domingo, 12 de junio de 2016

Copa América. Las tres claves del duelo Estados Unidos contra Paraguay


La selección de Estados Unidos avanzó a los cuartos de final de la Copa América Centenario con un triunfo 1-0 sobre Paraguay. Aquí están las tres claves del partido en el Lincoln Financial Field de Philadelphia.


1. ESTADOS UNIDOS GANA CON MUCHO MÉRITO
La selección de Estados Unidos está en los cuatros de finales de la Copa América Centenario y con mucho mérito. Tuvo que sufrir, pero la victoria 1-0 contra los paraguayos fue muy merecida y refleja la mejoría de este equipo desde la primera jornada cuando cayó 2-0 a Colombia.
EE.UU hizo un partido muy inteligente. Mostró paciencia y cuando llegaron las ocasiones de gol, las supo aprovechar.
Debido a la tarjeta roja del lateral DeAndre Yedlin, el equipo de Jurgen Klinsmann tuvo que jugar casi todo el segundo tiempo con diez y apenas fue amenazado. Paraguay no hizo mucho daño. El portero de EE.UU, Brad Guzan, fue muy sólido, mientras que el equipo anfitrión cortó los pases de los sudamericanos y no dejómuchos espacios.
Pocas son las veces cuando EE.UU tiene que jugar con diez, pero lo hizo este sábado con mucha madurez. Este equipo merece un aplauso. Se sobrepuso tras una etapa muy complicada y ahora se aspira a lo más grande.

2. JOHN BROOKS, LA ROCA DE LA DEFENSA
Sin duda el central John Brooks fue el hombre del partido para Estados Unidos. Tuvo una intervención importantísima en el primer tiempo cuando pudo frenar un contraataque de Paraguay --un tres contra uno-- y efectivamente evitó el gol de Paraguay. Si marca Paraguay en esa jugada, hubiera sido el 1-0 para los visitantes y el partido cambia radicalmente. Pero apareció Brooks para salvar a EE.UU y pocos minutos después Clint Dempsey anotó su gol que acabó siendo la única anotación del encuentro.
Brooks hizo más, sobre todo en el segundo tiempo cuando Estados Unidos jugó con diez. Despejó todo, organizó el fondo, fue el dueño en el juego aéreo. Poco a poco se vio que la esperanza de Paraguay desapareció con cada actuación de Brooks. Hace un año Brooks fue uno de los villanos de EE.UU durante la Copa Oro. Ahora el jugador del Hertha Berlín es uno de los mejores.

3. UNA MIRADA HACIA LOS CUARTOS
Pase lo que pase en los cuartos de finales, se puede decir que Estados Unidos ha realizado un buen torneo. Ha sido exitoso. Pasar de la ronda no es poco. Todos los cuatro equipos del Grupo A tenían argumentos para llegar a la siguiente fase, pero sigue EE.UU. y ahora al equipo de Klinsmann le espera un gran duelo.
Si le toca Brasil, podría repetir el memorable partido de los octavos que los dos disputaron en el Mundial de 1994, cuando el equipo sudamericano venció al anfitrión 1-0. Una revancha sería bonita. Pero realmente da igual a quien enfrenta EE.UU. Es un equipo que tiene mucha confianza y no teme a nadie. Para la afición de Estados Unidos ahora viene lo más divertido. (ESPNdeportes)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada