jueves, 9 de junio de 2016

Ecuador despierta a tiempo y comprime el grupo


Perú y Ecuador empataron un partido emocionante que deja todo abierto para la última jornada del grupo a la hora de definir los dos clasificados. Los peruanos dejaron pasar una gran oportunidad para lograr su billete para cuartos porque a los quince minutos ganaban por dos goles. Los ecuatorianos reaccionaron con un tanto de Enner Valencia al filo del descanso y firmaron las tablas a la vuelta de los vestuarios por mediación de Bolaños. 

Los peruanos volvieron a salir como flechas como hicieron contra Haití. Pero esta vez tuvieron más puntería y acertaron en sus ocasiones. Se encontraron con la colaboración de una dormida defensa de Ecuador que no estuvo a la altura. Paolo Guerrero avisó al minuto de juego. Su disparo lo sacó con una magnífica estirada Domínguez. Fue la antesala del primer gol. Guerrero volvió a aparecer, pero como asistente. El resto fue una genialidad de Christian Cueva. El mediapunta del Sao Paulo controló y tiró un caño a la media vuelta. Así se deshizo de su marcaje y definió con clase. Golazo.

La tormenta de fútbol peruana no se detuvo. Su asfixiante presión provocó los continuos fallos defensivos de la 'Tri'. El segundo tanto subió al marcador antes del cuarto de hora. De nuevo Paolo Guerrero en acción, ganando de cabeza un pelotazo. Edison Flores se encargó de rematar la faena, volviendo a ridiculizar a la zaga ecuatoriana y ajustando su tiro ante la inútil estirada de Alexander Domínguez. 

La tragedia ecuatoriana pudo ser de proporciones mayúsculas si Revoredo hubiese estado más preciso en un cabezazo que rozó el larguero. El defensa de Perú estaba libre de marca, en un nuevo despiste defensivo. Sólo Jefferson Montero triaba de una Ecuador desbordada y sin ideas. Hasta que apareció la calidad de uno de sus mejores jugadores. Un pase de Gruezo al área lo convirtió en oro Enner Valencia. El delantero del West Ham la mató con el pecho y fusiló con una volea a Gallese en la primera ocasión ecuatoriana. Así es el fútbol.

La pesadilla Jefferson Montero pone las tablas

El paso por los vestuarios no cambió el guión. Perú siguió con el miedo en el cuerpo. Quinteros movió ficha, con Jaime Ayoví entrando por Paredes y Antonio Valencia haciéndose dueño del carril derecho arrancando como lateral. Ahí se vio la mejor versión del futbolista del Manchester United.

Sin embargo, la acción que desencadenó el empate llegó por la banda de Jefferson Montero, un jugador desequilibrante y que creció en el encuentro. La visión de juego de Noboa dejó solo a Montero, éste estuvo generoso para regalar a Miller Bolaños el tanto del empate.

Los ecuatorianos apretaron hasta el final, con más confianza que su rival herido por dejar escapar su ventaja. Pero la ocasión de desnivelar el choque la tuvo Perú. Un contragolpe dejó solo a Ruidíaz. Su disparo desde la frontal del área salió rozando el poste. Se salvó al final Ecuador que se presentará en la última jornada sin ganar, aunque sabiendo que una victoria por más de un gol ante la eliminada Haití le clasifica. Por su parte, Perú se lo jugará todo a una carta ante una Brasil que viene lanzada. (Marca)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada