martes, 21 de abril de 2015

¡Camagüey campeooooooooooooooooón!

Por: Fidel Alejandro Manzanares.
Cómo funcionará en los predios de Anfield Road en Liverpool cuando el equipo vuelva a salir campeón de la Premier, lo desconozco; ni siquiera tengo pasaporte para darme un saltico al archipiélago británico.
Tampoco almaceno reportes del plan de acciones de los seguidores de los Pericos de Puebla en caso de ganar la Liguilla del Fútbol MX. Lo que sí les puedo decir es que los amantes del fútbol en Camagüey, Cuba, tienen el autorizo pa salir a las calles con palanganas de aluminio, serpentinas de periódicos viejos y tambores para celebrar el título en el Campeonato Nacional de Fútbol, más conocido como la Liga MDM o Más Difícil del Mundo.
La oncena victoria consecutiva de los chicos de esta tierra permite hoy disfrutar de las mieles del triunfo, que no tendrá muchos bombos y platillos ni foticos en la portada del Juventud Rebelde; pero igual luce méritos suficientes como para dedicarle un espacio en mi blog.
Llegué a pensar que esos jugadores pertenecían alguna secta religiosa; impedimento para alcanzar el olimpo de los campeones en suelo patrio. No podía solo arrojarle la maldición al sistema de eliminación de los Play off. Me resultaba imposible borrar de la memoria las derrotas en Finales ante Villa Clara y Ciego de Ávila.
Suponía que el talento de hombres como Armando Coroneaux, capitán consagración a pesar de críticas y esguinces de tobillo, Dagoberto Quesada con su corre corre y sacrificio, Keyler García con su técnica individual y sus desajustes cerebro-disciplinarios, Ángel Horta con su vital y respetada guapería floridana y Oslendi Machado en sus años del Lev Yashin de la Plaza San Juan de Dios, resultaban suficientes para ganar el principal evento balompédico local.
Pero no fue hasta 2015 cuando el fútbol camagüeyano logró reivindicar aquellas actuaciones de los equipos de Granjeros en la década del 70. Desde mi era en la EIDE ( Escuela de Iniciación de Deportes) escuchaba de los Chichas Sotomayor, Hugo Madera, Agustín Pérez. Gloriosa generación con botines negros, porque no se faranduleaba con Niké Mercurial ni peinaditos cómicos.
Hoy solo en los más fieles sectores futbolísticos de barrio se pregona el triunfo de Camagüey. Para mí es como bálsamo a las imágenes de los alemanes endosándoles 7 goles a la verdeamarelha, sin piedad…porque ellos son así. Casciari decía en repaso del suceso semifinalista de la Copa del Mundo de 2014 que “El fútbol había dejado de existir”.
Para mí el triunfo sabe a gloria terrenal. Lo repito. Especulo sobre el torneo de Clubes Campeones del Caribe, porque en ese equipo “habitan” chicos que sueñan con un viajecito, por lo menos a Martinica pa´ ver como se llega un crucero al puerto.
La franquicia de los Miuras Fútbol Club se alzó con la medalla de oro en la jornada gloriosa del 18 de abril en la polvorosa cancha Antonio Maceo de Santiago de Cuba; así que si la gente en Madrid se va a Cibeles a dar saltos, ya yo me saqué la lotería y el autorizo del administrador de la fuente de mi reparto Montecarlo para revolcarme en sus aguas primaverales y gritar: “¡ Camagüey Campeón!” 
https://mipuntodepenalty.wordpress.com

1 comentario:

  1. Hola y felicidades al CAMPEÓN; mi estimado amigo leo muy atento su reportaje.., pero hay algo que me bota y es lo siguiente que usted escribe "los Pericos de Puebla en caso de ganar la Liguilla del Fútbol MX", no son los PERICOS, son los "CAMOTEROS" (Boniato como se conoce en Cuba) ó "El Equipo de la Franja" por el uniforme que utiliza este equipo con una franja que corre de derecha a izquierda; los PERICOS son un equipo de BÉISBOL de la misma Ciudad de Puebla.
    Saludos.

    ResponderEliminar