viernes, 29 de agosto de 2014

Gio se retira.


La noticia fue un verdadero mazazo, un golpe al mentón que nos deja grovy y dar un paso atrás buscando recuperarnos para poder asimilarle. Yordany Álvarez, el “10” se retira, una decisión que conociendo el amor que el muchacho de la Perla del sur tienen por jugar debe haber sido aun más devastadora para él.

La historia comenzaba unos meses atrás cuando Gio se desplomaba en el medio del terreno en un partido del Orlando City, fueron minutos de zozobra para todos los amigos que veíamos el cuerpo de Yordan sobre el césped por sólo unos segundos para después perdernos en la desesperación del rostro de los presentes, única imagen que las cámaras de televisión mostraba hasta que el moreno se levantaba y por su propio pie abandonaba el terreno de juego.

Fue un aire de tranquilidad al que le siguieron largas semanas de exámenes y visitas a diferentes cardiólogos incluyendo los más avezados en el país que terminaron por recomendarle al oriundo de Cienfuegos que debía dar un paso al lado en su carrera deportiva por el bien de su salud.


Considerado como el jugador más talentoso de una de las generaciones más grandes del futbol cubano de los últimos tiempos: La Generación Carrazana, el Yordan brilló por su habilidad con el balón, por su liderazgo dentro del camp de juego, fue el jugador distinto, el hombre capaz de sacar una jugada mágica de la chistera y cambiar con ella el rumbo de un partido.

Nombrado mejor jugador del Campeonato Nacional de futbol del 2007/08, Yordanis sabía que sus alas eran demasiado grandes y fuertes para volar solamente en esa jaula estrecha que es el Campeonato Nacional de Futbol cubano, así que decidió buscar nuevos horizontes, mismo que se abrieron por la puerta trasera de un hotel en Tampa durante el preolímpico del 2008.

Con sólo su talento a cuestas, enamoró en las pruebas abiertas del Aztex de Austin de la USL equipo en el que no demoraría en dejar su marca con actuaciones memorables que lo llevaban por el camino de repetir la actuación de el año anterior de otro cubano: Osvaldo Alonso., ser nombrado el jugador más valioso de la Liga, pero una fractura en uno de sus pies lo dejo fuera de la carrera de un título que llegaría sólo unos años después con el uniforme del Orlando City, equipo al que guiaba a su primer título en la USL.


Título que le abría los ojos al conjunto del Real Salt Lake de la MLS que inmediatamente solicitaba los servicios del cubano, que apenas seis días después de poner pie en el equipo MLSero ya debutaba con una calificación elevada, no fue sin embargo la estancia que todos esperábamos y mantenido siempre a la sombra del ícono del equipo Kyle Beckerman, el Yordan tuvo que conformarse con jugar desde el banco algo que nunca desaprovechó aportando grandes actuaciones y haciendo a los periodistas preguntarse ¿por qué el cubano no era parte del once titular del equipo de Sandy Utah?

Por ello y porque en Orlando aun sus actuaciones llenaban los corazones de la gran afición al futbol en esa ciudad floridana fue llamado inmediatamente por su ex-equipo para liderar la transición del mismo hacia la MLS, trabajo que la enfermedad dejaba inconcluso.

“Estamos profundamente tristes por la noticia, pero la salud de Yordany y su bienestar han sido lo más importante a la hora de tomar esta decisión – expresaba el Presidente y fundador del Orlando City, en la conferencia de prensa donde se anunciaba el retiro de Álvarez – “Conozco a Gio por más de seis años y es un gran ser humano, el ha sido fundamental en el éxito aquí en Orlando. Vamos a extrañar muchísimo sus contribuciones dentro y fuera del campo, nosotros también queremos desearle a este maravilloso amigo lo mejor en el futuro”


Un futuro que no estará desligado al equipo floridano, ya que Yordany trabajará con la Academia Juvenil del Orlando City en el adestramiento y formación de jugadores jóvenes.

“Me gustaría darle gracias al Coach Heath y a toda la organización del Orlando City por las oportunidades que me han dado a lo largo de todos estos años” – agradecía Gio – “Me siento grandemente decepcionado por no poder retornar al deporte de mi vida pero debo considerar mi salud en esta decisión y prepararme a explorar el próximo capítulo de mi vida, estoy muy agradecido a mis compañeros de equipo, mis amigos y fans por su apoyo durante este proceso, me han ayudado mucho más de lo que las palabras pueden expresar”, terminaba con la humildad de siempre el talentoso jugador.

Considerado por todos como el hombre que debió guiar los destinos de la selección nacional de futbol dentro del terreno, fue privado de ello por mentes y políticas arcaicas que nadie con sentido común puede entender y que nos privaron de verlo luciendo el 10 de la cuatro letras y deleitándonos con su maestría.


Pero el tiempo y la historia le darán el lugar que se merece dentro del futbol cubano a este Campeón que tan alto uso el nombre no sólo de nuestro futbol, sino también el de su Cuba, el de su Cienfuegos y la deuda del presente estoy seguro que el futuro se la pagará cuando los dinosaurios desaparezcan y lo veamos por qué no dirigiendo los destinos de la Tricolor desde el banquillo.

Suerte Yordan, sabemos que muchos éxitos y cosas grandes están en tu futuro y gracias… MUCHAS GRACIAS POR EL FUTBOL HERMANO.

1 comentario:

  1. Me he quedado frio con esto. Realmente no sabia nada. Buena suerte en la línea que ahora le toca vivir.

    ResponderEliminar