sábado, 25 de junio de 2016

Eurocopa. Didier Deschamps: "Estamos aquí para jugar partidos como estos"

PARÍS - El seleccionador francés, Didier Deschamps, afirmó que su equipo no debe sentir "nerviosismo" en el duelo de mañana contra Irlanda de octavos de final de la Eurocopa porque es la parte de la competición más interesante.


"Ahora ya no hay derechos al error, o te eliminan o te clasificas. Pero eso no debe hacernos estar nerviosos. Estamos aquí para jugar este tipo de partidos. Ahora comienza una segunda competición", comentó el técnico.

Deschamps afirmó que esta generación de jugadores es diferente a la que el capitaneó hace 18 años hacia la victoria en el Mundial, pero indicó que también ahora hay "jugadores con carácter".

El seleccionador aseguró que el portero Hugo Lloris, que mañana batirá su récord de partidos como capitán, "ha ganado en madurez" y que tiene "la legitimidad y la ejemplaridad reconocida en el grupo" para mantener el puesto.

En cuanto a las críticas a Paul Pogba, Deschamps aseguró que el juventino "necesita un poco de tranquilidad, calma y concentración para prepararse bien" porque "todavía es joven" y "se habla mucho de él, interesa mucho".

El técnico no descartó que intercambie la posición con Blaise Matuidi y se sitúe a la derecha, posición que ocupa en el Juventus y en la que en el último partido contra Suiza hizo sus mejores 45 minutos en lo que van de Eurocopa.

"Los puestos en el centro del campo no son fijos. Aunque es cierto que un zurdo en la derecha es más difícil que al revés", señaló.

En cuanto a Dimitri Payet, convertido sorprendentemente en la estrella del equipo, Deschamps afirmó que está llevando bien las alabanzas que recibe y que sigue trabajando con intensidad.

"Está siendo decisivo, creo que lo está viviendo bien, ha recibido muchos elogios, merecidos, pero ha vuelto al trabajo para mantener su rendimiento. Hay otros que son criticados y puede tener consecuencias", afirmó.

"Payet no es un joven, es cierto que no tiene una enorme experiencia en la selección, pero sabe por qué está aquí hoy y es consciente de ello", agregó.

Deschamps no cree que el espíritu de revancha anime a Irlanda, después de que Francia le eliminara en la repesca de la fase de clasificación para el Mundial de 2010 gracias a un gol conseguido tras una mano de Thierry Henry.

El seleccionador elogió al equipo irlandés, del que dijo que es "muy generoso, solidario y con mucho corazón", pero también "con buenos futbolistas acostumbrados a jugar partidos de alto nivel porque están en la Premier".

"La mentalidad no te hace marcar goles pero es muy importante. Irlanda es un buen ejemplo de eso, de su solidaridad y calidad colectiva. No dudan, se entregan hasta el final. Para ellos es genético. Están siempre dispuestos a luchar juntos y hasta el final. Por eso vamos a tener un partido complicado mañana", dijo.

El técnico indicó que el hecho de que sus dos defensas centrales, Laurent Koscielny y Adil Rami, estén amenazados de suspensión no cambiará su forma de afrontar el encuentro porque "no se es eficaz jugando a medio gas".

Deschamps afirmó que los tres primeros partidos, en los que solo han recibido un gol y de penalti, muestra que fueron capaces de solventar "en poco tiempo y con eficiencia" los problemas en la zaga que tuvieron antes de comenzar la competición, con las bajas de varios jugadores en ese sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario