miércoles, 9 de diciembre de 2015

Goleados

-->
Cuando un compromiso inevitable de ultimo minute me impidió ver el Cuba – Nicaragua de anoche me sentí molesto, pero al ver el resultado del partido y leer los comentarios de lo sucedido anoche en Nicaragua pienso que tal vez la vida, el destino o algún ser divino fue piadoso conmigo al evitarme ver a mi selección humillada.

Es cierto que el equipo viajó con muchas ausencias, que tal vez Nicaragua haya subido su nivel de juego, pero digerir un 5-0 en manos de los piloneros es demasiado.

Difícil analizar un partido cuando no se vio y hacerlo en base a los comentarios de otros es injusto y no correcto, pero sin duda las ausencias terminaron pesando y mucho y quien no lo quiera ver así está completamente ciego o desconoce el futbol y la selección cubana.

Y no es tratar de justificar lo ocurrido, la estrepitosa derrota es sencillamente ser realistas, equipos grandes adjudican muchas veces bajos resultados y derrotas al bajo nivel de su jugador principal, más allá de que todos sabemos que el futbol es un deporte colectivo, y si la ausencia de un jugador puede pesar tanto imaginemos que puede suceder cuando faltan seis.

Si bien la ausencia de Sandy Sánchez pudiera quedar solapada por la presencia de Diosvelis Guerra, las ausencias de Abel Martínez Colón, Arturo Diz Pe, David Urgelles, Arichel y Maikel Reyes es un peso demasiado grande para el equipo, que debió improvisar en el sector defensivo sin sus dos centrales habituales, en la media sin alguien con la capacidad de Arichel o en la delantera en donde hoy por hoy nadie llega, o se acerca siquiera al tremendísimo nivel de  Reyes.

Cuba fue con lo que tenía a mano, con lo que quedó después de todo lo que sabemos, deserciones, salidas del país, pretemporadas en el extranjeros, no llamados por razones extradeportivas y se presentó en Nicaragua, en donde una derrota no hubiese sido algo descabellado, pero una paliza de cinco cero si era algo inimaginable.

Ahora toca hacer borrón y cuenta nueva, olvidar lo que pasó y a tratar de reivindicarse el sábado porque el futbol siempre da revanchas y hay que tratar de aprovecharlas, tratar de no hacer árbol caído, o ser tremendistas como acostumbramos los cubanos con nuestras cosas, pues tal vez no seamos tan buenos como cuando ganamos al Santos o tan malos tras la derrota de anoche, son simplemente resultados en el camino de reconstrucción de nuestra selección, porque al final al Real Madrid y a Brasil los bailaron y golearon en sus casas y aun se les sigue idolatrando, esperemos y tengamos fe en esta selección en sus muchachos, en sus técnicos que al final del túnel siempre hay luz.

2 comentarios:

  1. para q el football en cuba mejores
    1:mejores campos de juegos
    2:entredadores con calidad
    3:si asen eso estaran =30 mejores de la fifa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si siguen asiendo "borrón y cuenta nueva", nunca llegaran a ningun lado.

      Eliminar