domingo, 20 de marzo de 2016

Alonso solo no basta.


No cabe dudas que una de las noticias que más sorprendió al mundo del futbol de los Estados Unidos, especialmente de la MLS , fue que el Seattle Sounders pensara en deshacerse del cubano Osvaldo Alonso si algún equipo estaba dispuesto a pagar por el cubano lo que el equipo pedía por él.

Un símbolo dentro del equipo varias veces nombrado jugador más valioso del conjunto escarlata, Alonso venía de un 2015 en el que se perdió varios partidos por lesiones y Schmidt buscaba soltar al cubano.

Pero las dudas y las malas intenciones se despejan con el balón en los pies y dentro del terreno y eso ha hecho Ozzie quien ha sido no sólo a nuestro entender, si no el de muchos, el mejor jugador del cuadro de Schmidt, que debe buscar como cambiar el rumbo  de su equipo si no quiere ser él quien termine saliendo del Sounders, pues tres derrotas en igual número de partidos es mucho para una de las aficiones más apasionadas de la MLS.

“OZZIE ROCKS ON: Several of his teammates are not carrying their weight, but Osvaldo Alonso continues to be masterful in every department. SSFC's midfield linchpin has always been a superior ballwinner and he's grown cultured and composed in possession, too. It's all the more amazing to consider that he was reportedly on the trading block in the offseason.” (Ozzie inmenso: Varios de su compañeros no han producido a su nivel, pero Alonso sigue alcanzando la maestría en cada departamento. El mediocampista del Seattle Sounders siempre ha sido un gran recuperador de balones, pero ahora ha Ganado en la cultura de la posesión del balón. Es realmente sorprendente que haya estado en los libros de traspaso durante la postemporada”)

Así definió el portal de la MLS la actuación del cubano anoche en la derrota de su equipo frente a uno de sus más acérrimos rivales el Vancouver Whitecaps (del cubano Kianz Froese, quien no vio acción anoche), un Sounders que pasó de un jugador como Ariel Martínez a pesar de haberlo tenido durante varias semanas a prueba y que hoy debe extrañarlo muchísimo ya que carece de profundidad en el ataque, mismo en el que Clint Dempsey aparece muy aislado y lejos del área donde puede hacer daño.

Estadísticamente Alonso completó 58 de los 64 pases que intentó lo que equivale casi a un 91 porciento de efectividad, a lo que habría que añadir los 13 balones recuperados y que uno de los cinco disparos entre los tres palos del Seattle Sounders en los 90 minutos de juego salió de sus botines, números que de por si solos hablan del trabajo del “6”

Sin embargo como el título del post lo indica, el trabajo del mucho de San Cristóbal en la media cancha no ha sido suficiente para el Sounders que ahora tendrá hasta el 2 de Abril para recuperarse y cambiar su rumbo en este arranque de temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario