domingo, 7 de septiembre de 2014

Por si las dudas... Cooper.

Otra tremenda actuación del camagüeyano unido a un gol de Cordovés le aseguró la quinta plaza de los playoff al Charleston Battery.

Un golazo de Heviel Cordoves, su cuarto en la temporada y septimo del año unido a una extraordinaria actuación bajo los tres palos en la segunda mitad de Odinesl Cooper sirvieron para que el Charleston Battery venciera al Harrisburg Islanders en la última fecha de la USL-pro con marcador de 2-1.

Si bien fue un partido en la primera mitad con pocas llegadas de ambos lados fueron los dos jugadores cubanos en ambos extremos del terreno los más importantes con el Motor apuntandose tres de lkos cuatros disparos que hizo el Battery a puerta rival en ese periodo y con Cooper con dos impresionantes atajadas a disparos a corta distancia.

Fue una primera mitad donde ambos también recibieron dos entradas durísimas por parte de los jugadores del Harrisburg, la más peligrosa sin duda la resivida por Heviel Cordovés a los 27 minutos al ser envestido desde atrás por uno de los defensores centrales del Harrisburg, pescado sin practicamente apoyo al jugador cubano que voló literalmente por el aire y fue a inscrustarse en la banca del conjunto visitante de la cual emergió varios minutos más tarde por suerte sin ningún tipo lesión, ya minutos antes Cooper había sido golpeado, con el antebrazo de uno de los jugadores del Islanders, en la parte posterior de la cabeza que lo dejó tirado en el suelo por un par de minutos.

Con el tiempo casi vencido apareció la jugada que desencadenó el primer goll de los locales un balón filtrado entre los centrales y el remate del mediocampista del Charlesto Van Chaij ante el cierre desesperado del guardameta rival que logra contener bien pero deja el rebote que es bien controlado por Cordovés que deja plantado a su marcador se interna en el área y de zurda, cruzado y al segundo palo manda el balón al fondo de las redes para el 1-0 y el júbilo de los presentes.

Si las ocasiones no fueron abundantes durante la primera mitad, estas abundaron en la segunda, sobre todo para los visitantes, que tras el dos cero, pusieron el pie en el acelerador y arrinconaron al Battery que se quedó sin salida con un Diouf, sustituto de Cordovés en el medio tiempo, que a pesar del gol se mostró falto de apetito y la garra que había mostrado el cubano en la primera mitad.

Con la presión del Harrisburg sobre su marcó comenzó el nuevo recital de Cooper bajo los tres palos, aguantando todo tipo de metralla, sin que pareciera hubiese un requisio o forma de derrotar al camagüeyano convertido en un verdadero muro, parecía que redondeaba su décimo partido sin permitir goles en el torneo para así convertirse en el único arquero de la Liga en poner dobles dígitos a ese casillero, parecía…

Pero el último minuto también tiene sesenta segundos y en el cuarto del alargue un cobro desde el banderín de la esquina encontró la cabeza de un jugador del Islander que derribó la resistencia del gigante cubano para poner el 1-2, y no hubo para más el Battery movió desde el centro y el árbitro pitó el final, dejando si bien no con el cero en su puerta con la admiración y reconocimiento de las más de tres mil almas reunidas en el Blackbaud Stadium para el muchacho de Camagüey.

Fue tambié la noche para el retorno de Maykel Chang, tras la lesión en la rodilla que lo mantuvo alejado de las canchas por dos semanas. El Chino se vio bien y al parecer sin molestias de ningún tipo dejandolo listo para los próximos play offs

No hay comentarios:

Publicar un comentario