viernes, 19 de junio de 2015

La Habana acogerá Torneo de Ascenso de futsal

Por: Psmany Torres.
Después de un breve receso, la sala polivalente Kid Chocolate volverá a recibir un evento de futsal. Cuando todavía resuenan los ecos de la victoria de Industriales en la Copa Jorge Gelavert in memoriam ya las autoridades futbolísticas de la capital anunciaron que del 23 al 25 de junio se desarrollará en la instalación de la Habana Vieja el Torneo de Ascenso rumbo al Campeonato Nacional a jugarse en Santiago de Cuba en agosto.
En el zonal occidental pugnarán por un boleto los planteles de Artemisa, Mayabeque y el local, Industriales. Según informa el estadístico Alfonso Moncada, Isla de la juventud no confirmó su participación.
Mientras, el clasificatorio oriental se jugará en Las Tunas con el elenco anfitrión, Guantánamo, Santi Spíritus y Matanzas como aspirantes al boleto a la final del Ascenso.
Los días 16 y 17 de julio los triunfadores de cada zona se enfrentarán en partido de ida y vuelta para definir el décimo clasificado al principal torneo de futsal en Cuba.

Además de Santiago de Cuba como sede, ya tienen asegurada su presencia en el Nacional los equipos de Granma, Holguín, La Habana, Cienfuegos, Pinar del Río, Ciego de Ávila, Camagüey y Villa Clara.
Granma, actual titular insular, Holguín, finalista de 2014, La Habana y Cienfuegos se vislumbran como los principales favoritos a pelear por el cetro.  

Equipos cubanos chocan este viernes en Miami.

Fortuna SC
Los Equipos Fortuna SC y Miami Sounders, se enfrentan este viernes en el partido más interesante del Torneo Nivelación Segunda División que se efectúa en el Kendall Soccer Park de la ciudad de Miami.
A pesar de estar en su primera temporada ambos equipos han mostrado mucha garra y una gran rivalidad expresada al máximo en el primer encuentro entre ambos que acabó con la victoria del Sounders en un partido que se tornó ríspido.
En un ambiente futbolístico en el que la Union USA dirigida por Andersson Padrón fue la única propuesta cubana en el ámbito futbolístico de la ciudad, la aparición de equipos como el Fortuna y el Sounders son una muestra del auge que ha tomado el futbol cubano en Miami y una grata alternativa para los días entresemana, toda vez que Andersson y sus muchachos pelean los domingos en la Liga Premier en la misma sede.
Con el primer lugar y un puesto directo en las semifinales llega el Fortuna ante un Sounders con posibilidades aun de hacerse con la segunda plaza y por ello la otra plaza en semifinales por lo que sin duda buscarán los tres puntos, ante el equipo de los Osos que vieron su invicto de la segunda vuelta truncado la semana anterior al caer 1-4 ante el Miami Stars, encuentro en el que el equipo Fortunato tuvo que solventar con sólo ocho jugadores por la ausencia de vario de sus titulares.
Apoyados en la fuerza goleador de los capitalinos Yohan Panfet líder goleador del sector con 17 y Ernesto Oroza (11 goles) y la solidez del pinareño Vladimir Andino el equipo negri-verde tratará de desquitarse ante un Saunders que tratarán de hacer daño a su adversario a través de su goleador Omar González y encomendarán al experimentado Alberto Marrero las labores de contener a la rápida delantera fortunista.
Duelo a todo dar en el que el buen futbol deberá primar, sin dudas una invitación muy grata para pasar la noche del viernes en compañía de la familia, así que si está en Miami, lo invitamos a unírsenos.

martes, 16 de junio de 2015

Sergio Ramos jugó al fútbol en Cuba

 
Por Osmany Torres.
A pesar de su apretada agenda y del cansancio del viaje, Sergio Ramos hizo un tiempo para jugar al fútbol en Cuba. La tarde del 16 de junio será recordada por los cientos de personas que se acercaron al área deportiva Camilo Cienfuegos de La Habana Vieja para ver con sus propios ojos como uno de los mejores defensores del mundo golpeaba una pelota o imitaba a su compañero en Cristiano Ronaldo al festejar un gol en un improvisado partidito.
Ramos llegó  a la capital cubana el lunes en la noche bajo una nube de secretismo y tras visitar en horas de la mañana la escuela primaria Vo Thi Tan del municipio Playa, arribó  a la instalación deportiva ubicaba frente al parque 13 de marzo.

Traina fuera de la selección


Según algunas fuentes, y a espera de la confirmación desde La Habana, Raúl González Triana ya no estaría al frente del Seleccionado Mayor Cubano

lunes, 15 de junio de 2015

¡Qué se larguen!



Que se larguen, que los expulsen, que los echen, les prohíban la entrada al Marrero y si es posible que los destierren hasta tierra perdida. Ya es suficiente, hay que decir basta y exigir que esta lacra salga de una vez y por todas del futbol cubano.

No, no podemos quedarnos cayados y seguir tolerando la impunidad con que estos individuos destrozan nuestro futbol, hay que decir ¡Basta! A la corrupción galopante dentro de la AFC, el descuido a nuestras instalaciones, a nuestros futbolistas, a la falta total de respeto al público, al pueblo cubano.

Hay que mandar a parar está falta total de pantalones, para no usar otra palabra de estos tipejos que el domingo en el Marrero doblaron la cérvix, y obedecieron los mandatos del comisario de la FIA, haciendo no sólo el ridículo personal sino también ayudando a la eliminación cubana.

Era el domingo el momento perfecto para demostrar que en este blog estábamos equivocados, que ellos respetaban a nuestros futbolistas que los apoyaban hasta las últimas consecuencias ¿y que pasó? Que nos dieron la razón, como verdaderas celestinas en short y sin zapatos salieron a barrer el agua del Marrero.

No y mil veces no, Cuba tenía que pararse en sus trece y el partido debió iniciarse al siguiente día, desde el comienzo como lo estipulaba el reglamento, al no haberse iniciado el segundo tiempo, borrón y cuenta nueva, más en las condiciones en las que se encontraba el partido.

Había que ser inteligentes, hacer presión, aprovechar la localía, como hubiese hecho Curazao o cualquier otro equipo, pero no, los viajes, los regalos de la CONCACAF y la FIFA, el status personal pudieron más y allí delante de miles de aficionados demostraron la banda de cobardes que son y que a ellos el futbol cubano les importa un comino.

Cuba dice adiós a Moscú 2018



Por Osmany Torres.
La naturaleza quiso ayudar pero la decisión de un hombre primó en una tarde amarga para la selección nacional de fútbol de Cuba que dijo adiós bien temprano en las eliminatorias mundialistas rumbo a Moscú 2018 al empatar a un gol con Curzao en el partido de vuelta jugado este domingo en La Habana. Los miles de aficionados presentes en el Estadio Nacional Pedro Marrero volvieron a quedarse con las ganas y pasaron de la ilusión al desencanto en cuestión de minutos.
A las 5: 00 pm los jugadores debían regresar al terreno de juego para la segunda mitad del choque. Llovía a cántaros, tronaba y la visibilidad era casi nula por lo que el principal Jafed Perea decidió aplazar la reanudación del partido.
Los minutos comenzaron a transcurrir y las condiciones climatológicas no mejoraban. Muchos en el graderío especulaban con lo que podría suceder de continuar la lluvia aunque lo más sensato era suspender el encuentro y reanudarlo al día siguiente.
Mientras la afición buscaba donde guarecerse, si porque gran parte de la tribuna del Marrero comenzaba a inundarse, el comisario técnico de CONCACAF, el costarricense Joseph Ramírez, y varios federativos cubanos se reunieron para decidir qué pasaría una vez cesara la lluvia.

Desastre

 
No existe otra palabra para definir lo sucedido, un verdadero y total rotundo desastre, Cuba está eliminada y el dolor que me atraviesa el pecho apenas me deja ánimos para escribir y tratar de salir del shock que produce una eliminación tan temprana como inesperada.
Si, inesperada a pesar de todos los argumentos que se puedan expresar y cosas decir, aunque la clasificación hay que decirlo es premio al equipo que mejor llegó preparado o que más seriamente trabajó y ese fue Curazao.
Cuba apostó todo al  juego en La Habana y terminó pagando ese pecado con la penitencia de la eliminación. Se fue demasiado conservador, y hasta mediocre en Curazao y aunque en La Habana el equipo en los 45 minutos a los que tuvimos acceso, fue mejor arriba y mostró mayor ambición no pudo concretar las oportunidades que creo y el infortunio de n balón desviado selló la suerte de nuestro seleccionado.
Imposible hacer el análisis de un partido en el que solo se tuvo acceso en los primero 45 minutos de juego y del que la tristeza hace difícil que broten las palabras, Cuba quedó eliminada en el más de los surrealista de los paisajes que irónicamente refleja la realidad del futbol cubano, “en penumbras y en una cancha anegada Cuba lucho hasta el último minuto” así describen los medios los minutos finales de mi Cuba en esta eliminatoria mundialista.
Inundado por la corrupción, el mal trabajo, la dejadez y el olvido de las autoridades deportivas cubanas y de la AFC, mi futbol, nuestro futbol cubano se encuentra hoy en penumbras y más que en penumbras en una total obscuridad donde sólo los jugadores, y técnicos luchan, como hoy, con lo que tienen para salir adelante, para lograr los objetivos.
Hoy, como siempre se cargará contra los jugadores, contra el colectivo técnico, se culpará a Triana por no ser más ambicioso en Curazao, A reyes por no marcar, a Arielito por tirar un regate de más o a Sandy, por haber salido demasiado apresurado y hacerse expulsar, hoy los de siempre, serán cremados e la hoguera de las recriminaciones y las culpas por la derrota premundialista.
Pues así somos nos gusta mantenernos por las ramas sin ir a la raíz, pues hacerlo es muy complicado y peligro desenterrarlas, o mejor no opinar, mirar al otro lado dejar que otro sea quien lo haga por nosotros, pues es aún más cómodo y mucho menos arriesgados, pero es en momentos como hoy en los que hay que presionar, hablar, exigir, si se quiere cambiar. No sirve para nada la trillada frase: “para que si nada va a cambiar”, y si no cambiará nada, si no hacemos nada.
Cuba no fue un techado de virtudes, pero en lo visto en los primeros 45 minutos mereció más, ante un conjunto que sacó provecho de la fortuna y que a pesar de todo lo que se dijo, jugadores importados y técnico de alcurnia, no fue superior al nuestro, pero en el futbol no gana quien es mejor sino quien mete los goles y ese fue Curazao.
Dos balones estrellados en los postes, otro sacado de la línea y un gol a favor tras un desvió hacían temer que el visitante llegaba a La Habana con la suerte del clasificado, algo que se confirmaría con el pitido final.
Cuba perdió, aunque el marcador demostró al final de los 90 un 1-1, perdió no porque Reyes falló las que tuvo, porque Marquez y Diz son muy lentos, porque el medio no se conectó con la delantera, porque Sandy en una disparatada carrera recibió una roja innecesaria, perdió por la arrogancia, no la de sentirnos superiores, sigo pensando que si lo somos y que me critiquen de iluso o arrogante si quieren, sino por la arrogancia de no llamar a la selección de los cubanos todos, por esa arrogancia de creerse dueños de la cubanía de decidir quiénes son buenos cubanos o no, basados en parámetros tan obsoletos y arcaicos como ellos, Cuba perdió porque al futbol cubano hace rato se le prohibió soñar, porque al futbol cubano lo han mutilado y desangrado no solo en sus finanzas, sino también en su talento, porque se le ha puesto límite a la ilusión y se ha catalogado de traidor a quien se ha atrevido a soñar en grande.
Cuba perdió y seguirá perdiendo hasta que no se cambie la forma de pensar, hasta que no abramos los ojos a la realidad del nuevo siglo, hasta que se limpie la lacra que nos roba y se oculta tras guayaberas, sonrisa falsa y discursos baratos, Cuba perdió, y la eliminación es un puñal en el pecho de los que creeos, de los que tenemos la certeza de un futuro mejor para el futbol cubano.
Hoy mi Cuba perdió y con la frente en alto habrá que soportar una vez más las burlas y los ataques mal intencionados, si mi equipo perdió, pero nunca renunció y nunca con sus argumentos dejó de mirar a la tercera ronda, Curazao nos apeó del tren, nos cerró el paso y hay que felicitarlos.
Se viene la Copa Oro y el barco cubano luce endeble, vulnerable ante la potencia de los rivales, pero yo no me bajo en puerto seguro ni bajo los botes para salir remando cuando la tempestad se aleja, quien quiera bajarse que lo haga, yo aquí me quedo.
Vamos muchachos, que lo que sea, sea, aquí estamos con ustedes.

domingo, 14 de junio de 2015

Hora cero.



Llegó la hora cero para la selección cubana de futbol, esta tarde en el Pedro Marrero frente a la selección de Curazao deberá ganar, sí o sí, si quiere seguir con vida en la eliminatoria mundialista rumbo a Rusia 2018.

Tras el empate a cero goles, los cubanos deberán salir a llevarse el triunfo, pues tanto una derrota como a un empate diferente a un cero a cero los deja fuera de la carrera mundialista, algo que a pesar de todo lo que hemos hablado habría que considerarlo un verdadero fracaso.

Cuba debe superar esta ronda, tiene jugadores para ello, además de jugar en casa, aunque dudo que, hoy cuente con el mismo apoyo que cuando enfrentó al New York Cosmos hace unos días atrás y es que en un país donde la selección brasileña de futbol es adorada y querida como propia (debería ser más que la propia para acercarme más a la verdad), el que Brasil juegue casi a la misma hora su partido en la Copa América hará que muchos prefieran quedarse en casita viendo a la verdeamarela que irse al Pedro Marrero a apoyar al combinado dirigido por Raúl González Triana y solo los románticos fieles seguidores de nuestro futbol harán el viaje hasta el vetusto estadio a apoyar a la selección en su primer partido oficial en casa desde que se enfrentaran a Panamá en la eliminatoria mundialista pasada.

De más está hablar de los sucedido en Curazao, del nivel de juego de los jugadores, del planteamiento, etc, etc, etc, ya mucho se ha dicho y se ha debatido y creo que no  hay motivos para regresar a lo mismo.

Hoy hay que pensar en el juego de esta tarde, hacer borrón y cuenta nueva, obligar al cerebro a una amnesia voluntaria y borrar todo lo sucedido hasta el día de hoy y salir a ganar, a buscar la victoria desde el minuto uno. Solo así se evitarán riesgos y sufrimientos innecesarios, hoy hay que salir a buscar la tercera ronda, dejar los conformismos y marcar temprano, pues el reloj será un rival tan difícil como Curazao, pues el nerviosismo pudiera jugarnos una mala pasada.

¿Habrá cambios en la selección? No sabemos y como casi siempre habrá que esperar hasta el último minuto para confirmar o saber quiénes partirán desde el arranque, esperemos que sí porque el equipo necesita un revulsivo tras lo visto en Curazao y Triana dejó en el banco a jugadores que podrían cambiarle la cara  a la selección.

Hoy se despejará la duda premundialista, pero quedarán muchas interrogantes, interrogantes acerca del futuro de la selección de sus jugadores, del futuro de sus jugadores, de la posibilidad de los multinombrados y prometidos contratos en el extranjero, porque si algo demostraron los jugadores cubanos en Curazao es que tienen la calidad y condiciones para jugar también en Europa.

A pesar del deshielo entre EE.UU. y Cuba, Osvaldo Alonso no podrá jugar en su selección

 
La reanudación en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba superan ya seis meses, pero todavía no destraba la situación del volante cubano de Seattle Sounders, Osvaldo Alonso, que no podrá hacer parte de la próxima Copa Oro, que se jugará en Estados Unidos desde el 7 al 26 de julio.
 
Según le indican fuentes en La Habana a FutbolMLS.com el excapitán de la selección cubana seguiría sin poder representar a su país, ni tampoco podría jugar para los EE.UU.
 
“Mi gran sueño era jugar con Cuba, tener una vida normal como cualquier otro jugador que va con su selección y luego vuelve al club, pero con Cuba no se puede”, reconoció Alonso en abril de 2013 en una entrevista con el podcast Tiro Libre Radio de FutbolMLS.com. Alonso llegó a EE.UU. tras desertar de la selección cubana, mientras jugaban la Copa Oro 2007.
 
En aquella comunicación de 2013 con Tiro Libre, Ozzie Alonso, ciudadano estadounidense desde 2012, comentó que su agente había presentado la carta de intención ante la FIFA para cambiar de afiliación y representar a EE.UU., pero necesitaba la "liberación" de la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC).