jueves, 9 de junio de 2016

Sin kilómetros para el fútbol tunero



Por Raynol Paz Carmenate(Tomado del Periodico 26)
La realidad que vive desde hace un tiempo el equipo tunero de fútbol parece no encontrar voces en el camino que puedan dar una respuesta concreta sobre la situación de un elenco consumado ya en la primera división del fútbol cubano.

Y es que prácticamente desde el pasado mes de mayo, los futbolistas tuneros afrontan los partidos del Campeonato Nacional sin entrenamientos previos, porque sencillamente la Dirección Provincial de Deportes no ha sido capaz de crear un mecanismo eficiente que permita el traslado diario de los jugadores desde el Motel Los Caciques (Tunazucar) hasta la pista de atletismo.

Al parecer gestionar un transporte en estos tiempos parece cosa difícil para los términos administrativos que rigen la contratación de los mismos y más, si partimos de que el organismo rector del deporte tunero no cuenta con un medio de transportación propio, o al menos uno que funcione con regularidad.

Ante esta disyuntiva, algunos intentos por zanjar el asunto quedaron a medias: “existió la posibilidad de trasladar a los jugadores para la academia de deportes y así ya nos quitabamos el problema del transporte, pero sería cambiar un mal por otro.

La academia no tiene las mismas condiciones que donde estamos, ni de alimentación ni de descanso y hay que recordar que estamos en medio de la competencia y si una cosa es importante, la otra también”, señala el director técnico Réwal Ochoa.

Sobre cuanto afecta el problema en el alistamiento de los jugadores, el preparador físico de Las Tunas, Eder Bood ofreció algunos datos alarmantes. “El equipo entrena de martes a viernes y de los últimos 31 entrenamientos planificados, solamente se han podido realizar diez, con 21 afectaciones por este motivo. La preparación ha estado en la segunda parte del torneo al 34%, con mayor déficit en los por cientos de resistencia y fuerza que nos ha sido imposibles de realizar”. “Es cierto que todo empeoró ahora, pero en febrero y marzo también jugamos con poco entrenamiento, por ejemplo cuando Ciego nos goleó 6-0 todo se alarmaron, pero es que esa semana tampoco se entrenó, así se hace complicado tener buenos resultados”, añade Bodd.

Contradictoriamente el equipo alcanzó su mejor nivel de rendimiento en mayo cuando alcanzaron siete puntos ante elencos fuertes como Guantánamo, La Habana y Granma.

Agrega el entrenador que “la carga de trabajo acumulada anteriormente permitió afrontar esos partidos a un nivel aceptable, pero ya en esta última fecha enfrentamos a Santiago de Cuba y el rendimiento mermo considerablemente, algo lógico en correspondencia con la deuda de entrenamiento”.

Mayor incomodidad produce el hecho de que no se trate de una cuestión de presupuesto, el monto destinado para la edición 101 del Campeonato Nacional de Fútbol es lo suficientemente solvente como para no carecer de transporte. Por eso sería conveniente preguntarse, ¿dónde quedó la capacidad de gestión de la Dirección Provincial de Deportes? ¿No existe posibilidad de acudir al sector no estatal?

Durante esta semana 26 pudo comprobar que el equipo no entrenó ni el martes, ni el miércoles y al cierre de esta edición permanecía en suspense la aparición de un transporte para facilitar los entrenamientos de jueves y viernes. Todo esto, antes de que Las Tunas reciba mañana en Manatí al once de Ciego de Ávila en la penúltima fecha del campeonato.

En su última presentación en casa, los tuneros tendrán la difícil tarea de frenar la velocidad y la capacidad goleadora del delantero Sander Fernández, líder en goles del torneo. Para la especulación quedará si el sexto lugar que exibe Las Tunas, pudiera haber sido una mejor posición de haber contado con la atención adecuada.

Peor aún, sería que este comentario terminara varado en el tiempo porque solo quedan dos juegos y ocho días de competencia. Permanecer de brazos cruzados y conformes con el resultado sería estar en offside, una dudosa jugada del deporte tunero de cara al futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario