jueves, 14 de julio de 2016

Gala de premiación en Villa Clara cierra de manera oficial Nacional de Fútbol


Roberney Caballero MVP del Torneo (Foto Tomada del Periódico Vanguardia)
Por Osmany Torres.
La Gala de premiación de la edición 101 del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División cerró de manera oficial el principal certamen futbolístico de la isla. El evento se desarrolló en el cine teatro Camilo Cienfuegos de Santa Clara con la presencia de técnicos y capitanes de los primeros tres equipos del torneo, además de varias autoridades del fútbol nacional, árbitros y personal de apoyo del certamen.

 El premio más cotizado de la velada fue para el extremo villaclareño Roberney Caballero quien fue nombrado como el mejor jugador del campeonato. El número 2 del Expreso del Centro fue uno de los artífices del decimocuarto título del conjunto dirigido por el debutante Raúl Mederos al marcar seis goles y dar otras tantas asistencias.
Entre sus goles más importantes del curso estuvieron el del Pedro Marrero ante La Habana en la jornada dieciséis y el conseguido en Placetas por la fecha dieciocho frente a Granma.
Al igual que sucedió la pasada temporada el reconocimiento entre los goleadores fue para el avileño Sander “Keko” Fernández. El moronense firmó 16 tantos en 17 partidos para llevarse a casa su tercer pergamino como máximo goleador del torneo cubano.
Mientras, en el área de la portería se produjo un hecho singular al coincidir los números del avileño Anoide Sardiñas y el guantanamero Geandris Megret.
En 1300 minutos ambos cancerberos permitieron un total de 15 goles de ahí que la Comisión Nacional de Fútbol decidió entregar el premio a los dos jugadores. Para el guantanamero Megret este es su primer reconocimiento como mejor arquero de la isla, en tanto el avileño Sardiñas ya vivió esa experiencia hace algo más de cinco años. 
En la categoría de arbitraje el premio no podía recaer en otra persona que en el holguinero Yadel Martínez, mejor árbitro de Cuba desde el 2014. En tanto como asistente fue premiado el villaclareño Raidel Toledo.
Tras entregar todos los premios individuales, llegó el momento reconocer las actuaciones colectivas de La Habana y Guantánamo, escoltas de Villa Clara en la tabla de posiciones.
La idea de incluir por primera vez en la Gala la premiación del tercer y segundo lugar agradó a los capitanes y técnicos de los planteles implicados que tuvieron sensaciones encontradas al pasar muy cerca del trofeo principal y no poderlo levantar.
El momento cumbre de la Gala se produjo cuando el Comisionado Nacional René Pérez entregó el trofeo de Campeón Nacional al capitán del Expreso del Centro Yannier Martínez. Entre aplausos y sonrisas cómplices el mediocampista de Zulueta levantó el título catorce para el Expreso del Centro.
El cuarto cetro para los villaclareños en los últimos seis años tuvo un significado especial para el actual capitán del conjunto naranja que en su primera temporada como líder del grupo emuló a legendarios estandartes del Expreso como Odelín Molina y Yenier Márquez.
En sentido general la Gala cumplió su cometido y cerró de manera oficial la edición 101 del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División.
Como todo evento en sus primeras versiones, La Gala del Nacional de Fútbol tiene un gran margen de mejora en temas como promoción, espectáculo y participación de la afición. Algunos futbolistas y técnicos participantes en el evento coincidieron en la necesidad de que un acontecimiento tan importante  para el fútbol cubano demanda una mayor difusión por los medios de comunicación. 
Para ello será indispensable una estrategia comunicativa del máximo ente rector del fútbol en la isla que debe establecer alianzas con todos los actores del “fenómeno fútbol” para convertir su Gala en un acontecimiento trascendental para la presa y la afición.
La posibilidad de abrir nuevas categorías en la Gala para que prensa y afición elijan al mejor jugador de la temporada, al futbolista revelación o sencillamente voten por su once ideal del Campeonato, son algunas de las ideas que podrían ayudar a que la Gala siga creciendo.
Este tipo de celebración se realiza desde hace tres años cuando el fútbol cubano adoptó la nueva estructura de Liga y su principal propósito es premiar a los mejores jugadores del torneo doméstico y exaltar al equipo campeón en su tierra.
La primera Gala del Campeonato Nacional de Fútbol se desarrolló en Ciego de Ávila en 2014, mientras la de 2015 tuvo lugar en Camagüey. Aquel evento tuvo un carácter simbólico pues marcó el cierre oficial de la edición 100 del principal torneo futbolístico de Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada