martes, 14 de junio de 2016

Eurocopa. Francia cuestiona a Griezmann y Pogba


La Francia futbolística vive inmersa en un debate permanente. La ansiedad del anfitrión por ganar es tan grande que se impone al análisis. Un gol lo cambia todo. Payet pasó de luchar por un puesto en el once con Martial a ser comparado con Zidane. Una mala actuación, en cambio, te condena. Los más atrevidos reclaman la suplencia de Pogba y Griezmann, las dos estrellas francesas antes de que se iniciara la Euro, tras su decepcionante actuación frente a Rumanía.


"Inquietud Griezmann", tituló ayer L'Equipe. "Preocupan las estrellas de Francia", subrayó Maxifoot. De locos. "Son seres humanos. Vamos a tener calma todos. Quedan más partidos", incidió Evra. Deschamps también sacó la cara por ambos: "Paul no me ha decepcionado. En cuanto a Antoine, es joven y está en plena forma".

En cualquier caso, también demostró que no le tiembla el pulso retirando a Griezmann en el 66' y a Pogba en el 77', aún con 1-1 en el marcador. "¿Quién habría el tenido el valor de llevarlo a cabo? Desde fuera parece fácil", argumentaba el exseleccionador galo Raymond Domenech. En cambio, Le Guen, extécnico del PSG, se mostraba reacio: "No es bueno para su confianza. Un líder debe permanecer el mayor tiempo posible en el campo. El cambio deja dudas".

Queda la incógnita ahora de qué hará Deschamps contra Albania. No conviene descartar que 'DD' repita el plan que ya siguió en el segundo partido del Mundial 2014: sentar a Griezmann y Pogba... para darles descanso. No como castigo. La suplencia del medio de la Juventus parece más probable, pues arrastra unas molestias que le han impedido entrenar con el grupo.

Griezmann, por su parte, anda con el cuentakilómetros pasado de vueltas. Los 54 partidos y los 4.381 minutos que ha disputado con el Atlético comienzan a notarse... por más que el rojiblanco lo niegue: "Estoy en plena forma. Me sentí cansado antes de la final de la Champions, pero he tenido tiempo de recuperar".

Una tesis que también defendía en L'Équipe su consejero deportivo Eric Olhats: "No le veo un déficit físico y tampoco creo que esté presionado. Antoine, en cualquier competición, necesita un tiempo de adaptación. Ya le pasó en la Real y en el Atlético".

Con Suiza en el horizonte

Pogba y Griezmann, en el peor de los casos, sólo pasarían un partido en el banquillo. Suficiente para llegar frescos al partido con Suiza que, a priori, decidiría el liderato del grupo A y que permitiría a Francia cruzarse con el tercer clasificado de los grupos C, D o E en octavos y con el segundo del B o el F en cuartos. En las filas bleus no olvidan la Euro 2012, cuando perder la primera plaza les costó cruzarse y caer eliminados en cuartos por España y la consiguiente destitución de Blanc.

 El momento de forma del atacante del Atlético es cuestión de estado en Francia. "El anunciado líder del ataque francés estuvo muy discreto contra Rumanía. ¿Nos debería preocupar?", se preguntaba ayer 'L'Équipe'. El diario galo apuntaba a su vez que Platini y Zidane también fueron cuestionados en su día... y acabaron guiando a 'les bleus' a la conquista de dos Eurocopas y un Mundial. (MARCA)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada