miércoles, 22 de junio de 2016

Eurocopa. Portugal sobrevive en la Euro gracias a Cristiano Ronaldo

BURDEOS (ESPN Digital) -- Portugal se agarró a Cristiano Ronaldo y André Gomes para mantenerse a flote en una Eurocopa de la que estuvo eliminada en varios momentos. Hungría, convidada de piedra en su grupo, pasa a octavos como primera y un gol islandés en el minuto 94 desplazó a los lusos a la tercera plaza final.


CR7 hizo honor a su papel y después de dos partidos en los que fue apenas una sombra, este miércoles se puso el equipo a la espalda. Sirvió un gol a Nani y anotó los otros dos. Ya es el primer futbolista de la historia que marca en siete fases finales de un gran torneo de selecciones... Y, por encima de todo, al menos en esta jornada, fue el salvador.

La selección lusa jugará los octavos de final gracias a su mejor diferencia de goles pero en un formato normal, a la antigua usanza, estaría haciendo las maletas para volver a casa, después de enlazar tres empates frente a Islandia, Austria y la animosa Hungría, que acabó dando la sorpresa.

Un partido sin cuartel, un toma y daca constante en el que la fortuna le sonrió en forma de rebotes a los magiares como el espíritu de reacción, que no de fútbol a los portugueses. Los centroeuropeos reservaron hasta cuatro jugadores, Nagy entre ellos, para salvar tanto sus piernas como posibles sanciones, sabiéndose ya clasificada. Pero, como ocurriera el martes con Croacia, no acusaron los cambios.

Al contrario, el equipo de Storck quiso plantear un duelo cara a cara a Portugal y un excepcional obús de Geras, a los 19 minutos, le dio ventaja en el marcador. Remando contra corriente y con Cristiano Ronaldo al mando, se mascó el empate, que no llegaría hasta los 42 minutos, después de que Pepe salvase el 2-0 y gracias a un excelente pase interior de la estrella madridista.

La segunda mitad, la primera parte de ella, fue un festival de fútbol enloquecido y de goles bárbaros.
Apenas comenzar un error en el pase de Pepe acabó con falta de Carvalho y gol de Dzsudzsak, en un lanzamiento que desvió fatalmente André Gomes. Pero esta vez la reacción portuguesa fue inmediata, igualando Cristiano Ronaldo con un sublime taconazo a centro de Joao Mario.

Queriendo ganar unos y otros, el dominio luso no evitó las excursiones húngaras en atrevidos contrataques y solo cinco minutos después del 2-3 llegó el doblete de Dzsudzsak, el capitán y líder que tras recoger el balón rebotado de una falta lanzada por el mismo se perfiló para encontrar su disparo excepcional el tacón de Nani y elevar lo justo el balón por encima de Rui Patricio.

Todo o nada, a Portugal la derrota le eliminaba sin remisión y se agarró al ímpetu indiscutible de su estrella, que se puso al frente de la ofensiva hasta lograr empatar al cabo de siete minutos, en otro centro de Joao Mario, este por arriba, que remachó cruzado y perfecto de cabeza Cristiano.

Un suspiro después tuvo el 4-3 Lovrencsics con un disparo a bocajarro que se estrelló en el poste y trató a partir de ahí Portugal hacerse con el control para buscar la victoria. Pero acabó por comprender que la igualada le servía como mal menor y que un error le podía condenar, así que acabó firmando las tablas para ser tercera.





No hay comentarios:

Publicar un comentario