martes, 2 de junio de 2015

Cuba sucumbe ante la maestría del Cosmos

Por Osmany Torres.
Cuba puso las ganas y el Cosmos el fútbol en un promocionado partido que terminó con victoria de 4x1 de los neoyorquinos. 

El resultado fue lo menos importante en esta lluviosa tarde habanera donde se vio a Pele en el palco de protocolo y a Raúl en el terreno de juego. La afición respondió y colmó el Estadio Nacional Pedro Marrero a pesar de la pertinaz lluvia de este martes en la capital cubana. 

El Cosmos tomó la iniciativa desde el comienzo del choque y ya en los primeros compases pudo abrir el marcador con un cabezazo al poste tras un libre directo botado desde la derecha. 

La zaga cubana se mostraba insegura y tras un fallo en la salida los visitantes se pusieron en ventaja gracias al disparo cruzado de Lucky Mkosana. Nada que hacer para Sandy Sánchez que solo atinó a reclamar mayor atención a sus defensores. 

El tanto reavivó a los locales que poco a poco se acercaron al área rival y cerca del 20’tuvieron el empate pero Arichel Hernández no pudo colgar al arquero Mauer con una vaselina. Previamente el principal Yadel Martínez no consideró penal una acción en la que Maykel Reyes le tira un sombrero a Mauer y cae en el área. 

Cuando mejor jugaba Cuba llegó el segundo del Cosmos por intermedio de Sebastián Guenzatti. El mediocampista uruguayo aprovechó un balón suelto en el área y la lentitud de la defensa para vencer a Sánchez con un potente remate. Minutos después (34’) Ariel Martínez, el más participativo de Cuba en la primera mitad, hizo el primer disparo entre los tres palos de los locales pero Mauer controló sin problemas. 

El 3x0 cayó en el 35’ obra de Chirishian Hagop que se valió de un mal cierre de los centrales para marcar a placer. Mientras el cuarto llevó la firma Mkosana al rematar de volea un centro desde la derecha. La última de la primera mitad fue para el cuadro local pero Darío Suárez disparó de frente a Mauer. Primera parte de buen fútbol y gran ritmo, con mayor contundencia del Cosmos. 

A Cuba le volvió a faltar pólvora de cara al arco y tener más descaro para ir al uno contra uno, pero sobretodo, carácter y concentración en la última línea. 

Tras el paso por camerinos el chip de la selección cambió y desde el arranque del complementario se apreció otra actitud. 

Al 49’Reyes pudo descontar pero su definió con demasiada fuerza arriba y la esférica salió desviada del arco de Mauer. 

Los cubanos apretaban y luego de una recuperación de Suárez en las inmediaciones, Andy Baquero desató la algarabía en el Marrero con un gol que se festejó como si fuera el de la victoria. 

 La respuesta de la visita no se hizo esperar pero ahí apareció la figura de Sánchez para desviar el remate a córner. Los cubanos siguieron empujando y Yenier Márquez pudo meter más en el partido a su equipo con un disparo desde la frontal que apenas se iba desviado. 

Con el partido en un trance de ida y vuelta Triana decidió mandar al campo a Liván Pérez para buscar mayor desborde por la banda derecha. Casi al unísono también debió agotar un cambio en la portería por la lesión de Sánchez. 

Diosvelis Guerra ocupó la portería cubana en los últimos 25’minutos del encuentro. El equipo de Triana siguió buscando como llegar a la meta rival pero muy poco pudo hacer hasta el minuto 80’cuando Hernández exigió al meta suplente Brian Holt con un remate potente y abajo. En los compases finales Baquero estuvo a punto de conseguir el doblete a la salida de un córner, mas no pudo conectar las esférica y debió contentarse con su primer gol en la absoluta. 

Entre abrazos y saludos concluyó el histórico encuentro entre la selección nacional de Cuba y el Cosmos de Nueva York. Más allá del resultado el gran vencedor es el fútbol que se sigue mostrando como un puente para unir personas y naciones.

2 comentarios:

  1. creo que lo mas importante fue la oportunidad para los fanaticos del futbol en Cuba,como tambien la suerte de que una personalidad tan influente como Pele estubiera presente y de este modo se viera la calidad individual de los jugadores cubanos,creo que como equipo son pesimos pero no se les puede culpar a ellos,muchos factores dan al traste a tan ingenuo desmpeño,quisiera pensar que esto es solo el comienzo de un futuro provisorio para el futbol cubano,ya es hora de abrir la mente de entender que el mejor camino es abrirse al profecionalismo,y hablo de desarrollarlo en Cuba,tenemos un pueblo con hambre de show ganas de ver a nuestros atleta en las maximas competencias y ademas un gran interes internacional de vernos lucir todo nuestro potencial es ahora o nunca!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que da gusto ver que dos países históricamente separados que unen aunque sea por un partido de fútbol, los jugadores que jueguen el partido y el resultado son lo de menos. Felicidades por el Artículo compañero.

    ResponderEliminar