lunes, 30 de marzo de 2015

Mosqueteros calientan Charlotte.

La fría noche en Charlotte, Carolina del Norte, 46 grados Fahrenheit (unos 7 Celsius) no fue escusa, ni impedimento para los tres jugadores cubanos de Charleston, quienes con una soberbia actuación se convirtieron en factor decisivo para que su equipo consiguiera la segunda victoria en dos salidas en el presente torneo de la USL.
La noche comenzó rápido para los cubanos, y bajo los tres palos Odisnel Cooper se robó todo el protagonismo en los primeros minutos, al detener tres claros disparos de gol del conjunto local en apenas ocho minutos), las fantásticas intervenciones de Cooper le permitieron al Battery mantener el cero a cero hasta que a los 10 minutos Maykel Chang apareció en el medio del terreno para conectarse con Heviel Cordovés, que le ganó las espaldas a sus defensores y contagiado de la frialdad reinante batió al portero del Independence que buscaba achicar ante el avance del cubano.
La alegría duró poco para el equipo de los cubanos, pues tres minutos más tarde un excelente pase de tacón dentro del área aurinegra, dejó completamente solo a uno de los delanteros locales que fusiló a Cooper que no pudo evitar el 1-1.
Tras el gol los locales arreciaron su ataque siendo  Cooper la única razón por la que no cayó la segunda anotación, con grandes intervenciones y arriesgándose el físico (Recibió un golpazo tremendo en la cabeza de parte de uno de los delanteros rivales tras arrebatarle de los pies un balón dividido).
La igualdad llegó hasta los 21 minutos cuando nuevamente Chang recuperó un balón en la media, y la filtró hacia la izquierda donde Cordovés aguantó bien el off side, levantó la cabeza y al ver a su compañero de equipo, Garbanzo entrando por el medio le puso un excelente centro raso que Garbanzo sólo tuvo que empujar para el 2-1.
La presión continuó por los locales, pero los Tres Mosqueteros Cubanos tenían todas las luces encendidas y mientras Cooper seguía siendo infranqueable, Chang, a los 38’, desde su misma área vio a Cordovés y le mando un pase bombeado que el delantero cubano, al que se le ha cuestionado su velocidad en ocasiones, ganó por velocidad y definir con una tranquilidad pasmosa por encima del arquero rival para el tres a uno.
El cuarto del Battery y el tercero de la noche para Cordovés casi llega a los 41, pero su disparo desde fuera del área salió coqueteando el segundo poste cuando ya casi se cantaba el gol.
Para la segunda mitad, el Battery bajó de revoluciones lo que aprovechó desde bien temprano el local, para acortar distancias desde el punto de penal apenas a los 47 minutos, sin embargo su mayor posibilidad de anotar se esfumó minutos más tarde cuando un remate de primera desde el área grande terminó en las garras de Cooper que voló hacia su derecha, para quedarse tranquilamente con el balón.
El 3-2 puso emociones, pero no claridad en el partido que en ocasiones se tornó ríspido en la media y la mayor posesión de balón del local nunca logró transformarla en peligro claro para Cooper que no debió esforzarse tan a fondo como en la primera mitad terminando el partido con 7 Saves (atajadas).
Cordovés recopiló una noche de grandes quilates con 5 putos, producto de sus dos goles y una asistencia, mientras que Chang se apuntaba un par de asistencias, de haberse usado el mismo sistema que usa la MLS para otorgar las asistencias el Chino hubiese compilado tres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario