martes, 7 de junio de 2016

Las estrellas de la Copa América se mantienen entre algodones


MIAMI (EFE)-- Los focos informativos de la Copa América Centenario no solo apuntan estos días a lo que ocurre en la canchas, sino que también están muy pendientes de las enfermerías y de la evolución de las figuras como el argentino Lionel Messi, el colombiano James Rodríguez o el uruguayo Luis Suárez.

Por eso, las preguntas más usuales en las ruedas de prensa de sus respectivos seleccionadores se centran desde el inicio del torneo más en aspectos médicos y elucubraciones sobre si podrá jugar alguno de ellos que en conocer aspectos del juego o interesarse por un análisis del equipo rival.

En el caso de Messi, el delantero del Barcelona fue reservado en el debut de Argentina ante Chile por las molestias que arrastra desde el partido amistoso que su Selección jugó contra Honduras como preparación de la Copa América.

Pero los aficionados albicelestes pueden respirar tranquilos. Tras el triunfo, su seleccionador, Gerardo Tata Martino, alivió sus preocupaciones: "En cuatro días tenemos la expectativa que esté en condiciones de poder jugar. Lo que hicimos está pensado para que se pueda recuperar". Messi mejora. Un problema menos para su equipo y una amenaza más para sus rivales

"Nos hace mucho mejor a nosotros, nosotros tenemos que sobreponernos y hacer al equipo competitivo. Con él adentro, nuestras probabilidades de ganar la Copa son mayores", confesó Martino.

Su compañero en la delantera de Barcelona Luis Suárez también sigue entre algodones y tiene en vilo a medio Uruguay. Su lesión el 22 de mayo en la final de la Copa del Rey, que le hizo salir llorando del campo al temer perderse la Copa América, estuvo a punto de dejarle fuera de la Selección.

No obstante, el máximo goleador de la Liga española viajó convocado con sus compañeros y se entrena al margen del grupo, sin tocar la pelota y llevando a cabo solo ejercicios físicos y de trote junto a los kinesiólogos del equipo nacional uruguayo.

Los médicos confían en poder recuperarlo estos días para que pueda regresar a los terrenos de juego a lo largo del torneo, aunque aún no se maneja ninguna fecha al respecto.

El caso del centrocampista colombiano James Rodríguez es diferente. Llegó en perfectas condiciones a Santa Clara (California) y jugó de titular el partido inaugural hasta que, en una caída que se produjo en la segunda parte, se resintió de sus molestias en el hombro y tuvo que ser sustituido entre gestos de dolor.

El jugador de Real Madrid será duda hasta última hora para enfrentarse a Paraguay en el segundo partido de sus Selección y su participación dependerá de los informes médicos y de las sensaciones que tenga el propio James.

Asediado a preguntas sobre el estado de su mejor hombre, José Pekerman abogó en la previa del partido por darle "un poco más de tiempo" a la situación para tener "más certezas" y no arriesgar más de la cuenta.

El veterano técnico reconoció que, al margen de lo que diga su equipo médico, él "siempre" optaría por la prudencia "cuando uno cree que hay un peligro" para evitar perder al jugador el resto del torneo.

James no es el único jugador que tuvo que abandonar el campo lesionado en esta Copa América. Lo mismo le ocurrió en el debut de Chile a su lateral izquierdo Eugenio Mena, al que un pinchazo en la parte posterior del muslo le complica mucho su futuro en la competición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario