domingo, 31 de julio de 2016

Combinación cubana salva al Battery.

-->
Tal y como ocurrió el fin de semana pasado la combinación cubana Chang-Cordovés resultó vital para el Charleston Battery, si bien hace siete días lo fue para darle los tres puntos, este sábado sirvió para rescatar un punto frente al FC Cincinnati.

Tal y como va siendo habitual, sólo el Chino Chang fue de la partida en un partido en el que el FC controló los ritmos del primer tiempo y en el que ambos equipos tuvieron una oportunidad clarísima de gol, salvada en extremis por los arqueros.

Fueron los locales los encargados de abrir el marcador a los 52 minutos por intermedio de Omar Cummings, gol que obligó al coach del equipo aurinegro a buscar mayor potencia en el ataque algo que buscó con la entrada de Heviel Cordovés, quien en su primer año con el Battery se había especializado en anotar goles saliendo de la banca, algo a lo que parece empieza a habituarse nuevamente este año.


A los 70 minutos, Maykel Chang (con estilo nuevo de cabello) levantó con la zurda un corner que fue bien cabeceado por el Motor poniendo la paridad en el marcador, el gol motivó al conjunto de Charleston que estuvo muy cerca de conseguir el empate con un cabezazo del Tsonis, sustituto de Williams, que reventó el travesaño de la portería del Cincinnati, algo que repetiría Cordovés minutos más tarde, aunque el central señaló falta del cubano al momento de rematar.

La jugada controversial del partido llegó con el tiempo casi vencido, un pase largo a las espaldas de los centrales del Cincinnati fue controlado por Cordovés, que dentro del área trató de driblar a su marcador, que se lanzó a sus pies arrebatándole el balón con la mano, una falta clara que el silbante ignoró completamente a pesar de los reclamos del cubano.

Al final un buen punto para el Battery, en el terreno del tercer puesto de su sector y que dejó a ambos equipos tranquilos en la parte alta de la clasificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario