jueves, 11 de diciembre de 2014

103


La selección que nos representó en los Centroamericanos, sin duda la nota alta de este 2014

Ciento tres años han pasado desde que por primera vez de manera oficial rodó el balón en nuestra querida isla, 103 años en los que el balompié ha ido de rey a plebeyo de mimado a olvidado, apartado reprimido y que en los últimos años parece resurgir, cual ave Fénix de sus cenizas a pesar de que aun se le quiera minimizar, apartar y drenar sus recursos.

Ha sido, este año uno que puede decirse que cerró con una nota positiva y en el que gracias a la actuación de la Sub 21 en Veracruz nos permitimos soñar con u futuro promisorio.

Un año en el que Ciego de Ávila regresó a la cima del futbol cubano, tras varios años de estar a la sombra, en el que Villa Clara se siguió mostrando como el equipo más estable de Cuba y en el que un desmembrado Pinar del  Río volvió a verse relegado a la segunda división nacional.

Un año en el que tanto las selecciones Sub 20 y Sub 17 lograron sus pases a los premundiales de las categorías del año próximo, aunque la primera dejando una pobre imagen en el torneo de Trinidad & Tobago, a pesar de contar con varios jugadores mundialistas en su plantel.

La mayor emuló a la Sub 20 y mostró una cara muy pálida tanto en su gira por Centroamérica como en la Copa del Caribe, donde se vio como un equipo sin ambición y muy lejos de la etiqueta de Campeón con que llegaba a la cita regional.

Fue además el año de la consagración de la generación que hace un año nos llevó a un Mundial Sub 20 por primera vez la historia, al obtener el tercer puesto en los Juegos Centroamericanos de Veracruz, no sólo por la obtención de la medalla bronceada sino por el nivel de juego mostrado en el torneo que hizo que los especialistas y público en general se deshicieran en alabanzas motivando a algunos a aseverar que era Cuba la merecedora de la medalla dorada.

Fue por último un año donde por primera vez salió a relucir el tema de los fichajes en el futbol nacional y la posibilidad de que algunas de nuestras figuras salieran a jugar a ligas foráneas, tema que sigue, como siempre ocurre con estas cosas, en la nevera y con un futuro incierto, a pesar del reclamo popular y del interés de clubs extranjeros por nuestros muchachos.

Un año más y poco muy poco que agregar a nuestro futbol, al menos en lo positivo, esperemos que el 104 sea diferente y se cumplan las promesas, las de los contratos la de la cancha sintética.

4 comentarios:

  1. Gracias por la cronica Mario, no podia ser otro que este blog el que resenhara la fecha, ya que los medios nacionales se suman al silencio de la Asociacion de Futbol de Cuba.
    O quizas el silencio de los medios es una consecuencia de que la AFC no haya hecho nada.
    Por eso no tienen moral.


    Creo que Arian Alejandro tambien saco algo, no estoy seguro. si es asi las gracias para el tambien desde aqui.

    Ihoeldis

    ResponderEliminar
  2. Gran trabajo el de nuestro amigo, Mario, increíble que un amigo y aficionado como Mario aga más que una federación completa, la federación no tiene ni una página web del fútbol cubano,,, eso deverdad que da vergüenza, Gracias bro por mantenernos informados, mis saludos para usted y que viva el fútbol cubano

    ResponderEliminar
  3. No os asombreis de nada!!!!! Dice un viejo poema que es aplicable ahora mismo al olvido voluntario sobre el día del futbolista cubano. Aquí en esta tribuna, nosotros los que amamos este deporte no tenemos otra variante que autofelicitarnos (aunque suene mal y egocéntrico) y felicitar a otros que desde el anonimato lo luchan de corazón. Resaltar que hoy se publica en Juventud Rebelde que Frank Manuel López García, nuestro jugador de la Sub 20 quedó entre los 10 mejores deportistas juveniles del 2014. FELICIDADES MUCHACHO !!!

    ResponderEliminar