jueves, 13 de noviembre de 2014

A sumar de a tres.


Ganar, sí o sí y por varios goles debe ser la mentalidad con la que salga el equipo cubano de futbol esta noche cuando enfrente al seleccionado de Curazao en la segunda fecha del Grupo A de la Copa del Caribe de Futbol para poder llegar al choque frente a Trinidad el próximo sábado.

Complicado es el panorama para los nuestros tras ver como se le escapaba la victoria en el último minuto del partido contra Guyana Francesa, complicado, pero no imposible el pase no sólo a la discusión del título, sino también a la Copa Oro, para la cual clasifican directamente los cuatro primeros.

Ya hace dos años atrás la selección nacional estuvo en una situación similar al caer en su partido de debut y logró salir del atolladero con un par de victorias logradas en gran parte a la actuación magistral de Ariel Martínez que, primero, con dos golazos le dio la vuelta al partido frente a Guyana Francesa y después con un centro preciso a la cabeza de Aliannis Urgellés sacó el barco a flote cuando parecía hundirse sin remedio.

Pero todos los días no son de fiesta como dirían en mi pueblo, y no se puede vivir de lo pasado, o de que un jugador traiga todas las luces encendidas, el equipo tiene que funcionar como tal y estar concentrado, imposible hacer un análisis de lo ocurrido en el primer partido, pues no hay imágenes del mismo y los resúmenes han sido muy escuetos, aunque si se advierte que el equipo al menos en los primeros minutos estuvo demasiado apático o a la espera de lo que proponía el rival.

De haber sido así definitivamente la estrategia deberá cambiar para el encuentro de esta noche, espero, que la delegación cubana haya tenido a alguien ojeando el juego Trinidad – Curazao y al de hoy se llegue con una idea de a que juega el rival, pues Cuba es el Campeón del Caribe y tiene una gran tradición no sólo dentro del estas Copas sino también en el Caribe, no por gusto ha sido el único equipo en estar entre los cuatro primeros lugares en todas las ediciones desde 1999 y eso tiene que refrendarlo en la cancha.

Cuba tiene que salir a ganar, a ofender, no puede sentarse a esperar a ver que es lo que trae el rival y adaptar su juego a lo que proponga el contrario, Cuba tiene ser la que proponga la que dicte las directrices del partido, tener el balón y buscar el marcó contrario, buscar el primer gol y de ahí tratar de buscar un segundo que nos de tranquilidad, no se le puede dar el balón al contrario, ni replegarse, la rapidez y potencia física de los jugadores caribeños es un arma letal si se les entrega el balón.

Nosotros no podemos caer en su juego físico, pes ahí quedamos en desventaja, el jugador cubano siempre ha gustado del toque del balón de la habilidad sobre la fuerza y eso es lo que debemos explotar, Cuba puede, tiene jugadores capaces de desequilibrar pero es indispensable que el equipo funcione, que se apliquen las variantes necesarias para cambiar la cara del partido si se pierde la manija como ocurrió frente a Guyana Francesa en los últimos minutos.

Hoy es el día cero para los nuestros hoy hay que ganar, no se puede esperar al sábado, hoy hay que sacar tres puntos que den tranquilidad para enfrentar al que es sin duda el rival más complicado del grupo, tres puntos, que den tranquilidad y permitan respirar con calma hasta el encuentro decisivo, hay que ganar y se puede ganar.

Ahora sólo queda esperar a que ruede el balón y poner nuestra alma, nuestros corazones con el equipo porque hoy como hace dos años atrás lo necesitan para iniciar otra remontada épica que nos lleve a un nuevo título y seguir demostrando que somos los Leones del Caribe.

1 comentario: