lunes, 29 de febrero de 2016

La Habana golpeó al campeón en su casa


Acción del La Habana - Camagüey (foto Fidel Alejandro Manzanares)
Por Osmany Torres:
Un gol del refuerzo artemiseño Yasnay Rivero en el tramo final del partido permitió a La Habana superar 1x0 a Camagüey en el duelo correspondiente a la tercera fecha del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División. Los capitalinos suman con esta su tercera victoria consecutiva del torneo y se mantienen en la pugna por la cima de la tabla de posiciones con Santiago de Cuba y Guantánamo, también con nueve puntos pero con mejor promedio de goles.
Con algunas bajas en sus esquemas iniciales saltaron al campo Miuras y habaneros. Los locales presionados por los pobres resultados en las dos jornadas previas salieron desde el arranque a presionar bien arriba para hacerse con el control de la pelota. Mientras, la visita procuraba estar ordenada para recuperar la esférica y bajarle el ritmo al choque.
Después de unos primeros minutos bastantes intensos y con reiterados contactos físicos, los Miuras se adueñaron del balón y comenzaron a generar acciones en el centro del campo. La más clara se produjo en el minuto 25´cuando el internacional Yaisniel Nápoles finalizó una buena jugada colectiva con un remate que se fue besando el larguero.
Los capitalinos también tuvieron lo suyo, sobre todo por la verticalidad y rapidez de sus extremos que obligaron a la defensa a sacar varios balones por la línea de fondo. La nueva idea táctica de Dariem Díaz parece haber sentado bien en sus jugadores que ya no se adornan tanto con la esférica para buscar el arco rival.
El complemento fue copia fiel de la primera mitad y la presión intensa de los Miuras casi surte efecto cuando el capitán Armando Coroneaux reventó el balón en el larguero en los primeros compases. Los Miuras del sustituto Joel Iznaga se sentían con fuerzas e ideas para ir a por los primeros tres puntos del campeonato.
Sin embargo, lo que no sabían los campeones del fútbol nacional era que la indecisión  y la ansiedad del meta Danilo Baró terminaría costándoles el partido. El primer avance fue una salida apresurada que dejó el balón suelto en el semicírculo del área donde se encontraba el mediapunta Roberto Peraza.
El sustituto de Orlendi Machado no lamentó su fallo monumental gracias a la intervención del refuerzo holguinero Renay Malblanche que despejó el balón sobre la misma línea de gol cuando todo el banco de La Habana ya gritaba el 1x0.
Para ese entonces el partido ya estaba roto con acciones en una y otra área que no se concretaban por falta del último pase. Los locales se veían mejor gracias al rendimiento de Nápoles y Coroneaux por lo que Díaz mandó al césped del Mineirao a dos de sus talismanes este curso, Andy Baquero y Eduardo Montalvo.
Un pase filtrado de Montalvo desde la mitad de la cancha, luego de un córner de los camagüeyanos, dejó a Rivero solo de cara al arco. El artemiseño se quitó con un largo toque a un descolocado Baró y en carrera tocó con el borde interno de sus botas el balón al fondo de las redes.
Los últimos nueve minutos del choque mostraron un asedio constante de los Miuras a la valla de Vismel Castellanos pero por tercer desafío consecutivo el veterano arquero de Boyeros dejaba su puerta en cero. Sin dudas, muy buenas noticias para Dariem Díaz y su colectivo técnico que esta temporada vieron como la partida de los dos centrales de la selección nacional (Arturo Diz Pe y Abel Martínez Colón) dejaban al equipo corto de zagueros.
De momento, La Habana es el único plantel del Campeonato en no permitir goles en 270 minutos de juego y de mantener la dinámica este podría ser el año definitivo para acabar con la sequía de títulos para la capital.
La próxima presentación de los capitalinos será este sábado en el Estadio Nacional Pedro Marrero ante Isla de la Juventud. Veremos si como locales los habaneros son capaces de continuar su mejor inicio de temporada desde que Dariem Díaz está al mando del plantel azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario