sábado, 25 de octubre de 2014

Y no se pudo

Sentados de izquierda a derecha: Alejandro Luis Díaz (MTZ), Juan Pablo (VCL), Tercer portero, Lázaro Radamés “Coqui” (HAB), Jesusito (MTZ), Jonathan Ramírez (MTZ), Yoniel Alberto González (MTZ).
Segunda fila de izquierda a derecha: Nelson Betancourt (GTM), Ramsés Sariol (GRM), Serguey Campillo (CFG), Carlos Borromeo (HAB), Jhon Daller (VCL), Jeffrey Delgado (ART), Carlos Ramirez (SS).
Tercera fila (detrás) de izquierda a derecha: Raycharles Herrera (CFG), Dariel Morejón (VCL), Jansiel Armando Blanco (CFG), Carlos Sebrango (SS), Eduard Puga (SS), Yordan Alonso (CMG)

La selección cubana Sub 17 de fútbol se quedó a un paso de discutir el título de Campeón del Caribe al caer ayer en su último juego de la fase de grupos frente al representativo de Jamaica.

Los cuba mitos llegaron al partido decisivo con la ventaja de necesitar tan solo un empate frente a los Reggae Boyz para acceder a la discusión del título, pero la mayor experiencia y oficio, primero y la mejor preparación física después salieron a relucir y terminaron inclinando la balanza en favor de los jamaiquinos.

Invictos y sin recibir goles en contra, a los 25 minutos de juego los criollitos se vieron ante una situación desconocida para ellos hasta ese momento, en estas eliminatorias, cuando Peter Vassell envió la de gajos al fondo de las redes cubanas. Difícil poder analizar, con la información que tenemos a mano, el impacto que pudo desencadenar el verse por primera vez en desventaja en todo el torneo, lo que si es cierto es que no se pudo someter la meta jamaiquina y sea por el nerviosismo de ver que se les escapaba la oportunidad de pelear por el título o el cansancio, los nuestros fueron víctimas en los últimos minutos de otros dos goles que definieron el partido.

Nicholas Nelson, quien entró a los 61 aprovechó muy bien su frescura para perforar la meta cubana a los 82 y 85 minutos y así cerrar el 3-0 definitivo, que más que un revés es una llamada de atención a los dirigentes del fútbol cubano, adormilados en la pobre gestión y apoyo a nuestras selecciones.

Si bien hay que aplaudir la actuación y corazón de nuestros muchachos al dejarlo todo sobre el terreno de juego y conseguír la clasificación, no podemos hacernos de la vista gorda ante el poco apoyo que reciben y es necesario alzar la voz para pedir más apoyo, para que no se sigan rompiendo los sueños de nuestros jóvenes.

Es imperativo que la Federación Nacional dedique los recursos necesarios para una mejor preparación de nuestros equipos ya sea a nivel de como encías nacionales como internacionales, no se puede seguir apelando a la bravura y talento innato de nuestros jugadores para lograr resultados, lo de la Sub 20 en Puebla hace un año atrás, cuando clasificó al mundial a pesar de no habérsele preparado correctamente es la excepción no la regla.

Los recursos del fútbol tienen que ir al fútbol, son del fútbol y el futbol cubano los necesita si quiere salir de la oscuridad donde lo quieren meter, es una vergüenza y no tiene justificación ninguna que la cancha sintética que financia la FIFA, no se haya terminado en más de cuatro años que lleva el proyecto, una pena para no repetir la misma palabra usada anteriormente que la escuela de Fútbol Mario López, esté en la precarias condiciones en las que se encuentra y que ha llevado a muchos a definirla como un chiquero prácticamente inhabitable.

Nuestros equipos y nuestros muchachos necesitan la atención y el trabajo serio de aquellos que han sido designados para dirigirlos, de nada sirve que Luis Hernández se la pase de viaje en viaje, que René Pérez quiera montar un búnker. En el Marrero negándole la entrada a la prensa, que Graces y Pereira se la pasen revisando este blog en sus labores detectives as tratando de averiguar por donde se les filtra la información que aquí aparece o que se quieran justificar la fuga de dinero de la Federación con materiales e implementos para la práctica del fútbol, que nunca se compran o se "pierden" en los contenedores del puerto de La Habana.

Es tiempo de cambios y de limpieza, y la lacra debe ser eliminada por el bien del fútbol cubano para que nuestros niños sonrían al final de los 90 y no tengan, como hoy, que secarse las lágrimas de dolor y tristeza.

Arriba muchachos, fuerza, ustedes son nuestros campeones, a mantener la cabeza en alto y a por Santa Lucía, nosotros estaremos apoyándolos

2 comentarios:

  1. Ojalá y alguien pueda ayudarnos a identificar, en la foto que encabeza el artículo, a nuestros muchachos.

    ResponderEliminar
  2. La foto pertenece al grupo que participó en la primera fase por lo que hay jugadores que aparecen aquí que no han estado en Haití y otros que no están aquí y si participaron en Haití.
    Pasamos a identificar a los que aparecen en la foto:
    Sentados de izquierda a derecha: Alejandro Luis Díaz (MTZ), Juan Pablo (VCL), Tercer portero, Lázaro Radamés “Coqui” (HAB), Jesusito (MTZ), Jonathan Ramírez (MTZ), Yoniel Alberto González (MTZ).
    Segunda fila de izquierda a derecha: Nelson Betancourt (GTM), Ramsés Sariol (GRM), Serguey Campillo (CFG), Carlos Borromeo (HAB), Jhon Daller (VCL), Jeffrey Delgado (ART), Carlos Ramirez (SS).
    Tercera fila (detrás) de izquierda a derecha: Raycharles Herrera (CFG), Dariel Morejón (VCL), Jansiel Armando Blanco (CFG), Carlos Sebrango (SS), Eduard Puga (SS), Yordan Alonso (CMG).

    ResponderEliminar