lunes, 24 de agosto de 2015

El futbolista cubano Darío Suárez sueña con jugar en la MLS.


La historia se repite. Un futbolista cubano en plena competición en Estados Unidos abandona a su delegación en busca de un futuro mejor.

¿Qué fuerza tan grande les empuja a tomar esa decisión? ¿Podría esto cambiar con el restablecimiento de relaciones entre Cuba y EEUU?

El delantero Darío Suárez, quien hace apenas un mes tomó rumbo a Miami en el momento en que su equipo se preparaba para jugar el tercer encuentro de la Copa de Oro en Charlotte, arroja un poco de luz a esa cuestión.

“Me quedé en este país para poder jugar profesionalmente y convertirme en un futbolista de mayor nivel” comentó Suárez. “Tomé esta decisión porque en Cuba, desgraciadamente, no es posible jugar en otras ligas y cuando llegas al tope no puedes desarrollarte más. Mi meta es ir a la MLS”.

Su sueño y su fuga
La liga de fútbol profesional de Estados Unidos (MLS) se encuentra en auge y cada vez son más los jugadores que desean probar su valía en este torneo.

Aunque para Suárez llegar hasta aquí no ha sido nada fácil. Primero tuvo que llegar a la selección nacional y luego utilizar su ingenio para escapar.

“Un día antes del partido contra Guatemala nos sacaron a hacer compras a Walmart y allí encontré la manera de salir”, narró el jugador. “Me mandé a correr a toda velocidad, unas tres millas sin mirar atrás, y luego esperé horas en un McDonald a que un amigo me fuera a recoger”.

Ahora Darío solo piensa en triunfar.

“Estoy aclimatándome y a su vez haciendo los papeles para insertarme en algún equipo tan pronto como sea posible”, expresó Suárez. “Si no es ahora será más adelante, pero voy a mantener el espíritu de jugar profesionalmente”.

Estados Unidos
El jugador, natural del Cerro, tiene a sus 23 años un mundo por delante, mucho más porque cuenta con la ayuda de sus familiares y del entrenador en su infancia Dagoberto Lara, quien se quedó en EEUU, junto a otros siete jugadores, en el preolímpico de Tampa en el 2008.
“Ahora con la ayuda de Lara estoy haciendo hincapié en el físico. Además juego algunos partidos para estar listo cuando llegue el momento de hacer las pruebas para entrar en algún equipo profesional”.

Suárez fue uno de los cuatro futbolistas que dejaron el equipo Cuba en la Copa Oro 2015, junto al delantero Keiler García, el portero Arael Argüellez, y el delantero Ariel Martínez, con quien comparte equipo en el Kendall Soccer Park.

Historia
El futbolista habanero, quien nació en medio del llamado “Período Especial”, rememora su trayectoria futbolística.

“Empecé jugando con solo seis años después de que un día un entrenador nos reclutara, ese señor es Dagoberto Lara”, dijo Suárez. “A partir de los nueve años entré en los equipos de la Habana y jugué todas las categorías de menores”.

Suárez participó en varios juegos escolares de la mano de experimentados técnicos entre los que destaca a Francisco Fariñas para luego dar el gran salto al equipo Cuba.

“Venía de jugar en la selección de menores, cuando me llaman al equipo nacional con 20 años”, indicó. “Lo venía haciendo muy bien y en parte lo esperaba. Muchos me decían que debieron llamarme antes, tras destacar en campeonatos nacionales, haciendo buenos goles”.

Ser un seleccionado nacional no es cualquier cosa y Suárez se lo toma con una insolente madurez.
“El llamado lo tomé con mucha seriedad, tratando de estar ecuánime en los partidos con la selección y de hacerlo lo mejor posible”, recordó, “Jugué de extremo, de volante y de centrodelantero”.

Y esos polvos trajeron estos lodos
Después de ganarse el puesto, el último de sus seleccionadores Raúl González Triana lo relegó al banquillo.

“En la selección yo venía jugando de titular, incluso contra el Cosmos en La Habana, pero cuando llegó la eliminatoria para el Mundial contra Curazao, el entrenador Raúl González Triana me dijo que como no tenía mucha experiencia no me iba a utilizar de regular”, señaló. “No jugué ninguno de los dos partidos y quedamos eliminados”.

Darío Suárez decidió cambiar de aires y mostrar su enorme potencial, sus habilidades, sus ganas de aprender y sus goles en EEUU.

“Mis mayores virtudes son el sacrificio, mi capacidad de trabajo, físico, velocidad y olfato goleador”, destaca el delantero. “Ahora estoy trabajando para ganar más masa muscular y adquirir mayor ritmo”.

Comparación entre el fútbol de EEUU y Cuba
El jugador confiesa que el ritmo de juego en Cuba es más bajo y que eso se nota cuando la selección juega partidos internacionales, sobre todo respecto a Estados Unidos.

“El fútbol en EEUU está al más alto nivel,”, comenta el habanero. “Me ha sorprendido la calidad de la MLS, con jugadores fuertes y partidos muy físicos”.

El jugador conoce muy bien cómo se vive el balompié en Cuba y sus antagónicos resultados.

“Los resultados del fútbol cubano tiene que ver con el desarrollo del mismo. Hay mucha masividad y es el deporte que está mandando”, añadió. “Pero no está bien organizado y a los jugadores les falta todo lo necesario para triunfar”.

Decepciones o deserciones.
Aunque el término deserción no es el más adecuado, sí viene siendo el más utilizado. Con los atletas que han “desertado” se podría conformar fácilmente una delegación para competir en una olimpiada en todas las disciplinas.

Y por supuesto el equipo de fútbol sería muy superior al actual combinado nacional. Aunque si los dejaron jugar fuera, todo cambiaría y habrían menos decepciones y deserciones a nivel deportivo.
“Nadie se quedaría”, indicó. “Como cualquier jugador en el mundo, tendríamos más partidos a nivel de clubes y con la selección los resultados serían mucho mejores”. 

Sobre la posibilidad de volver a vestir los colores de la selección nacional, ahora que el total restablecimiento de relaciones entre Cuba y EEUU es solo cuestión de tiempo, el exseleccionado nacional lo tiene muy claro.

“Ojalá esto traiga un cambio en el deporte. Y, por supuesto, me gustaría volver a vestir la camiseta del equipo Cuba. Ese es el mayor sueño que puede tener un deportista, y si se diera la oportunidad, con gusto jugaría haría como siempre”. (Tomado del Nuevo Herald. Escrito por Pedro J. González)

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/article31986945.html#storylink=cpy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada