jueves, 17 de diciembre de 2015

De 12, uno.



En eso se podría resumir matemáticamente, si estuviéramos en una Liga la actuación de la selección cubana de futbol durante esta gira por Centroamérica, un punto de 12 posibles, o lo que es lo mismo un empate y tres derrotas con el saldo de 10 goles en contra y solo dos a favor.

Con marcadas ausencias, y un colectivo que mezclaba jóvenes con mucho futuro y otros que aportaron mucho al equipo pero que ya vieron pasar sus mejores tiempos el equipo pasó de hacer un papelazo en el primer juego contra Nicaragua a mezclar buenos con malos momentos, siendo quizás la mejor versión el primer tiempo en el segundo partido contra Nicaragua, si exceptuamos claro, el partido contra el Juticalpa de la primera división hondureña equipo contra el cual se logró sacar el único punto y contra l que llegaron los únicos goles del equipo de la gira: del Beto Gómez y Carlos Domingo Francisco, este de penal.

Cuba fue, por lo visto un manojo de nervios en el sector defensivo donde las ausencias de jugadores como Abel Martínez, Arturo Diz Pe y David Urgelles obligaron al cuerpo técnico a improvisar con jugadores no habituados a ese sector con resultados catastróficos además de seguirse confiando en Hanier Dranguet que volvió a mostrar como a lo largo de todo el año que no está en estos momentos a nivel de la selección.

Por suerte para la selección las actuaciones de sus dos arqueros, Diosvelis Guerra y Elier Pozo fueron de lo más destacado evitando descalabros aun más graves.

Tampoco fue un jardín de rosas el medio sector en donde una de nuestras figuras principales y más talentosas Daniel Luis Sáez se mostró a veces con problemas para controlar a jugadores de pequeña estatura y habilidosos como sucedió con Nicaragua.

Se creo poco y se convirtió menos podría definirse de esta manera el seleccionado de la mitad hacia arriba, desaprovechándose incluso los balones parados y la altura de nuestros jugadores, un arma que debería ser letal en un conjunto como el nuestro carente, al menos en esta gira de un 10 clásico.

Es necesario, al menos en nuestra opinión, que a uno de los jugadores claves y con mayor experiencia en este equipo: Andy Baquero, se le termine de encontrar un puesto fijo dentro del campo, lateral derecho, extremo, contención, etc, etc, usted nómbrelo y ahí a estado el polifacético jugador capitalino, autor del gol cubano frente al Cosmos a principio de año y gestor de los dos goles que Arichel Hernández convirtió frente a Canadá en el preolímpico, estabilidad en una zona de juego y claridad en lo que se quiere de él, posibilitaría obtener mejores frutos de su juego.

Positivo, además del hecho de que se jugó internacionalmente, el debut de Shandrian Martell (vaya nombrecito del matancero, esperemos poder aprender a escribirlo correctamente), del espirituano Eduard Puga y el capitalino Eddy Saname, tres jugadores de los que estoy seguro se hablará y mucho en los próximos años dentro del futbol cubano

1 comentario:

  1. A pesar de las derrotas y de los problemas mencionados por Mario (gracias por manternernos al tanto de lo que hace la seleccion); desde cuando la seleccion de futbol cubana no tenia cuatro partidos de preparacion con vistas a un encuentro o competencia, hace años que eso no pasaba. Yo los quiero ver ganar pero para eso tienen que jugar. No me gustan los resultados pero si estoy contento de que hagan esta gira y tengan roce con equipos con mas experiencia.

    ResponderEliminar