lunes, 9 de febrero de 2015

Fútbol cubano: Dayron Blanco se regala una tarde mágica

Domingo, 08 Febrero 2015 11:45
Escrito por Raynol Paz Carmenate

Después de jugar un partido pobre, que rozó lo mediocre el pasado sábado ante Camagüey en la "Danzonera", el internacional Dayron Blanco se resarció este sábado ante su público a base de goles y buen fútbol para darle a Las Tunas la primera victoria en la edición 100 del Campeonato Nacional de Fútbol, esta vez por goleada de 3-0 ante la Isla de la Juventud.

Y es que el centenario torneo cubano tiene la suerte de contar con jugadores como este, capaz de marcar dos goles de calidad, luchar cada pelota, correr durante 90 minutos y cambiar una tarde mágica que no cerró con su primer hack-trick en Primera División porque tuvo la deferencia de permitir que su compañero Sandy Sánchez marcara de penal el tercer gol del choque.

En la segunda fecha del certamen, Las Tunas recibió en el estadio Ovidio Torres de Manatí a un once de La Isla con mucha pólvora en su delantera comandada por Yoandir Puga y Miguel Ángel Sánchez, pero con carencias en el resto de sus líneas.
Ambos equipos llegaban de perder en el debut y de dar una pálida imagen en sus respectivos compromisos. Por lo que esta vez el técnico local Rewal Ochoa optó desde el arranque por el buen trato y la experiencia de Kárel Pagés en la media cancha, además del olfato goleador del refuerzo holguinero Yadián Casa del Valle, condenados al banquillo de suplentes en la primera fecha.

Pero sería otro el protagonista de la lluviosa tarde en Manatí desde el mismo arranque. Dayron Blanco esperó con cautela los primeros nueve minutos del choque para saber cómo moverse entre la lenta zaga pinera y el inexperto cancerbero Róger Leyva.

Exactamente al minuto 10, cuando Las Tunas comprendió que el rival era una Isla perdida, Sajay Herrera recuperó la pelota en zona defensiva y condujo por la parte izquierda cruzando la línea divisoria del campo: con balón controlado habilitó magistralmente a un Máikel Celada que le ganó la carrera al zaguero Michel Márquez. El control orientado del capitán local encontró a Dayron Blanco sobre el punto de penal de espaldas al arco y con un giro se quitó la marca para quedar solo ante el portero, su disparo de derecha comenzó la fiesta a la que se habían dado cita miles de manatienses.

El gol de Dayron funcionó como motivador del resto de sus compañeros, quienes comenzaron a tocar el balón con absoluta confianza y en todas las líneas. Esta vez, el dibujo táctico llevó al lateral izquierdo al zurdo Adriel Cantillo un intérprete de lujo en el discurso del banquillo: presionar la salida y atacar por las bandas durante la primera parte.

Cantillo se asoció con Dayron en una excelente jugada al minuto 12 que terminaría con el lateral tunero cayendo dentro del área; aunque para suerte de la visita el principal Anniel Quintana se presentó en Manatí con el aplomo suficiente para no dejarse engañar.

Quintana pondría orden dos minutos más tarde en el primero de los muchos encontronazos entre Kárel Pagés y Miguel Ángel Sánchez, la amarilla para los dos jugadores advertía a los restantes que la batalla debía ser a base de fútbol y no de golpes.

Obviamente, el fútbol en este choque estaba reservado para los botines de Dayron, quien se cambiaba de banda todo el tiempo y se movía a placer entre la línea defensiva de Isla de la Juventud.

En medio del empuje tunero, a los 20 minutos Dayron recibía otro balón de Celada, su mejor socio de la tarde, y dentro del área controló un largo centro que exigió de zurda al meta Leyva. En plena caída, el arquero se encontró con el balón camino a las redes para mantener momentáneamente la ventaja mínima de los dueños de casa.

Cumplida la media hora, el jovencito Sajay Herrera abandonaba por lesión el campo y con un hombre de menos La Isla dio la única señal de peligro de toda la primera parte: Michel Márquez mandó un balón a más de 30 metros y en carrera Yoandir Puga cambió de ritmo para quitarse la marca de Daimar Édgar y desde la frontal veía cómo su disparo pegaba en el larguero ante la mirada atónita de Sandy, un espectador más en el resto del primer tiempo.

Para la segunda mitad, Rewal mantuvo la disposición y la idea de cumplir la tarea fue interpretada por los jugadores tuneros. Esta vez y ante el cansancio de Adriel Cantillo, Dayron se cambió de banda para asociarse con el reconvertido lateral Héctor Rondón, otro estandarte en el fondo y con mejor salida desde el lateral.

Las Tunas desperdiciaba las ocasiones una tras otra, incluyendo un disparo de Yeinier Rosabal dentro del área que se fue rosando el larguero. En la siguiente y desde el córner, Dayron estuvo a punto de marcar un gol olímpico, antes de fallar un mano a mano desviado por el portero, después de la habilitación de Casa del Valle.

Se cumplían 70 minutos, Las Tunas no sentenciaba el choque, y el resultado directo era un aumento en la confianza pinera en su delantera, hasta el punto de que Puga, en buena asociación con Miguel A Sánchez, vencía a Sandy con un disparo cruzado que se coló en el arco pero desde posición de fuera de juego.

Dos minutos más tardes Sandy era nuevamente exigido por Puga en un disparo desde la frontal, el guardameta tunero mostró su jerarquía y mandó la pelota al tiro de esquina.
La advertencia hizo que otra vez Dayron tomara las riendas del equipo y mandara en el centro del campo, lo mismo recuperando balones que desbordando por la banda.
Diez minutos después y ya con el traje marcado con las huellas del campo, Kárel Pagés habilitó a Dayron Blanco, quien le ganó la espalda a los defensores. Por enésima vez, el internacional amanciero visitaba el área rival y el segundo mano a mano encontró la pelota en el fondo de las redes después de un potente disparo que desató la locura definitiva y sentenciaba el choque. La tarde caía rápido y persistía una fina llovizna, pero el protagonista se negaba a abandonar el espectáculo y sus detalles técnicos pusieron de pie el "Ovidio Torres" con una ovación cerrada en la recta final.

Por si fuera poco, Dayron se encontró con un balón en cancha ofensiva y la conducción fue tal, que en el justo momento del disparo, el defensa Denis Núñez levantó su mano: penal decretado por Anniel Quintana.
Ya en el tiempo de reposición Dayron, dispuesto a patear el penal, miró a Sandy y ante su público le cedió el cobro al ídolo local, quien marcó su primer gol en la historia de los campeonatos nacionales.

El público terminó aplaudiendo a Sandy y agradeciéndole a Dayron la tarde de ensueño que se gastó. Una vieja deuda está saldada, en quince días el multicampeón Villa Clara probará verdaderamente a Las Tunas y Dayron Blanco estará presente para impulsar a su equipo.

Ficha del partido:
Las Tunas (4-3-3): Sandy Sánchez; Adriel Cantillo (Mainar Rivero 62´), Héctor Rondón, Sandro Cutiño, Daimar Édgar; Yeinier Rosabal, Kárel Pagés, Sajay Herrera (Yúnior González 31´); Yadián Casa del Valle, Miguel García 74'), Dayron Blanco, Maikel Celada.

La Isla (4-4-2): Róger Leyva; Michel Márquez; Yordanis Bruzón; Denis Núñez; Ángel Luis Mateo (Yunier Blanco 42´); Alejandro Portal; Roberto Martínez (Reinier Ramos 65´); Alexei Bauta; Kárel Soto (Félix Fernández 57´); Miguel Ángel Sánchez; Yoandri Puga.

Goles: 1-0: Dayron Blanco (10'); 2-0: Dayron Blanco (80); 3-0 Sandy Sánchez (90 '+2, Penal).

Tarjetas amarillas: Kárel Págés, Miguel Á. Sánchez, Yúnior González, Héctor Rondón, Sandro Cutiño, Yoandir Puga, Dayron Blanco, Denis Núñez, Reinier Ramos
Árbitro: Anniel Quintana (Cienfuegos)
Estadio: Ovidio Torres Albuernes. Manatí, Las Tunas.

Asistencia: 2 300 aficionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario