lunes, 16 de marzo de 2015

El 2 de Junio, el Cosms estará en La Habana

Giovanni Bavarese y Walter Benítez en el anuncio del
partido entre el NY Cosmos y la Selección Cubana.
Menos de un mes después que Estados Unidos y Cuba anunciaron su intención de restablecer relaciones diplomáticas, los dirigentes del Cosmos coincidieron con los jerarcas del fútbol cubano durante un torneo juvenil regional de selecciones.

Se plantearon la idea de disputar un partido de exhibición en Cuba. El lunes, con bombos y platillos, el club de Nueva York y la selección cubana revelaron que el amistoso se disputará el 2 de junio en La Habana.

"Queremos inspirar a otros para derribar barreras y ayudar a mejores las relaciones entre los dos países", dijo el presidente del Cosmos Seamus O'Brien.

Será la primera visita de un club profesional de fútbol de Estados Unidos a la isla en 37 años, y se produce luego que los gobiernos de ambos países anunciaron el 17 de diciembre que emprenderían la normalización de relaciones.

El hoy desaparecido Chicago Sting fue el último equipo de fútbol que estuvo en Cuba, en 1978, aunque la selección nacional disputó un partido por las eliminatorias de la Copa Mundial en La Habana en 2008.

En la rueda de prensa en la que se presentó el amistoso, el Cosmos equiparó el partido como un acto de diplomacia deportiva. Se mostró un video de la serie de intercambios de los equipos de tenis de mesa de Estados Unidos y China a inicios de la década de los 70.

"Esto busca unir a la gente, más que una reunión de presidentes, de cancilleres", dijo el congresista demócrata Charles Rangel, un opositor del embargo económico que Washington impuso a Cuba hace más de 50 años.

Rangel contó que estaba en La Habana cuando los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron la apertura.

"Hay dos cosas que los cubanos me dijeron que les gusta de Estados Unidos: una es el deporte y la otra es todo lo demás", indicó el legislador.

Giovanni Savarese, el técnico venezolano del Cosmos, destacó que Cuba será el país número 42 que visita el club en su historia. "Tenemos una historia como embajadores del deporte estadounidense".

Después de una inactividad de casi tres décadas, el Cosmos se incorporó en 2013 a la North American Soccer League (NASL), un torneo de segunda división. En su plantel se destaca el delantero Raúl González, ex estrella de la selección española y Real Madrid.

Su gran auge se produjo a mediados de los 70 e inicios de los 80, cuando atrajo a sus filas a luminarias en el ocaso de sus carreras como Pelé y Franz Beckenbauer.

"Cuando se me informó de que existía la posibilidad de jugar con el Cosmos, enseguida acepté por lo que sabía de este club, su historia, su prestigio", dijo el técnico de la selección cubana, Walter Benítez. "Ahora me doy cuenta de que es mucho más grande de lo que yo pensaba".

El deporte rey en Cuba es el béisbol, pero la popularidad del fútbol ha ido en aumento en años recientes y hay efervescencia por la rivalidad entre Real Madrid y Barcelona.

l amistoso ayudará a la selección cubana en su preparación para encarar las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF y luego la Copa de Oro en Estados Unidos.

Para Benítez, también puede contribuir para darle impulso al deporte. "En Cuba ya se ve mucho fútbol, se respira mucho fútbol. "Esto nos permite ir más abajo para encontrar el talento".

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/deportes/futbol/article14629559.html#storylink=cpy

3 comentarios:

  1. La noticia comenzaría más o menos así: «La mejor cancha de fútbol en Cuba abrirá Sala de Historia del fútbol zulueteño». Podría ser una información común sobre un propósito nada novedoso, pues otros estadios de balompié del país ya tienen sus propios museos. Pero en el ambiente del más universal, en Zulueta, esta noticia tendría una connotación mayúscula. Porque de Cuba, tierra de béisbol y para el béisbol, ese pueblito se empina como un oasis del fútbol, una demarcación brasileña que paró en suelo cubano por un error geográfico.


    La fuente informativa estelar, el ariete, sería Máximo Alfredo Silverio Pérez, Chachito, con sus miles de fotos y mucho más de 90 minutos de historias. Tiempo adicional incluido, para contar la que algunos decidieron iniciar el 11 de diciembre de 1911, con el primer partido oficial del deporte de las multitudes, y que en los documentos del historiador local datan de 1907.

    Sin embargo, para convertirse en noticia, falta impulso. Hasta el momento, lo más seguro de este anuncio de información está en las reliquias de Silverio Pérez: el trofeo de la copa La Ranchuelera 1953, ganado por los Millonarios de Zulueta, uno de los clubes más prestigiosos del poblado villaclareño; uniformes y banderas de los equipos entre las décadas de los 40 y los 70 del pasado siglo, el inicio de las mujeres en el balompié...

    Y detrás de cada hecho, la marca zulueteña: entrenadores, jugadores del Cuba, mejor cancha del país y sede de partidos de la Concacaf; lugar escogido para el retiro por un grande del deporte en el país, el portero José Francisco Reinoso; y hasta para la visita de personalidades del panorama internacional, como el exseleccionador argentino César Luis Menotti.

    Tampoco en el ansiado momento se descuidarían prendas y talentos relacionados con otras disciplinas deportivas: pelotas de béisbol autografiadas por jugadores que disputaron la Serie Mundial Amateur Habana 1941; datos historiográficos de Tato Menéndez (Víctor Ramón Menéndez Pérez), boxeador profesional zulueteño que ganó el Cinturón de Oro de 1957, en los 56 kg, y otras tantas curiosidades conservadas por Chachito.

    Habría de negociarse el nombre de la Sala de Historia a los niveles pertinentes. Para Silverio Pérez, sería «Dagoberto Sosa Ariosa», por ser el fundador del ya referido club Los Millonarios y promotor del fútbol casi en todas las provincias cubanas.

    Papeleo e infraestructura, quizás lo más difícil para lograr la noticia, quedarían a merced de los decisores; los mismos que hoy ofrecen un local debajo de las gradas del Camilo Cienfuegos para el museo, y mañana lo imaginan como cuarto de masajes, para complementar las obras de los camerinos, en un cuento de nunca acabar.

    De concretarse, la Sala de Historia tendría un alto potencial como punto de interés turístico, sobre todo para aquellos que se desplazan hacia la cayería norte. Una opción ya pensada por la sucursal villaclareña de la Agencia de Turismo Cultural Paradiso.

    Por el momento, esto continúa como un prospecto de noticia. De los que tienen facultades para decidir, ninguno ha decidido. De los que tienen potestad para apoyar, pocos han apoyado.

    ¿Quién da el pitazo inicial? ¿Inder, Gobierno, Turismo? Demorar tan buen proyecto podría desmoronarlo entre el papeleo y las falsas expectativas. ¡Echemos ese balón a rodar!

    ResponderEliminar
  2. La noticia comenzaría más o menos así: «La mejor cancha de fútbol en Cuba abrirá Sala de Historia del fútbol zulueteño». Podría ser una información común sobre un propósito nada novedoso, pues otros estadios de balompié del país ya tienen sus propios museos. Pero en el ambiente del más universal, en Zulueta, esta noticia tendría una connotación mayúscula. Porque de Cuba, tierra de béisbol y para el béisbol, ese pueblito se empina como un oasis del fútbol, una demarcación brasileña que paró en suelo cubano por un error geográfico.

    chachito-maximo-silverio
    Máximo (Chachito) Silverio Pérez, principal promotor de la creación de una Sala de Historia para el fútbol zulueteño.
    La fuente informativa estelar, el ariete, sería Máximo Alfredo Silverio Pérez, Chachito, con sus miles de fotos y mucho más de 90 minutos de historias. Tiempo adicional incluido, para contar la que algunos decidieron iniciar el 11 de diciembre de 1911, con el primer partido oficial del deporte de las multitudes, y que en los documentos del historiador local datan de 1907.

    Sin embargo, para convertirse en noticia, falta impulso. Hasta el momento, lo más seguro de este anuncio de información está en las reliquias de Silverio Pérez: el trofeo de la copa La Ranchuelera 1953, ganado por los Millonarios de Zulueta, uno de los clubes más prestigiosos del poblado villaclareño; uniformes y banderas de los equipos entre las décadas de los 40 y los 70 del pasado siglo, el inicio de las mujeres en el balompié...

    Y detrás de cada hecho, la marca zulueteña: entrenadores, jugadores del Cuba, mejor cancha del país y sede de partidos de la Concacaf; lugar escogido para el retiro por un grande del deporte en el país, el portero José Francisco Reinoso; y hasta para la visita de personalidades del panorama internacional, como el exseleccionador argentino César Luis Menotti.

    Tampoco en el ansiado momento se descuidarían prendas y talentos relacionados con otras disciplinas deportivas: pelotas de béisbol autografiadas por jugadores que disputaron la Serie Mundial Amateur Habana 1941; datos historiográficos de Tato Menéndez (Víctor Ramón Menéndez Pérez), boxeador profesional zulueteño que ganó el Cinturón de Oro de 1957, en los 56 kg, y otras tantas curiosidades conservadas por Chachito.

    Habría de negociarse el nombre de la Sala de Historia a los niveles pertinentes. Para Silverio Pérez, sería «Dagoberto Sosa Ariosa», por ser el fundador del ya referido club Los Millonarios y promotor del fútbol casi en todas las provincias cubanas.

    Papeleo e infraestructura, quizás lo más difícil para lograr la noticia, quedarían a merced de los decisores; los mismos que hoy ofrecen un local debajo de las gradas del Camilo Cienfuegos para el museo, y mañana lo imaginan como cuarto de masajes, para complementar las obras de los camerinos, en un cuento de nunca acabar.

    De concretarse, la Sala de Historia tendría un alto potencial como punto de interés turístico, sobre todo para aquellos que se desplazan hacia la cayería norte. Una opción ya pensada por la sucursal villaclareña de la Agencia de Turismo Cultural Paradiso.

    Por el momento, esto continúa como un prospecto de noticia. De los que tienen facultades para decidir, ninguno ha decidido. De los que tienen potestad para apoyar, pocos han apoyado.

    ¿Quién da el pitazo inicial? ¿Inder, Gobierno, Turismo? Demorar tan buen proyecto podría desmoronarlo entre el papeleo y las falsas expectativas. ¡Echemos ese balón a rodar!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con los anónimos anteriores, la cuna del fútbol en Cuba el pequeño pueblo de Zulueta un barrio de Remedios en la actualidad es la vida y ESPERANZA del fútbol en la Isla y espero se cumpla esa solicitud para ese stadium que debería llamarse DAGOBERTO SOSA por todo lo que hizo por el fútbol en la región central. OJALA Y TODO SE CUMPLA.Digo esto porque conocí a ese señor y también mandó a un entrenador de fútbol a mi municipio y de ahí la pasión mía por ese deporte.ARRIBA EL FUTBOL.

    ResponderEliminar