domingo, 22 de febrero de 2015

Fútbol cubano: Al Expreso le bastó con una sola velocidad

Por Dubler R. Vázquez Colomé (Periodico 26) Las Tunas: Como casi siempre, el Expreso del Centro trajo otra vez a Manatí su inagotable caudal de talento y esa especial virtud de tejer el juego mientras le permite tocar al rival. Con esa conocida fórmula, muchos kilómetros recorridos y una pizca de suerte, sacó tres puntos este sábado, luego de una trabajada victoria por la mínima ante Las Tunas que le consolida en la cima del 100 Campeonato Nacional de Fútbol.
Cambian los nombres de un año a otro, e incluso desembarca en una cancha tan complicada como la del Ovidio Torres sin ese seguro de vida que es Yenier Márquez, pero el elenco 13 veces monarca nacional es siempre reconocible, más allá del legendario color naranja de su camiseta. Con la imaginación de Yanniel Martínez, una máquina de crear juego, la velocidad en punta de Arichel Hernández y la seguridad por alto de Jorge Luis Clavelo y Yosel Piedra, Villa Clara vuelve a ser aspirante a todo esta temporada.
Así lo demostró en tierra tunera este sábado, cuando estuvo lejos de tener una tarde plácida y debió agotar a fondo el arsenal táctico trabajado por el DT Mario Cuesta para escapar con tres puntos de oro, sobre todo por jugar más de 20 minutos con un hombre menos. Cuando a la altura del minuto 69, inexplicablemente Arichel se hizo expulsar con doble amarilla por protestar repetidamente una jugada en la que no tenía razón, su equipo ya ganaba 0-1 e intentaba manejar el resultado, después de haber desaprovechado varias ocasiones claras de ampliar el marcador.
Desde la fracción 44, el guineano Yanko Keita había adelantado a la visita, beneficiado por una pérdida del central tunero Sandro Cutiño y por un excelente pase filtrado del volante Norgermán Hernández. El africano había explotado al máximo su tremenda velocidad para ganarle la carrera a los últimos defensores locales y quedarse en el mano a mano con el meta Julio Ramos, un portero internacional, de calidad probada, pero con cero minutos de juego en la presente campaña. Poco rodado, aterido por la llovizna y el frío, el cancerbero dudó un instante si achicar o no, así que cuando intentó reaccionar no tenía ya nada que hacer, sino ir a buscarla al fondo de las redes.
La única anotación del partido acrecentó en el repleto graderío de la "Danzonera" el debate sobre la conveniencia de dejar en el banquillo al internacional sub-21 Sandy Sánchez, un portero espectacular que bien podría ser considerado el número uno del país. Su convocatoria la semana anterior al entrenamiento de la preselección nacional absoluta inclinó al DT Rewal Ochoa a rotar la única demarcación en la que cuenta con dos estelares, aunque no pocos tenían muy claro que si te visita la realeza debes sacar siempre la mejor vajilla...
El gol de Keita cerró una primera mitad en la que el Expreso arrancó con velocidad crucero, pero fue perdiendo fuelle a medida que avanzaba el reloj, hasta ver cómo el equipo tunero comenzaba a cercar, aunque sin mucho acierto, el arco defendido por Delvis Lumpuy. Fue la historia de un partido de idas y vueltas, con protagonismo alterno y con claras ocasiones en las dos áreas: los visitantes con toque, desmarque y velocidad; los de casa casi siempre en contras precedidas por largos pelotazos, esa epidemia que carcome al fútbol cubano.
Los mejores minutos naranjas se produjeron siempre con Yanniel Martínez sobre la cancha, generoso en la repartición de juego, un verdadero peligro en el balcón del área para una defensa que aguantó una tras otra las arremetidas de la delantera rival. Sin embargo, Martínez abandonó el partido en el 65 y solo unos minutos después Arichel Hernández dejó a su equipo con 10 jugadores, dos circunstancias que cambiaron por completo el guion y pusieron a Las Tunas muy cerca de sacar al menos un empate.
Fue cuestión de centímetros en más de una oportunidad, sobre todo cuando la desesperación empujó hacia el área naranja a todo el equipo local en un final vibrante, con el guardametas Julio Ramos buscando también un cabezazo salvador que nunca llegó. Los del Balcón del Oriente Cubano volvieron a sufrir la soledad del delantero Máikel Celada, hambriento de ocasiones de gol y vencido por Clavelo en cada uno de los muchísimos balones aéreos que sus compañeros se empeñaron en enviarle de manera frontal, y por tanto inútil. Las carencias de una zona de volantes que apenas crea fútbol y la poca participación del internacional Dayron Blanco en la media punta terminaron por condenarles.
La estrecha victoria le sirve al Expreso del Centro para mantenerse como líder perfecto, con nueve puntos y sin permitir goles; mientras que para los tuneros es su segunda derrota en tres salidas como anfitriones, una cosecha poco alentadora ante la perspectiva de viajar el próximo fin de semana hasta la siempre difícil cancha del Rogelio Palacios, en Guantánamo.
Ficha del partido:.
Las Tunas (4-3-3): Julio Ramos; Adriel Cantillo (Jorge Y. Núñez, 74´), Héctor Rondón, Sandro Cutiño (Yúnior González, 61´), Daimar Édgar; Yeinier Rosabal, Kárel Pagés, Sajay Herrera; Yadián Casa del Valle, Dayron Blanco, Máikel Celada (Mainar Rivero, 74´)..
Villa Clara (4-1-3-2): Delvis Lumpuy; Yosel Piedra, Jorge Luis Clavelo, Reinier Banguela, Leyán Torres; Osmani Soto; Norgermán Hernández, Yanniel Martínez (Adriel Rodríguez, 65´), Luis A. Villegas (Luis G. Alba, 84´); Yanko Keita (Juan M. García, 72´), Arichel Hernández.
Goles: 0-1: Yanko Keita (44´)
Tarjetas amarillas: Yeinier Rosabal (31´), Yadián Casa del Valle (41´), Arichel Hernández (69´), Jorge Y. Núñez (82´), Reinier Banguela (90´+1)
Tarjetas rojas: Arichel Hernández (Doble amarilla, 69´)
Árbitro: Internacional FIFA Marcos Brea (Santiago de Cuba)
Estadio: Ovidio Torres Albuernes. Manatí, Las Tunas.
Asistencia: 2 800 aficionados

No hay comentarios:

Publicar un comentario