lunes, 20 de abril de 2015

La Habana vuelve a flaquear en casa


Por Osmany Torres.
Una vez más La Habana cedió puntos en casa al no pasar del empate sin goles ante Las Tunas en la decimocuarta fecha del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División. A falta de cuatro partidos para el cierre de la temporada a los capitalinos solo les queda el aliciente de mantener el segundo escaño del torneo.
Varias ausencias de peso marcaban el comienzo del choque frente a los tuneros en el Pedro Marrero, de ahí que jugadores poco habituales este curso saltaran al campo en el once inicial.
La portería era para Danilo Torres y en la última línea aparecían Yunior Nash y David Sarmiento, en tanto Armando Oramas y Roberto Peraza formaban un doble pivote de estreno en la justa. Mario Ruiz sería el principal referente en ataque.
Las malas condiciones del campo fueron protagonistas en los primeros compases del encuentro. Imprecisiones en los pases, conducciones atropelladas, malos controles, eran síntomas de una tarde pobre de fútbol.
Cerca del minuto 35´ llegó la opción de gol más clara para los locales cuando Andy Baquero habilitó a Eddy Sanamé que en el mano a mano no pudo con el meta Julio Pichardo. El extremo de Plaza buscó colgar al internacional tunero pero este achicó bien los espacios y con un manotazo evitó la caída de su arco.
Minutos después la visita respondía con un centro en cortada de Yadian Casa del Valle que Maykel Celada martilló a gol pero Sarmiento rechazó la esférica cuando buscaba meterse en la valla de Torres.
Cuarenta y cinco minutos de puro tedio donde no hubo ritmo ni buenos gestos técnicos en el juego. La cancha con su césped alto, sus desniveles y sin un claro marcaje, también aportaba lo suyo a un partido de por sí bastante pálido.
La segunda mitad mostró una mejor cara sobre todo por la ambición del once tunero que presionaba fuerte en mitad del campo y peleaba cada pelota con intensidad. Con la esférica en su poder los de Balcón del Oriente buscaban llegar a la meta rival sobre todo por los extremos.
Sin embargo, fueron los anfitriones los que estuvieron cerca de activar el marcador con par de remates de Darío Suárez. El primero se fue a penas desviado, mientras el segundo era manoteado a córner por Pichardo.
Los tuneros tuvieron la suya con un desborde por derecha de Dairon Blanco que puso una pelota de gol para Celada pero el arquero capitalino cortó con una gran estirada.
A pesar de que La Habana se fue arriba con todo para quedarse con los tres puntos, el marcador no varió y el empate sin goles sirvió de muy poco a ambos planteles. Los habaneros dijeron adiós a cualquier esperanza de título, en tanto los tuneros siguen coqueteando con el descenso.
Con cuatro partidos por delante, los conducidos por Dariem Díaz tienen ante sí el reto de mejorar el tercer lugar de las últimas campañas. En sus manos está el subcampeonato aunque para ello tendrán que desplegar un fútbol de mayor asociación y ritmo donde la sed de victoria sea el motor impulsor del equipo.
El título será objetivo de la próxima temporada y desde ya se hace necesario comenzar a reflexionar sobre los aciertos y desaciertos de una temporada en la que el grupo tenía para mucho más. Ahora solo resta esperar el mejor final posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario