miércoles, 13 de mayo de 2015

"Para que no quepan dudas"

Escrito por Félix Anazco Ramos / Fotos: Otilio Rivero Delgado
Minas, Camagüey-. “Para que no queden dudas”, fue la primera frase del goleador Dagoberto Quesada cuando se le acercó la prensa asistente al último encuentro de la edición centenaria del Campeonato Nacional de Fútbol, en el que el once de Camagüey derrotó 3-0 a Villa Clara.

“Éramos matemáticamente campeones hace varias jornadas, pero las derrotas de los dos últimos juegos estaban manchando el gran trabajo que hicimos durante todo el torneo. Por eso había que cerrar por todo lo alto”, dijo el atacante de los Miuras camagüeyanos.

Fue precisamente Quesada quien estrenó el marcador al minuto 28 al finalizar una relampagueante jugada de contragolpe. En solamente tres toques de balón los locales pasaron desde su área defensiva hasta la portería rival, la visión de Armando Coroneax y la velocidad resolutiva de Liván Pérez y “el Dago”, fue un puñal para la experimentada defensa villaclareña.

La segunda diana llegó a los 55 mediante los botines del excelso capitán Aramando Coroneax quien aprovechó un error de la saga contraria para colocar la esférica en la escuadra del arco de Yoandry Pérez. A esa altura del partido ni los estelares Yenier Márquez, Jorge Luis Clavelo y Arichel Martínez podían hacer algo para detener la estampida de los campeones.

Y como si fuese poco, el Director Técnico de los Miuras, Julio Valero, dio entrada a un sediento Keyler García. El otrora delantero del equipo Cuba regaló, en apenas 20 minutos de juego, un recital de imaginativas jugadas al estilo del mismísimo Cristiano Ronaldo, en una de ellas llegó último gol de este inolvidable campeonato.

Finalmente, este resultado dejó a Villa Clara fuera del podio de premiaciones, las medallas de plata y bronce fueron para La Habana y Cienfuegos respectivamente.


Ese fue el regalo del once camagüeyano a los aficionados que durante todos estos meses colmaron la cancha del reparto Sebastopol del municipio Minas. Con ellos compartieron la alegría de coronarse nuevamente reyes del balompié cubano, 38 años después del histórico triunfo del “Granjeros” de 1977. (Periódico Adelante, Camagüey)







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada