jueves, 5 de mayo de 2016

De números, resultados y otras cuestiones

-->
Por Osmany Torres.
Después de un fin de semana de inactividad, este sábado regresa la acción al Nacional de Fútbol de Primera División con el desarrollo de la duodécima fecha. A esta altura del Campeonato la actuación de los equipos participantes no es obra de la casualidad y por ello hemos decidido analizar algunas estadísticas que nos permitan entender los resultados archivados al término de once jornadas.

El gran protagonista hasta el momento es La Habana, actual líder de la clasificación y de conjunto con Villa Clara, máximo goleador del torneo con 23 goles. Los capitalinos también registran la mayor cantidad de victorias con nueve, una más que Guantánamo, sublíder de la clasificación que suma ocho éxitos.

A los guarismos positivos en ataque hay que sumar la faena defensiva donde su desempeño solo clasifica por detrás del elenco guantanamero al permitir nueve dianas en once juegos. El Expreso del Centro también emula el rendimiento de la zaga capitalina aunque con un choque menos al recibir nueve tantos en diez encuentros.

La buena actuación de los guantanameros esta temporada tiene que ver en gran medida con su férrea defensa que solo ha permitido seis perforaciones en 990 minutos de juego. Además, los orientales son el equipo que menos derrotas archiva en la contienda, una.

El campeón de 2015, Camagüey y el subcampeón, Cienfuegos, son los equipos que más pierden en la justa con siete y ocho fracasos respectivamente de ahí sus ubicaciones en los lugares ocho y diez de la clasificación.

La cantidad de derrotas de Miuras y Marineros está asociada a su poca productividad en ataque, 9 goles anotados los camagüeyanos, por apenas 6 los sureños que son el peor equipo en esta faceta, y las lagunas presentadas en defensa con 15 goles recibidos los agramontinos y 14 los cienfuegueros.

A pesar de que los fallos en defensa han generado problemas a campeón y subcampeón de 2015, son los planteles de Granma y Las Tunas los más débiles en esta demarcación al punto de permitir 26 y 23 goles en 11 partidos disputados.

Ciego de Ávila, Granma y Las Tunas son los elencos con mayor cantidad de empates con tres, mientras La Habana es el único equipo que no tiene igualadas en el principal certamen futbolístico de la isla.  Isla de la Juventud y Cienfuegos, ubicados en los puestos nueve y diez, son los menos ganadores del evento al solo sumar de tres en dos ocasiones.

En el orden individual, el avileño Sander “Keko” se consagra como el mejor ariete del país y aparece en lo más alto de la lista con ocho goles, seguido bien de cerca por el pinero Yoandir Puga, autor de siete de los ocho tantos de su equipo.

A continuación de los dos exinternacionales se sitúan el tunero Dayron  Blanco, el villaclareño Yoelvis González y el granmense Ruslán Batista, todos con seis perforaciones.

Entre los guardametas sobresale el guantanamero Geandris Megret con 6 goles permitidos en 990 minutos de juego. Salvo una hecatombe en los ocho desafíos restantes, Megret sustituirá al santiaguero Nelson Jhonston, ganador en 2015, como mejor portero del Campeonato Nacional, pues sus más cercanos perseguidores son el villaclareño Delvis Lumpuig, el capitalino Vismel Castellanos, el refuerzo cienfueguero Diosvelis Guerra, el avileño Anoide Sardiñas y el camagüeyano Danilo Baro.

Todos estos metas suman entre 7 y 12 goles pero en muchos menos minutos que el portero de Guantánamo, titular indiscutible para Goerdenis Gómez. La imposibilidad de contar con las planillas oficiales de cada encuentro nos impide un análisis más certero de los cancerberos pero de igual forma quisimos compartir los números que manejamos.

El fútbol no suele ser un deporte de estadísticas, pues un equipo puede monopolizar la pelota, bombardear el área rival y no acabar los 90 reglamentarios con la victoria, más allá de dejar buenas sensaciones.

Los datos de la actual temporada del fútbol cubano no mienten y los mejores planteles en estaque y defensa marchan a la cabeza en la lucha por el título. Mientras, en el orden individual resulta significativo el hecho de que los dos principales goleadores del torneo están en equipos alejados de la pugna por la corona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario