lunes, 23 de mayo de 2016

El primer árbitro cubano que pitará la Copa América


Por: Mayli Estévez Fotos: Yariel Valdés.
Un cubano se estrenará como árbitro principal en la venidera Copa América Centenario de fútbol, que tendrá asiento en varias ciudades de Estados Unidos desde el próximo 3 de junio. Será el primero, nacido en esta Isla, que pite un partido en el torneo de naciones más antiguo del planeta. Se nombra Yadel Martínez Pupo y tiene 31 años. Para más señas es holguinero, de Mayarí.

“Hace algunos días me llegó esta noticia de que me habían asignado trabajar en la Copa América. Vino desde los directivos de CONCACAF, creo que a raíz de un seminario donde estuvimos varios jueces en la ciudad de Miami. Pasamos por actividades prácticas, teóricas y físicas. Evidentemente vieron lo que propuse y les gustó. De ahí yo supongo que salieron decididos para elegirme”, dice Martínez Pupo, quien acababa de pasar 90 minutos vilipendiado por el graderío en el estadio de Zulueta, al norte de Villa Clara.

El reto será inmenso, sobre todo porque el “guajirito” de Mayarí —a más de 1000 km de la capital cubana— tendrá que plantarle cara a inmensos de la talla de Lionel Messi o James Rodríguez. Y adosado en el balompié manigüero de esta islita del Caribe, las papeletas no le van a favorecer mucho. Junto a él, viajará otro cubano, pero como asistente, el camagüeyano Hirán Dopico.



Salido de un Combinado Deportivo, sin terrenos donde ejercitarse a cabalidad o centros donde estudiar partidos internacionales, este joven dice no estar intimidado por lo que se avecina.

“Es la oportunidad de mi vida. El logro más grande de mi carrera. El primer cubano, imagínate la emoción, el deseo y el orgullo que tengo”.

Desde el 2013 forma parte del plantel de árbitros internacionales de la FIFA.

Martínez fue principal en el partido de la eliminatoria mundialista entre México y Canadá, y un poco antes, en el estadio Pedro Marrero había pitado el histórico New York Cosmos vs Cuba. Y aunque aún no digiere el sobresalto que le provocó el comunicado de CONCACAF, puso la mira en el Mundial de Rusia 2018. Allí tampoco ha pitado un cubano. Llegar ahí sería como viajar al espacio exterior, y Martínez Pupo el nuevo Arnaldo Tamayo.

Todavía se desconocen los partidos donde actuará en la Copa América. “Eso es confidencial, no se dice hasta cuando estemos allá”, casi que me susurra. Primero recibirá un seminario en Chicago que finalizará el 31 de mayo. Ese día Martínez Pupo sabrá si le tocará saludar a Messi en el inicio de un choque. Le dejo caer la posibilidad, el sueño de muchos, por marcarle simpatías hacia algún equipo del área. Pero no muerde el anzuelo. El de Mayarí se mantiene fiel a esa suerte de juramento, donde muchos esquivan dar entrevistas o criterios a priori de este tipo de eventos. Sé que está haciendo una excepción, teniendo un desliz.

“¿Messi? Puede ser, es un buen jugador, sería una bonita experiencia. Saludarlo a él, y a todos los grandes que estarán ahí, servirá como historia para contar a los hijos. Pero mi función será impartir justicia, trabajar al nivel que se me exige. Mi favorito es el equipo arbitral”.

En total, la Copa América contará con 45 jueces oficiales, así como catorce árbitros entre centrales y asistentes, soporte o alternativos. Dos de ellos serán reconocibles por el acento cubano, por primera vez. La mayor responsabilidad la tendrá Martínez Pupo, holguinero, salido de un Combinado Deportivo en Mayarí, a mil kilómetros de la Habana. Llegado el día, anote la fecha, estará viendo historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada