martes, 14 de junio de 2016

Brasil despide a Dunga como técnico


La derrota con Perú el domingo, que eliminó a Brasil en la Copa América Centenario , fue el último capítulo de la segunda etapa de Dunga al mando de la Selección, ya que la Confederación Brasileña de Futbol hizo oficial su salida a través de un comunicado de prensa.


A diferencia de su primer paso cuando tuvo buenos resultados y títulos conseguidos (Copa América y la Copa Confederaciones), Dunga deja un escenario de devastación en el equipo nacional.

Aquí hay siete razones que hacen de su trabajo un fracaso:

RANKING FIFA
Cuando asumió el cargo, después de la Copa del Mundo en 2014, Dunga recibió a la Selección en el séptimo lugar en el ranking con 1,242 puntos. Después de los resultados obtenidos en los campos de Estados Unidos, Brasil tendrá 1,156 puntos en la lista siguiente, puntuación que probablemente dejará al equipo fuera de los diez primeros.

EQUIPO QUE SE ACHICA EN JUEGOS OFICIALES
Desde el regreso de Dunga, la Selección tiene números mediocres en juegos oficiales que valen puntos. Contando dos ediciones de la Copa América y la eliminatoria mundialista, el equipo jugó 13 partidos, con la obtención de sólo el 51%. El equipo ganó sólo a oponentes débiles: Venezuela, Perú y Haití. Por lo tanto, cayó en los Cuartos de Final de la Copa América 2015, es sólo el sexto lugar en la eliminatoria y ahora no ha pasado de la primera ronda en la Copa América Centenario.

NEYMAR DEJÓ DE HACER LA DIFERENCIA
Con Dunga, el mejor jugador de fútbol brasileño se ubica en una posición que no le gusta jugar y su promedio de goles cayó. También aumentó aún más su falta de disciplina, acumulando tarjetas que lo han dejado suspendido de partidos importantes en la Copa América del año pasado y en la eliminatoria.

CRACKS DE EUROPA NO SIRVEN PARA LA SELECCIÓN
En la última edición de la Liga de Campeones de Europa, sólo dos jugadores de Brasil aparecieron en la lista de los mejores dentro de la competición: el defensor Thiago Silva y el lateral izquierdo Marcelo; los dos no fueron llamados para la Copa América Centenario. Con el primero, Dunga ha alimentado sospechas sobre su estado mental en el campo. Con el segundo, las dudas vienen desde los Juegos Olímpicos de 2008 en China, pues el entrenador no soporta a Marcelo.

¿CUÁL ES EL ESQUEMA?
En casi dos años de trabajo, Dunga apostó a varios esquemas tácticos, sin que ninguno de ellos funcionara de manera efectiva. Comenzó con una formación tradicional, con dos volantes en un 4-4-2. Luego trató de jugar sin un delantero, con Neymar al centro. Ahora, en la Copa América Centenario, ha vuelto a un jugador de área y apostó a un centro del campo más creativo con toque de bola, terminando abatido por la frágil Perú.

INSEGURIDAD OLÍMPICA
Dunga estaba dispuesto a hacerse cargo de la Selección en la búsqueda del oro olímpico sin precedentes. Pero nunca trabajó directamente con el conjunto juvenil, que tuvo buenos resultados amistosos bajo el mando de Rogério Micale. Y, si de verdad Dunga queda fuera, habrá todavía más incertidumbre sobre lo que sucederá con el equipo Sub-23.

LA SELECCIÓN YA NO LLENA ESTADIOS
Cuando justificaba la fama de la única Selección pentacampeona del Mundo, Brasil se acostumbró a llenar los gigantescos estadios de Estados Unidos, donde actúa con mucha frecuencia. Pero los resultados mediocres de la era Dunga, ocasionaron que el equipo jugara en arenas con prácticamente la mitad de los asientos vacíos durante la Copa América Centenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario