miércoles, 18 de febrero de 2015

De la historia. Euzkadi (I Parte)

Seleccionado Euskadi

Mientras la Selección Nacional viajaba rumbo a Europa, el 22 de Mayo, llegaba a La Habana procedente de América del Sur, donde la FIFA le había prohibido jugar en Buenos Aires y Montevideo, el Euzkadi; que durante su estancia en México había incorporado a tres de sus grandes figuras: Leonardo Cilaurren, Emilio Alfonso y el portero Gregorio Blasco.

Los vascos regresaban así a la capital cubana de la cual no atesoraban muy buenos recuerdos ya que ha principios de año habían jugado una serie en La Habana de la cual habían salido con un victoria, un empate y dos derrotas.

En aquella ocasión el Euzkadi había arrancado con empate a 4 goles frente al Juventud Asturiano, un empate con sabor amargo porque los visitantes vieron esfumarse una ventaja de 3-0 al final de la primera mitad que llegó a ser de 1-4 promediando la segunda mitad antes de la reacción de los Toros que terminaron empatando el encuentro.

Continuaron cuesta abajo con una victoria clara 3-0 sobre el Centro Gallego antes de redimirse un poco con una victoria 2-0 sobre el seleccionado nacional antes de caer en el partido de la despedida ante los astures en partido de revancha.

Con esos antecedentes y de la calidad de los jugadores añadidos al plantel, la Federación de Futbol de La Habana y la Nacional no desaprovecharon la oportunidad y no tardaron en concertar una nueva serie internacional frente al conjunto verde.

Fue la Selección Habana, misma que había goleado al conjunto mundialista en su despedida, la responsable de abrir la serie y el 29 de Mayo, en los terrenos de La Polar y el Euzkadi que no tuvo compasión del equipo local y de la mano de Lángara, los goleó con marcador de 4-0.

Fue Lángara el encargado de abrir la cuenta por los visitantes a los 27 minutos de juego con un disparo cruzado, el mismo jugador ponía el 2-0 a los 35, marcador con el que ambos conjuntos llegaban al medio tiempo.

De regreso para el segundo tiempo los vascos no dejaron al conjunto local asentarse en la cancha y a los 2 minutos otra vez Lángara se hacía presente en el marcador y a los 9’, Urquiola ponía el 4-0 tras aprovechar muy bien el rebote de un balón que Lángara había estrellado en el poste de la portería defendida por García.

Turquito tuvo la posibilidad de descontar, desde los once pasos,  para la Selección Habana, pero su remate salió por encima del larguero.

Gregorio Blasco
El 5 de Junio volvieron a medir fuerzas, en el mismo recinto ambos conjuntos y Arenas, el técnico cubano, esperando mejores condiciones del terreno, muy pesado en el primer choque por las torrenciales lluvias, para poder explotar la rapidez de sus jugadores ante unos visitantes, de gran maestría futbolística, pero más pesados hizo algunos cambios en su alineación y envió al terreno de juego a García; Mito, Panchito; Avelino, Barrios II, Chuli; Pelayo, Bebito, Requejo, Cubaneleco y Paco.

Por su parte el Euzkadi lo hacía con Gregorio Blasco; Pablo Barcos, Serafín Aedo; Leonardo Cilaurren, José Muguerza, Ángel Zubieta; Manuel Urquiola (que daría paso a Pedro Regueiro en la segunda mitad), Luis Regueiro, Isidro Lángara, José Iraragorri y Emilio Alonso.

No ayudó el clima y la rápida delantera local acostumbrada a pases cortos y a explotar su velocidad, quedó atascada en el barrial en que los aguaceros caídos sobre la barriada de Puentes Grandes convirtieron el terreno de la Polar.

A pesar de ello la selección habanera plantó mejor cara  y aguantó el cero a cero hasta los 73 minutos cuando Lángara envió el cuero al fondo de las redes.

Los criollos no tuvieron tiempo de asimilar el gol  y Lángara clavó el segundo, solo dos minutos más tarde, Iraragorri  sellaba el  triunfo visitante a los 83 con una excelente jugada.

Pero a los muchachos de la selección Habana aun les quedaba la pesadilla del 12 de Junio en el Gran Estadio Cerveza Tropical donde fueron superados claramente 5-0 por los visitantes. Gregorio Blasco; Pablo Barcos, Serafín Aedo; Leonardo Cilaurren, José Muguerza, Ángel Zubieta; José Manuel Urquiola, Luis Regueiro, Isidro Lángara, José Iraragorri y Emilio Alonso (quien salió lesionado a los 18 minutos siendo sustituido por Pedro Regueiro como extremo derecho) alinearon por el Euzkadi, mientras que por los locales García; Panchito, Mito; Mongo, Barrios II, Chuli; Manolo, Pelayo, Requejo, Dávila y Paco formaron los 22 protagonistas iníciales del encuentro.

Lángara fue otra vez el baluarte en el ataque vasco y a los 40 rompía la resistencia habanera con su primer gol de la tarde, a los 49, Iraragorri aumentaba la ventaja y Pedro Regueiro agregaba uno más a los 71 dejando la escena lista para que Lángara cerrara la cuenta con otro par de goles a los 85 y en los segundos finales del partido.

Tras aquella jornada dominical se inició una semana de total incertidumbre sobre la estancia del conjunto vasco en la capital cubana ante la continua presión desde México que le exigían a los vizcaínos viajar a tierras aztecas a cumplir con los compromisos allí adquiridos, presión a la que los medios cubanos, heridos en su orgullo futbolístico por las tres derrotas, respondían con la exigencia de que los ilustres visitantes permanecieran en La Habana y extendieran la serie a la espera del regreso de la selección nacional que había culminado su participación mundialista.
Lángara, el verdugo cubano

Entre idas y venidas se consiguió finalmente alargar la presencia del Euzkadi en la capital cubana entregándosele la responsabilidad de conseguir la primera victoria cubana al Hispano América, que con algunos refuerzos llevó el nombre de Selección Habana.

El 19 de Junio: García – Panchito, Avelino – Barrios I, Barrios II (quien debió ser sustituido por Chuli en la primera mitad tras recibir una cortada en el pómulo después de un choque con Luis Regueiro), Mongo – Romano, Pelayo, Dávila, Cubanaleco y Turco, saltaban al Campo de La Polar en busca de no sólo mostrar una mejor cara y vencer por primera vez a Blasco, sino también de vencer al Euzkadi, que mandó al césped del Campo Hispanófilo a Blasco – Barcos, Aedo – Cilaurren, Muguerza, Zubieta – Pedro Regueiro, Luis Regueiro, Lángara, Iraragorri y Urquiola, quien debió marcharse lesionado en la segunda mitad lo que posibilitó la entrada de Larrinaga.

El terreno seco ayudó al juego del conjunto local que mostró mejores maneras que en las presentaciones anteriores aunque sólo la gran actuación del portero García impidió que la combinación Luis Regueiro, Lángara e Iriragorri lograran abrir el marcador a favor de los visitantes durante la primera mitad, misma en la que los cubanos mandaron un balón al fondo de las redes defendidas por Blasco por intermedio de Cubanaleco tras la salida de un corner lanzado por Turco, gol que sería inmediatamente invalidado, ya que el rubio atacante local había sujetado el brazo del portero visitante al momento de rematar.

El cero a cero y el mejor juego sembró la ilusión de los fanáticos locales, pero a los 12 minutos de la segunda mitad, nuevamente Lángara se convertía en el verdugo cubano anotando el 1-0 y 15 minutos más tarde repetía la dosis para poner el 2-0 con el cual terminaba el partido.

La desilusión por la nueva derrota fue pronto remplazada por el entusiasmo de saber que la comisión nombrada para conseguir que el Euskadi permaneciera en La Habana lograba que el equipo vasco jugara una serie de tres partidos con la selección cubana de futbol, que entre grandes muestras de júbilo regresaba al país el 27 de Junio tras su actuación en la Copa del Mundo de Francia, recibimiento al que no quisieron ser ajenos los visitantes, dejándoselo saber a la Federación Cubana en carta enviada el 24 de Junio:

“Señor D. Enrique Fernández Parajón, Presidente de la Asociación de Foot-ball de la República de Cuba – Habana – Muy distinguido señor mío: Con verdadera satisfacción le dirijo la presente para ofrecer nuestra cooperación al merecido homenaje que tributarán a los bravos deportistas componentes de la Selección Cubana de Fútbol que han tomado parte en el Campeonato de La Copa del Mundo llegando a los cuartos finales y dejando por tanto a gran altura el pabellón de este magnífico país.

Ni podemos ni debemos faltar a los actos que se celebren en su honor por justicia, compañerismo y agradecimiento imposible de olvidr, puesto que Federaciones, Clubs, prensa y afición nos han colmado de atenciones.


Al ponernos por completo a sus órdenes, nos reiteramos de usted Affmos. SS SELECCIÓN VASCA DE FUTBOL. EQUIPO EUZKADI. Fdo. R. Irezabal. Presidente” (Continuará ....)

No hay comentarios:

Publicar un comentario