a los tailandeses, anfitriones del pasado mundial y ocupantes de un espacio entre los mejores 16 equipos del mundo, está entre los pronósticos de los especialistas pero si los cubanos se aplican en defensa, mantienen la concentración durante los 40 minutos de juego y aprovechan al máximo sus ocasiones de gol, cualquier cosa podría suceder.
Un factor fundamental para que Cuba se mantenga en el juego ante el elenco asiático será el rendimiento bajo los tres palos de Brennieth Suárez, o Nelson Jhonston si el colectivo técnico decide darle la oportunidad al santiaguero tras la pobre actuación del capitalino en el primer choque.
Cuba es una de las cenicientas del mundial y sus arqueros deben estar preparados para un bombardeo constante, algo que parece no haber concientizado aun el sustituto del legendario Wilfredo “La Roca” Carbó, quien a principios de año se acogió al retiro. Desde entonces Suárez ha defendido la valla cubana y en torneos como la final del Caribe disputada en La Habana, el premundial de Costa Rica y las giras de preparación previas al mundial, ha quedado a deber en los disparos rasos, la ubicación en su área de dominio y el juego con los pies.
Resulta válido aclarar que no toda la culpa de la goleada inicial de 1x7 con Egipto recae sobre Suárez, pues sus compañeros perdieron las marcas con facilidad en reiteradas ocasiones y se mostraron incapaces de contrarrestar la movilidad de los egipcios con un buen parado táctico.
Mientras a la ofensiva poco para reseñar de los cubanos que solo tuvieron una finalización positiva en el tramo conclusivo del encuentro con el potente disparo de Alejandro Marrero para maquillar el resultado.  
Mucho para analizar y cambiar en un período de tres días para Clemente Reinoso y su colectivo técnico desde el fracaso inicial a la segunda presentación. En unas horas sabremos si los jugadores entendieron la lección o vuelven a ser presa de sus propias carencias.  

1 comentario:

  1. es lo que me parecio en el primer juego mario. vi muy mal al portero. tiene que trabajar en vase a eso.Eduard D

    ResponderEliminar