miércoles, 11 de marzo de 2015

Empate en la despedida

Momento determinante del partido, Savigne se dispone a rematar sobre el marco de Trinidad & Tobago
No se pudo, parecía que se podía, pero no se pudo, la selección Sub 17 cubana de futbol no pudo llevarse la victoria frente al seleccionado de Trinidad y Tobago muy a pesar de tener el partido contralado casi a lo largo de los 90 minutos.

Fue un partido, que como el de ante Jamaica, no se supo manejar un resultado favorable lo cual sin dudas dio al traste con la posibilidad de nuestra selección de pasar a la siguiente ronda.

No se puede pedir peras al olmo, y la calidad de un equipo no tiene nada que ver con el saber manejar ventajas, eso es algo que se obtiene jugando cotidianamente y esa es una de las tareas pendientes de este seleccionado juvenil cubano, que preparado conscientemente podría darnos una gran alegría en la eliminatorias mundialistas Sub 20, del próximo ciclo.

Calidad individual existe, además de un colectivo técnico al que le gusta mover el balón, promover el futbol y al cual tras ver lo logrado en esta eliminatoria se le debe premiar con ayuda para que puedan seguir trabajando con esta base de jugadores, que estuvieron muy cerca de colarse en las semifinales, a pesar de los pesares, contra todos y todo.

Cuba fue mejor como a lo largo de los cuatro partidos finales, en los que la mala fortuna, los nervios y la falta de experiencia no les permitió obtener los tres puntos en disputa, hoy comenzó temprano en ventaja por intermedio de Eduard Puga y su arco no vio peligro por parte de los Trinitarios hasta pasado el minuto 42, sin embargo un par de distracciones a los 65, y después a los 71 causaron primero el empate y después la ventaja trinitaria.

Si bien el primero de los goles trinitarios fue un verdadero golazo, el segundo, más allá de la distracción de la zaga cubana en una jugada preparada desde un tiro de esquina, es hasta cierto punto dudoso, pues se produce la intervención de un jugador trinitario que está en fuera de lugar y cuya finta tratando de evitar que el balón le pegue termina engañando al portero cubano al que la de cuero le pasa por debajo del cuerpo.

El uno dos era injusto, muy injusto y los cubanitos, como contra Honduras demostraron su gran carácter, fueron a por el empate y lo consiguieron a la salida de un tiro de esquina que Carlos Borromeo remachó de cabeza al fondo de las redes.


El empate no era suficiente para los chicos y fieles a la filosofía de su cuerpo técnico de no conformarse fueron a por los tres puntos, dilapidados primero cuando el remate de Rey Charles después de haber dejado sembrado a su defensor se fue lejos de segundo palo del arquero y después cuando Brian Savigne reventaba el poste trinitario en el minuto final del partido.

3 comentarios:

  1. Bueno mis felicidades para la sub-17 jugadores y tecnicos, la verdad que dio gusto verlos jugar, aunque los resultados no nos acompañaran, la mejor seña de su actuacion fue escuchar la diferencia entra la narracion de los primeros partidos y los ultimos (los narradores eran centroamericanos, no se exactamente el pais) pero en los ultimos partidos empezaron a mostrar respeto por el juego y la seleccion de futbol de Cuba, y es que no les quedo otro remedio debido a lo que se mostro en el terreno. Felicidades otra vez, Mario para ti tambien, el blog se ha comnvertido en referencia del futbol cubano, debajo pongo un enlace a un articulo del 5 de Septiembre en Cienfuegos, que al final ha empezado a mostrar interes en el futbol (despues de repetidas peticiones).

    http://www.5septiembre.cu/sociedad/deportes/item/57167-cienfuegueros-miraron-a-los-ojos-del-rival-en-futbol-sub-17-video

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario, y la verdad me emocionó ver en el artículo varias citas de un artículo que publicamos aquí

    ResponderEliminar