martes, 28 de octubre de 2014

El hombre Guinness

Por: Mayli Estévez Pérez

¿Treinta segundos?, ese es el tiempo que usará usted para terminar esta oración y el mismo que utiliza Erick Hernández para darle con la cabeza 137 toques a un balón. Treinta segundos más y multiplica la cifra a 350. El hombre Guinness en el dominio del balón en Cuba esta vez se dio una
media maratón para una exclusiva con Vanguardia.

La pelota muy cerca, como prueba de la fusión entre ambos, y el consuelo cuando alguna palabra no dimensione su talento real. ¿Le doy una demostración?, pregunta. Para quien más de dos toques seguidos es un estado de gracia, lo que Hernández consigue no tiene comparación.
«El dominio del balón es como una tradición en mi barrio del Cerro, muy cerca de la Ciudad Deportiva donde crecí. Empecé de niño; entonces seguía los pasos de mi hermano, Douglas Hernández, que fue el iniciador del dominio del balón a gran escala en Cuba. Me incorporé por él y me he mantenido por más tiempo, por ello todos los récords obtenidos hasta ahora».
—Son un montón, hazme un repaso... 
—El de la maratón, 42 kilómetros caminando y dominando la pelota en siete horas y 17 minutos,
tengo el récord de 19 horas y 10 minutos dominando con pies, muslo y cabeza. Parado solo con
los pies, que es de 12 horas y siete minutos, ese fue el último que realicé el 13 de mayo de 2014.
Los Guinness de más toques con la cabeza en 30 segundos, 137, y más toques en un minuto que
son 350. También tengo el récord en los 100 metros corriendo y dominando el balón en 17 segundos, y el de mayor tiempo sentado dominando con los pies, que son casi cuatro horas.

—Uf, de solo decirlos suena agotador. ¿Alguna prueba te atemoriza más que otra?
—Todas las pruebas resultan difíciles, en las que son más cortas necesitas de mucha precisión, por mucho que hayas entrenado es muy duro, porque las cosas no te salen de la misma manera. Y el problema de las pruebas largas es que requieren de mucho tiempo, mucho esfuerzo. Pero sinceramente, respeto más los récords cortos que los largos.
—¿Cómo son las relaciones con los Guinness para un cubano?
—Para un cubano se hace extremadamente difícil que el récord te lo puedan homologar, porque es costoso hacer que llegue a Inglaterra, mandarlo por DHL, eso tiene un costo bastante elevado. Para ellos tampoco es creíble que un cubano sea el de esos récords, porque la Isla no tiene tradición en el fútbol. Si fuera un argentino o un brasileño sería más sencillo; el cubano siempre deja una duda respecto a esas habilidades.
—¿Rivales de cuidado? Creo que tienes a un chino atrás.
—A ese le quebré el récord de toques en un minuto, él lo tenía desde el 2007 y yo lo superé el año pasado. Pero tengo más contrarios, porque, como me dedico a varias modalidades, hay unos por aquí y otros por allá, incluso ya existen algunos muy cercanos a mis números».
—¿Referencias de Villa Clara?
—He ido poco, la verdad, pero quien se ha mantenido cerca del fútbol sabe que Zulueta es un referente, su cancha, su historia. La tradición de Villa Clara resulta archiconocida, la cantidad de campeonatos nacionales que han alcanzado, la excelencia de los jugadores que han salido de ahí.
Tengo un ídolo por allá, con quien he tenido la oportunidad de compartir y viajar juntos, Yenier Márquez, excelente jugador y persona.(Vanguardia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario