martes, 1 de marzo de 2016

¿Y Mandy?



Las cosas no andan muy bien que digamos por Camagüey en estos días, no sólo por los pésimos resultados del equipo en este arranque de temporada, o las lesiones de algunos jugadores importantes como es el caso del delantero Duxney Espinosa sino por un hecho que bien pudiera romper la luna de miel del nuevo director del seleccionado nacional Julio “Lulo” Valero con los seguidores del equipo Miura.

Y es que el pasado fin de semana al parecer se filtró, al estilo cubano de Wikileaks, el listado de jugadores convocados para la primera fase de la eliminatoria de la Copa del Caribe y Oh sorpresa en ella no estaba Armando “Mandy” Coroneaux. Justo hora que con la inclusión de Valero al frente de la nave tricolor se esperaba una inyección, bien merecida por demás,  de sangre camagüeya, el no llamado del capitán Miura a la Tricolor es una bofetada al futbol agramontino y a su más insigne representante de los últimos tiempos: Mandy Coroneaux, quien en respuesta ha decidido entregar el gafete de capitán del equipo.

Único sobreviviente de aquella gran generación del 2008, al menos jugando a gran nivel, el muchacho de Nuevitas ha sido uno delos grandes sacrificados cuando a los llamados a la selección nacional se refiere y aunque tuvo un momento de éxito pronto cayó en desgracia y sus llamados fueron cada vez dispersos y las oportunidades de mostrar sobre el césped su calidad, efímeras; muy a pesar de realizar grandes Campeonatos Nacionales año tras año.


Todo un líder dentro del terreno, Mandy ha sido más que números, envidiables por cierto: 84 goles anotados en Campeonatos Nacionales y un sinnúmero de asistencias, el pobre trabajo estadístico en el futbol cubano impide saber a ciencia cierta la cantidad de estas, el muchachón de Nuevitas es un referente cada vez que se habla del futbol camagüeyano y cubano, factores que nuevamente se dejan a un lado.

Cierto que en Cuba quien escoge a los jugadores que forman parte del seleccionado es la llamada Comisión Nacional de credibilidad cuestionable cuando se ven algunos de sus integrantes, cuyo único mérito o conocimiento futbolero se remite a ser hombres de confianza de René Pérez, esto es muy cierto, pero el seleccionador nacional debe tener también voz y voto a la hora de traer a sus hombres de confianza, tal como hiciera anteriormente Chandler González cuando recuperó a un jugadorazo como Ruslán Batista, olvidado por todos sus predecesores o el mismo Triana que apostó por traer de vuelta a Keilen García al seleccionado.

Por el bien del futbol nacional y del equipo camagüeyano esperemos que se rectifique este tamaño error y que Lulo alce su voz para defender el llamado de su capitán al seleccionado, al hombre que desdela cancha con sus acciones ayudó a ponerlo donde está hoy, es tu hora Lulo, has que se escuche tu voz y traernos a Mandy a la Tricolor.

1 comentario: